Si estás pendiente de estas señales, puedes prevenir un infarto hasta 30 días antes

Hay mucho que puedes hacer hoy para asegurar tu permanencia saludable en la vida de los tuyos. Puedes prevenir un infarto si estás atento a estos síntomas.

Marilú Ochoa Méndez

Alejandra era una madre de familia amorosa.  Sabía que tenía problemas cardíacos, pero sufría de un terrible mal que tenemos muchos adultos: asumía que viviría porque sí, sin tener las precauciones necesarias y prudentes.  «Soy fuerte», se decía.  Recién, había asistido a la consulta con el cardiólogo, quien la había agendado para una operación importante en una semana.

Esa mañana se sentía un poco mal, pero ignoró la petición de su esposo para ir al médico, pues consideró que en su trabajo su presencia era indispensable.  Tristemente, ella sufrió un infarto agudo al miocardio en el camino al hospital, y dejó a su esposo viudo y con un bebé de dos años.

Hagamos hablar a la epidemia silenciosa

Las enfermedades cardiovasculares se conocen como «la epidemia silenciosa». Esto se debe a el grave riesgo que provocan y lo intempestivas que son.

Solo en América Latina, el 9% de las personas tienen colesterol elevado, y un 20% tiene también hipertensión.  Si a esto sumamos el sedentarismo, la obesidad y la diabetes, el riesgo aumenta considerablemente.

Con los estudios médicos pertinentes y periódicos, una alimentación sana y ejercicio regular, podemos mantener el cuerpo sano y fuerte y evitar estos padecimientos.  Sin embargo, con tantas carreras, ansiedad y estrés, escuchamos a nuestro pobre cuerpo solo cuando nos grita a través de un dolor de cabeza, una gripa que nos tumba, o algún accidente fatal, como un infarto.

Advertisement

En México, por ejemplo, el gasto público destinado a la salud, es de los menores de Latinoamérica (solo el 6.1% del Producto Interno Bruto). Tristemente, hay poca cultura de la prevención de enfermedades.

Prevenir es observarnos

La observación detallada de los cambios en nuestro cuerpo, puede permitirnos atender los incipientes problemas de salud que puedan presentarse. El tema es conocernos y saber qué observar, y tener criterios para juzgar qué es sano y qué no.

Este cuidado cobra mas importancia, pues la Organización Mundial de la Salud nos dice que: «el 80% de los infartos de miocardio y de los ACV (accidentes cerebro-vasculares) prematuros son previsibles«.

Señales que deben llamar nuestra atención

A continuación, te presentamos algunas señales que no debes nunca pasar por alto, pues pueden indicarte que tu corazón trabaja a marchas forzadas, y podrías tener un accidente cardiovascular.

Dolor o molestias en el pecho

Este síntoma se presenta al momento en que ocurren los infartos, pero también puede ser un aviso. Si sientes opresión en el pecho, que se prolonga durante varios minutos, sin causa aparente, es importante acudir al médico. Mantente alerta también si sientes pinchazos o ardor continuos en la zona.

Advertisement

Dolor en el abdomen

En algunos casos, este dolor -si va acompañado de náuseas o vómito- también puede ser indicio de una afección cardíaca.  Si presentas estos síntomas, mantente alerta a otras señales.

Fatiga y debilidad en el cuerpo

Si procuras descansar al menos ocho horas, pero al despertarte te encuentras igual o mas cansado que el día anterior, tu cuerpo te indica que existe un problema a atender.  La debilidad también expresa que trabajas a marchas forzadas.  Evita racionalizar estos problemas e ignorarlos, es importante indagar qué te dice tu organismo con ellos y acudir a un especialista, al menos para que tome nota de tus molestias y te ayude a prevenirte.

Dificultad para respirar

Si procuras jalar aire, pero tus pulmones parecen no llenarse, ¡cuidado! Existen personas que presentan esta situación minutos antes de sufrir un infarto, aunque también es una señal preventiva que en ocasiones sucede hasta seis meses antes de sufrir un accidente cardiovascular.

Dificultades para conciliar el sueño

Los especialistas indican que especialmente en el caso de las mujeres, si surgen repentinas complicaciones de insomnio, debes agregar este síntoma en tu siguiente revisión médica.

Arritmia

Cualquier alteración en los latidos del corazón es una señal de que algo no anda bien.

Advertisement

Hinchazón o problemas de circulación

Los problemas de circulación e inflamación de venas y arterias son señal inequívoca de un trastorno cardiovascular; no los pases por alto.

Atención, cuidado y prudencia

Muchos de estos síntomas, por sí solos nos pueden parecer inocentes. Alguno podría decir que son fruto del estrés, de alguna emoción fuerte, e incluso de comer o dormir mal.  Pero si ya has presentado algunos de estos síntomas, y si estás leyendo este texto y los has descartado, pues ¡aquí sigues!.

Sin embargo, la prevención nunca ha sido inútil.  Tu cuerpo es una máquina perfecta, noble pero precisa.  Tomar nota de estas señales es una gran muestra de amor por ti mismo y por los tuyos.

No esperes las señales, invierte en tu salud

Hoy, puedes iniciar el camino a una vida mas sana.  Mientras mas inviertas en tu salud, procurando abarcar los consejos de los médicos para evitar estas condiciones, tendrás una mayor esperanza de vida.

Según nos dice la Fundación del Corazón, «el riesgo cardiovascular resultante de estos factores no es una suma de los mismos, sino que se multiplica«.  Esto quiere decir que si procuras ejercitarte, pero no te alimentas sanamente, ni evitas la obesidad, sigues en riesgo.  Cada factor que no asumimos multiplica exponencialmente los problemas de salud.

Advertisement

Te compartimos maneras específicas de cuidar tu salud brindadas por la OMS:

1 Realiza una vez al año estudios médicos

Mide una vez al año la presión arterial, los lípidos en sangre y el azúcar en la sangre.

2 Consume una dieta sana

Aumenta tu consumo de frutas y verduras, controla el azúcar, las grasas, las harinas refinadas y el alcohol.  Integra a tu dieta carnes magras y proteína vegetal. Recuerda que la obesidad propicia condiciones nefastas para ti y los tuyos.

3 Ejercítate frecuentemente

Se recomienda dedicar al menos 30 minutos diarios a actividades físicas. Esto mejorará no solo tu salud, sino tu ánimo y el manejo de la tensión.

4 Evita el consumo del tabaco

Dejar el tabaco en todas sus presentaciones: cigarro, pipa, puro, provoca una mejora inmediata a tu salud: «el riesgo de infarto de miocardio y ACV(afecciones cardiovasculares) empieza a disminuir inmediatamente después de dejar de consumir productos del tabaco y se puede reducir a la mitad en tan solo un año«, nos recuerda la Organización Mundial de la Salud.

Advertisement

La historia de Alejandra que leíamos al inicio del artículo es muy triste.  De haber conocido las consecuencias de sus actos, ella habría corrido al médico. Tú tienes tiempo hoy, los tuyos te quieren cerca muchos años mas. Cuídate mucho.

Toma un momento para compartir ...

Marilú Ochoa Méndez

Enamorada de la familia como espacio de crecimiento humano, maestra apasionada, orgullosa esposa, y madre de seis niños que alegran sus días. Ama leer, la buena música, y escribir, para compartir sus luchas y aprendizajes y crecer contigo.