Si estás en la treintena y pasas por una crisis existencial, te conviene leer esto

Las crisis son la manera en la que la vida te invita a hacer cambios para que seas más feliz.

Erika Patricia Otero

La vida inevitablemente es una sucesión de subidas y bajadas. Digamos que la existencia humana es muy parecida a una montaña rusa. No importa si eres rico o pobre, hombre o mujer; ninguno de nosotros se salva de esto. Es más, es parte esencial de la vida; ambas caras de la existencia nos dejan una enseñanza.

Mientras el éxito nos muestra lo que somos capaces de lograr, los fracasos nos aterrizan y hacen que inevitablemente conectemos con nuestro interior.

No es que cada día, mes o año tengamos que pasar por esto; por fortuna, no. Lo que sí es verdad es que hay ciertas edades que son más propensas para que pasemos por crisis. Por ejemplo, pasar de la niñez a la adolescencia representa una crisis. También ocurre cuando «nos hacemos adultos y comienza la etapa de la independencia económica.

Ya entrados en la adultez ocurre lo mismo. Incluso, me atrevería a decir que cada diez años las personas enfrentamos una crisis existencial; la buena noticia es que siempre salimos más fuertes y sabios de cada una de ellas.

Aunque todas las edades y las crisis son interesantes; hoy expondré algunas ideas que te ayudarán a hacer más transitable la crisis de los 30’s.

Advertisement

Crisis existencial de los 30  ¿A qué se debe?

Antes de comenzar quiero dejar claro que no todas las personas sufren crisis existenciales a esta edad. Quienes la viven, por lo regular tiene una vida inestable y poco definida; en definitiva, no son felices y sienten que se les hace tarde para alcanzar sus metas.

Por lo regular se trata de personas solteras que se sienten mal porque les cuesta conseguir una pareja estable. También puede ocurrirle a alguien que tiene problemas laborales o profesionales y se siente infeliz con su carrera o empleo. Esto también pueden sufrirlo personas con problemas matrimoniales y con hijos.

La buena noticia es que la «crisis» es solo un bache en el camino; luego de superarlo, las cosas mejoran enormemente.

Con lo anterior en cuenta, a continuación compartiré varias acciones que pueden ayudar a que la crisis de los 30’s sea más llevadera.

1 Nunca es tarde para alcanzar tus objetivos

Algo a lo que le tenemos mucho miedo es a que se nos pase la vida sin haber «dejado huella». A ver, no todos vinimos a este mundo a conseguir fama y gloria. Quienes lo lograron antes de los 30, se esforzaron mucho desde temprana edad para lograrlo, pero otros no.

Advertisement

No hay nada de malo en llegar a los 30 y no haber podido triunfar. Lo que si es malo es que te compares con las personas a tu alrededor que si  consiguieron sus metas. El asunto es que nadie sabe qué tanto tuvieron que hacer todas esas personas para llegar donde están; además, que también tuvieron sus propios infiernos personales.

Ahora bien, cualquier edad es buena para alcanzar lo que sea que te propongas; solo necesitas voluntad y fortaleza de carácter para que alcances tus sueños. No le creas a nadie las cosas negativas que puedan decirte. Recuerda que la envidia es grande y que el miedo es una fuerza poderosa que no te deja progresar.

2 No debes cumplir las expectativas de nadie

Cuando haces caso a las expectativas ajenas, lo que haces es vivir la vida de otros, no la tuya. Por lo regular, la familia es la que más ejerce presión para que a cierta edad «logres lo que se espera» de ti. La única verdad al respecto es que las cosas para cada persona llegan en tiempos y edades diferentes.

Lo que debes hacer para quitarte ese peso de encima, es ser honesta y expresar cómo su presión te hace sentir. Además, eres adulta y sabes lo que quieres; no le debes respuestas a nadie por mucho que te amen y se preocupen por ti. Es tu vida y solo tú sabes qué quieres de ella.

3 Acepta las pérdidas

A lo largo de la vida hay muchas cosas que se pierden: un empleo ideal, una pareja que creíste era la adecuada, amistades y un largo etcétera. No es tu culpa; piensa que todas esas cosas y personas llegaron para cumplir una misión en tu vida, la cumplieron y se fueron.

Advertisement

Entre más pronto se acepten, más rápida será la recuperación y mejor el aprovechamiento de las enseñanzas que eso que perdiste dejó en tu vida.

4 Vive a tu ritmo

Ir con calma te permite saber con claridad qué es lo que deseas y el camino a seguir. Cuando las personas se apuran para lograr ciertas metas, pronto se dan cuenta que cometieron graves errores.

Es mejor ir con calma para medir cada paso a dar; así no se pierde la motivación y el impulso por eso que se desea.

5 Mereces lo que tienes y tienes todo lo que mereces

Una cosas que pocas personas hacen es ser agradecidos. Cuando agradeces lo que tienes, te das cuenta de cuán afortunada eres. Añádele a eso que tu actitud cambia para bien y muchas oportunidades llegan a tu vida.

Cuando alguien es agradecido, ve la vida con ojos de optimismo. Además, su ánimo cambia para bien y tiene alegría de vivir. Esa es la mejor señal de que estás superando la crisis existencial de los 30.

Advertisement

Lo último que me resta por exponer es que solo tú tienes las riendas de tu vida; si eres infeliz o disfrutas de la vida, es solo tu responsabilidad. Ya con este conocimiento, solo te queda aprovechar cada día y de luchar por lo que deseas y te mereces.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.