Si haces éstas cosas vas a deformar la cabeza de tu bebé ¡que no te pase!

La plagiocefalia puede llegar a tener consecuencias nefastas en la vida de tu hijo, por favor, pon atención a lo siguiente.


Camila Ignacia Gómez González

Si alguna vez has tenido un bebé en tus brazos, seguramente habrás notado que algunos tienen la cabeza más plana de un lado o de otro. Esta condición se llama plagiocefalia y puede tratarse de un problema muy grave si es que no es evitada o tratada a tiempo.

Su origen se basa en las primeras semanas de vida del bebé, es en ese momento en que no se tienen todos los huesos de la cabeza bien fusionados entre sí, por lo que es muy fácil que se puedan llegar a deformar. Lógicamente este problema no surge solo, sino por la excesiva presión que recibe la cabeza de un lado o de otro.

Por esto es muy importante que se siga la recomendación de la Academia Americana de Pediatría, que señala que los bebés deben dormir de espalda, pero con la cabeza hacia un lado. Para ello los padres deben procurar que el apoyo de la cabeza ocurra alternadamente y no siempre hacia un mismo lado. Esto con el fin de evitar que el bebé siempre reciba presión en un solo lado de la cabeza y genere plagiocefalia.

Lo mismo ocurre cuando los pequeños pasan demasiado tiempo apoyados en la parte central de la cabeza, como cuando son recostados en hamacas, mecedoras o coches (carreolas).

Al igual que muchas complicaciones de salud, este cuadro también se divide en grados, puede ser leve, moderada o grave. Y si bien en el caso de ser moderado o leve, se considera solo un problema estético, se debe tener en cuenta que de igual manera puede repercutir en problemas de autoestima en el niño.

Mientras que cuando el problema es calificado como grave, los niños están expuestos a:

  • Problemas de coordinación

  • Alteraciones de equilibrio

    Advertisement
  • Maloclusión dental (problemas para hablar, morder y masticar)

Afortunadamente evitar este cuadro es muy sencillo, basta con seguir algunas de las siguientes recomendaciones:

  • Evitar que pase mucho tiempo apoyado solo en un lado de la cabeza

  • Mientras esté despierto, incentivarlo a pasar tiempo sobre su panza (barriga) para que pueda tonificar los músculos de su cuello.

  • Evitar poner juguetes o adornos en un solo lado de la cuna, pues así solo fijará su viste en una parte.

  • Intentar que pase tiempos acotados en su coche (carreola, carrito) o sobre cualquier otra superficie plana.

  • Cambiarlo de posición cuando es llevado en brazos

De igual forma es muy importante que el bebé acuda a todos y cada uno de los controles con su pediatra, pues ellos basados en su experiencia saben de inmediato cuando el problema se está volviendo serio y pueden dar algunas pautas especiales para lograr corregirlo para evitar problemas más graves en el futuro.

De igual forma es bueno consultar al especialista si notas que al cambiar a tu hijo de posición, comienza a llorar o presenta signos de incomodidad al momento de adoptar la nueva posición. Esto solo con el fin de poder evaluar el grado en que se haya podido desarrollar este problema.

Toma un momento para compartir …

Camila Ignacia Gómez González

Camila, es Relacionadora Pública, con orientación en Marketing, actualmente reside en Villa Alemana, Chile. Es esposa y madre, y ama escribir para ayudar a fortalecer los lazos familiares.