Según los expertos, esta es la brecha de edad ideal para que un matrimonio perdure

La duración del mismo debe ir de la mano con los esfuerzos que la pareja ponga para amarse, respetarse y luchar por la relación.

Erika Patricia Otero

El amor es una fuerza incontrolable que en ocasiones nos lleva a fijar nuestra atención, ya sea en una persona mucho menor o mucho mayor que nosotros.

En ese proceso no solo juega un papel importante la atracción física y el aspecto emocional. Al juego del amor entran las personalidades, lo que cada uno busca en una potencial pareja, y además la compatibilidad. Que ese tipo de relaciones con amplias diferencias de edad duren, es tan relativo como los hechos que pueden llevar a dos personas que solo se tienen unos pocos meses de diferencia, a permanecer juntos. Pero esto es lo que dice la ciencia al respecto.

La diferencia de edad en el amor y lo que dice la ciencia

Un estudio realizado en la Universidad de Emory, en Atlanta, concluyó que entre mayor es la brecha de edad entre los amantes, más posibilidades hay que la relación no perdure en el tiempo.

Para llegar a esa conclusión, el estudio fue aplicado a 3 mil parejas participantes y arrojó los siguientes resultados:

1 Cuando la diferencia de edad en la pareja es de 5 años, las posibilidades que de que la relación perdure es de 18%.

Advertisement

2 Si la diferencia entre los miembros de la pareja es de 10 años, las posibilidades de fracaso aumentan hasta un 39%.

3 Cuándo la diferencia de edad es de 20 años, Es posible en un 95% que la pareja fracase.

Sin embargo, hay cientos de matrimonios de famosos que son la evidencia en físico de que la excepción a la regla existe. Para no ir más lejos, puedes tomar como ejemplo el matrimonio entre Hugh Jackman y su esposa Debora Lee-Furness cuya diferencia de edad es de 13 años. También puedes ver el matrimonio de Katherine Zeta-Jones Y Michael Douglas cuya diferencia de edad entre ellos es de 25 años.

En el amor no hay relevancia de si es el hombre o la mujer los que son mayores que sus cónyuges. En el amor, las cosas son mucho más complejas y maravillosas para reducirlas a números o géneros.

Entonces ¿Cual es la diferencia de edad ideal para «garantizar» la duración del matrimonio?

El mismo estudio expone que para una relación amorosa sea duradera, la diferencia ideal entre las partes debe ser de 12 meses. Ellos explican que esa mínima diferencia permite que solo haya un 3%  de posibilidades de fracaso marital.

Advertisement

¿Qué es lo que hace que en el amor funcione a pesar de la diferencia de edad?

Creo que hemos llegado a un punto interesante. La edad en realidad es solo un número; lo que de verdad cuenta en  el amor, crecimiento y tiempo de duración de una pareja, -ya sea que la diferencia de edad entre ellos sea de pocos meses hasta de 2 décadas- es el nivel de compromiso y lealtad de cada una de las partes.

Si quienes dan inicio a una vida en pareja van «cada uno por su lado», priorizan sus propias necesidades y no las de la pareja, y no cultivan el amor a diario porque creen que basta una firma en un papel y una promesa el día de la boda; entonces, así se lleven pocos meses de diferencia de edad, las cosas no van a funcionar.

En cambio, cuando hay compenetración, entendimiento y amor entre las partes que conforman una pareja, el éxito en la relación está garantizado.

Al respecto Hugh Jackman dijo en en una entrevista donde le preguntaron sobre su matrimonio: «Ella (Deb) es lo mejor que me ha pasado«… «Creo que en la vida deberíamos ver y ser vistos por las personas más importantes de nuestras vidas. Con Deb, desde el primer día, lo tuvimos. Y 22 años despué solo es más profundo«. Añadió además en una publicación en la red social Twitter: «Tú y los niños son el mejor regalo que he tenido nunca. Te quiero infinito».

Perdurar en el tiempo no es garantía de felicidad

Las sociedades están llenas de historias de matrimonios que duraron 60 y más años de casados; pero ¿y fueron felices? Algunos sí y otros no.

Advertisement

Argumentos hay muchos para permanecer en una relación donde claramente las partes no son felices. Algunos de ellos, y los más manoseados son: «no quiero dejar a mis hijos sin padre» o «Estoy segura que va a dejar de beber alcohol» o «Tengo fe de que va a cambiar«.

Una cosa clara: un matrimonio es de dos personas; así que el hecho de que una sola persona sea la que da, la que cede, la que se sacrifica, la que trabaja por mantener la armonía y solucionar los problemas, al final termina cansándola y dejándola en una especie de letargo. Lo peor es que -luego de un tiempo- termina importándole muy poco lo que suceda en su matrimonio. Es entonces cuando la pareja  comienza a vivir en automático; comen, viven e incluso duermen juntos, pero ya no hay nada entre ellos, solo costumbre. Y es terrible vivir de esa manera.

Por eso, es importante volver a remarcar: el éxito de un matrimonio no radica en cuántos años de diferencia existen entre las partes; si no hay compromiso y deseos de luchar por la unión, no hay nada.

La invitación final es a que no desanimes. No importa lo que digan los estudios ni ningún experto; ser feliz en un matrimonio va más allá de edades. La duración del mismo debe ir de la mano con los esfuerzos que la pareja ponga para amarse, respetarse y luchar por la relación, lo demás son solo estadísticas.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.