Según un estudio, el hermano menor es el más simpático y divertido

Serán muy diferentes, pero siempre se tendrán el uno al otro.

Erika Patricia Otero

Tener hermanos siempre es una gran ventaja; son tus primeros compañeros de juegos, amigos, e incluso confidentes. Además de eso comparten casa, familia y experiencias. Esas deberían ser razones suficientes para tener muchas cosas en común, incluso maneras de ser. Pero la realidad y la ciencia comprobaron lo contrario.

Crecí con mi hermana que es 4 años menor que yo, y aunque vivimos las mismas experiencias a lo largo de muchos años, la verdad es que en ella hay una chispa que la hace muy divertida.

Puede ser que estemos hablando de la situación más seria, ella siempre tendrá una respuesta divertida, picante y ocurrente que nos hará estallar en carcajadas a los que estemos presentes. Por lo general es muy callada, pero cuando abre la boca para decir algo, siempre nos hace reír.

Todos los hermanos son diferentes; pero si algo marca fuertemente las diferencias entre unos y otros, es la posición que ocupes entre tus hermanos. Es decir, serás muy diferente si eres el hermano mayor, el del medio o el último.

Lo que dice la ciencia al respecto

En Inglaterra el sitio Yougov llevó a cabo una investigación que pretendía saber las diferencias que existían entre hermanos. Ellos lograron determinar lo siguiente: 

Advertisement

El hermano mayor o hijo primogénito (ya sea hombre o mujer) siente que tiene muchas más responsabilidades tanto en su familia como para con sus hermanos. (54 % de los primogénitos dicen que son más responsables que sus hermanos menores, a diferencia del 31% de los hermanos menores).

El hermano más pequeño se siente más libre y por lo tanto es más tranquilo y divertido (46% comparado con el 36% de los hermanos mayores).

Los investigadores adjudican esas características notables más que a la posición que ocupan entre hermanos, a la diferencia de tiempo y edad que hay entre unos y otros. También dicen que puede deberse a la atención que los padres dan a unos y otros; eso hace que los hijos primogénitos tengan que hacerse independientes más rápido.

Por si fuera poco, un estudio adicional llevado a cabo por el profesor Francis Greene, de la Universidad de Birmingham dice que los hermanos menores son más propensos a ser autónomos por su habilidad innata a ser exploradores y rebeldes. Lo anterior les hace más propensos a ser millonarios incluso aunque procedan de familias de escasos recursos.

Las diferencias de personalidad según el lugar que ocupas entre tus hermanos

El psicólogo Alfred Adler propuso una teoría interesante al respecto. 

Advertisement

Dijo que el orden de nacimiento influía mucho en al forma de ser de cada persona. De esa manera y según su teoría podemos encontrar:

El hermano mayor

Suele ser más seguro, estructurado, cuidadoso, organizado, triunfador, responsable. También suelen tener tendencia a parecerse a sus padres , a ser dominantes y perfeccionistas.

Por ser los hermanos mayores tienden a proteger a sus hermanos más pequeños y a tener la necesidad de siempre conseguir lo que se proponen.

El hermano del medio

Este hermano tiende a sentir que tiene menos atención que sus otros dos hermanos; por ello siempre tendrá un círculo de amigos grande en el cual buscará refugio.

Sin embargo, también gusta de ser mediadores y pacificadores cuando hay problemas. Además son más competitivos, rebeldes y tienen dificultad en límites porque llega a ser muy complaciente y adaptable ante las situaciones.

Advertisement

Al hermano del medio le gusta relacionarse, sabe trabajar en equipo y tiende a ser una persona muy fiel.

El hermano menor

Muy diferente a sus otros dos hermanos, el último de los hermanos es muy simpático e incluso seductor sin proponérselo.

Es lo que podríamos llamar y espíritu libre; ésto debido a que su crianza es un poco más laxa que la que recibieron sus hermanos. Por esta razón son más caprichosos, manipuladores, creativos y despreocupados.

Tú ¿Con cual te identificas?

Como sea, tener hermanos es una experiencia agradable que te prepara para muchas cosas en la vida. Sabes además, que cuando tus padres fallezcan podrás contar con ellos pese a las diferencias que existan entre ustedes.

Advertisement

La enemistad entre hermanos ¿Cómo puede ser superada?

Hay hermanos que se llevan muy bien; sin embargo también pueden llegar a darse situaciones que los pueden enemistar por largo tiempo, incluso de por vida.

Lo primero que como padre debes hacer es evitar desde pequeños todo tipo de comparación entre ellos. A veces se cae en este «vicio» con la intención de que se superen a sí mismos o se apoyen en el otro.

Lastimosamente siempre el resultado será trágico. El hermano que es comparado se sentirá mal y muy molesto con su hermano «el perfecto»; y esto si bien en un inicio no les afecte mucho, con el tiempo y si las diferenciaciones continúan la enemistad y la competencia se irá haciendo mayor.

Por eso no compares a tus hijos con nadie. Sé consciente que entre ellos hay grandes y magnificas diferencias que los hacen especiales y debes resaltarlas.

Si la intención es que alguno mejore en un aspecto, en su lugar pídele a tu hijo (su hermano) que es más versado en esa área, que le colabore o ayude a resolver esos inconvenientes. El apoyo mutuo les unirá y les hará saber que se tienen el uno al otro para apoyarse.

Advertisement

Cuando tus hijos estén peleando, cualquiera sea el motivo, solo apártalos y evita que sigan gritándose y diciéndose cosas ofensivas.

Cuando ya se hayan calmado, reúnete con ellos y hablen acerca de lo que causo la pelea. A manera de enseñanza, has que entre ambos hagan algunas labores de apoyo; por ejemplo, que limpien sus cuartos, que arreglen el patio o limpien la cocina. Busca siempre que después de una discusión hagan labores colaborativas juntos.

Vas a ver que aunque tengan peleas ocasionales, siempre sabrán que se tiene el uno al otro y eso vale más que cualquier cosa en el mundo.

Tener hermanos es lo mejor que puede pasarle a alguien. Por eso, procura estar en contacto con los tuyos y cada vez que puedas reúnete con ellos; al final de los días te darás cuenta que son la mejor compañía que puedan tener en la vida.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.