Según la ciencia, estos dos hábitos te hacen sentir y ver más viejo de lo que realmente eres

Además acelera el envejecimiento, y no es lo que quieres, ¿verdad? Infórmate y cuida tu salud

Fernanda Gonzalez Casafús

Algunos efectos de nuestros hábitos cotidianos van más allá de la estética. Ahora, según un estudio danés, las personas que fuman y beben en exceso no sólo envejecen más rápido sino que los signos de envejecimiento aparecen mucho antes de lo esperado. Y ello tiene un correlato directo con la salud. Entérate por qué.

De acuerdo a Mail Online, y según una investigación que se viene haciendo desde el año 1976, el alcohol y el tabaquismo están asociados con el desarrollo de signos visibles relacionados con la edad y, por lo tanto, generalmente las personas parecen más “viejas” que la edad real. Pero eso no es todo, porque los resultados arrojaron que ésto afecta a la actividad cardíaca.

Los 4 signos de envejecimiento

Los investigadores del Instituto Nacional de Salud de Copenhague, Dinamarca, eligieron medir los signos físicos relacionados con algunas de las enfermedades más comunes relacionadas con el alcohol y el tabaco y lo que demostraron es que el efecto de estas dos sustancias va mucho más allá de la piel.

Así, los expertos eligieron cuatro signos de envejecimiento:

  1. arrugas en los lóbulos de las orejas

    Advertisement
  2. anillos grises o arcos alrededor de las córneas en los ojos

  3. marcas de piel amarillo anaranjado

  4. calvicie masculina

Al parecer, los hombres y las mujeres que beben más de 28 bebidas cada semana y fuman un paquete de cigarrillos al día durante más de 15 años, tienen muchas más probabilidades de desarrollar estos cuatro signos físicos de envejecimiento más temprano que el resto de las personas que no fuman ni beben en exceso.

Por ejemplo, sabemos que el alcohol deshidrata la piel, y eso se traduce en una piel menos elástica y con un aspecto más envejecido. Mientras tanto, las consecuencias negativas del hábito de fumar se ven en la piel, ya que esta costumbre está ligada a la reducción de la producción de colágeno, que daña la elasticidad de la piel en todo el cuerpo, dando lugar a la piel seca y arrugada.

Advertisement

Lo que los expertos enfatizan es que estos 4 signos de envejecimiento presentan características particulares que van más allá de la estética, y que atañen a cuestiones de salud, pues pueden estar relacionada con enfermedades del corazón que, eventualmente, pueden conducir a la muerte.

Arco corneal

Los investigadores encontraron que los arcos de color gris alrededor de la córnea del ojo pueden ser indicadores de enfermedades arteriales tempranas

Piel con manchas amarillas

Para los expertos, estas manchas de piel de color amarillo anaranjado son causadas por el colesterol que se va acumulando justo debajo de la piel delgada de los párpados y puede indicar niveles altos de colesterol en general.

Calvicie en los hombres

La calvicie es más común en hombres jóvenes con hábitos poco saludables, y se ha relacionado con un riesgo elevado de enfermedad cardíaca.

Pliegues en la oreja

Aunque no se ha establecido una relación causal, las personas con arrugas en las orejas son estadísticamente más propensas a desarrollar enfermedades del corazón, según una investigación

Advertisement

Efectos ya conocidos

Ya sabemos que el alcohol y el tabaco no sólo dañan la salud sino la estética de nuestra piel. Los que los investigadores están tratando de demostrar es que simplemente hicieron las conexiones entre estos signos de envejecimiento visibles relacionados con las enfermedades cardíacas y los vicios de beber y fumar de las personas estudiadas. De esta manera, se alienta a la población a reflexionar acerca del consumo excesivo de ambas sustancias, ya que no se trata de seguir un patrón de moda por estar más joven o más bello, sino de cuidar nuestra salud y la vida misma.

El tabaco y la piel

Según el Ministerio de Salud Argentino, el tabaco arruina no sólo la piel del rostro sino la de todo el cuerpo. Asimismo, provoca una alteración de la cicatrización de los tejidos, al disminuir la oxigenación y afectando así la nutrición de la piel. Los fumadores tienen más probabilidades de sufrir necrosis de la piel, es decir, la muerte del tejido, que las personas que no fuman. Por otra parte, el tabaco está también asociado a un mayor riesgo de padecer cáncer de piel.

El alcohol y la piel

El alcohol puede hacer estragos en todo el organismo. La piel, por su parte, recibe un daño directo ya que esta sustancia en exceso acelera la deshidratación y, por ende, el envejecimiento. Además, debido a la misma causa, puede promover la aparición de celulitis, flacidez y acné.

La moderación, una aliada de la salud y la estética

Nada en exceso es bueno. Por lo tanto, si no puedes dejar aún el hábito de fumar o si bebes eventualmente una copa en alguna reunión, debes tener en cuenta que cualquier sustancia en exceso es nociva para el organismo y trae graves consecuencias. La moderación será una aliada para cuidar siempre tu salud y tu belleza. ¡Salud! ¡y que viva la juventud!

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.