Si tu hijo quiere tener el control, ¡saca provecho de ello!

Los hijos no son nuestros. Son de la vida. Y debemos prepararlos para que dejen el nido con autonomía y confianza en sí mismos.

Fernanda Gonzalez Casafús

La discusión con mi esposo pasa siempre por un mismo punto. Él me dice “no les vayas de atrás”. Y yo me encuentro muchas veces justificando mis actos. “Le ato los cordones porque así salimos más rápido”, “Le alcanzo yo la botella de agua porque ya no quiero escucharle quejarse”, o “termino yo de ordenar los juguetes porque ellos ponen cualquier cosa en cualquier lado”.

Si bien la mayoría de las veces mi hija se ata los cordones por sí sola, mi hijo va a el refrigerador y saca la botella de agua, y ambos juntan a la par los juguetes, es cierto que también como mamá muchas veces les soluciono las cosas a mis hijos. Y eso puede traer sus consecuencias.

Ayudar pero no solucionar

Muchas veces por comodidad, y otras porque es rápido, los padres, en nuestros actos cotidianos, nos olvidamos de que nuestra meta es formar hijos independientes. Ellos deben llegar a la adultez siendo autónomos, autosuficientes y confiados en sí mismos.

Javier Urra, pedagogo, y doctor en Psicología y Enfermería, explica que sobreproteger a nuestros hijos hace ciudadanos dependientes en un futuro. “La sobreprotección provoca personas inseguras, incapaces de tomar decisiones y de enfrentar las dificultades y contratiempos diarios, que no saben asumir las consecuencias de sus actos y con problemas de autoestima”, explica.

Advertisement

Ayer, en una reunión de padres en la escuela de mi hija mayor, la maestra nos instó a que los padres no hagamos las cosas por nuestros hijos. “Si vienen a buscar a la escuela la chaqueta que el niño se ha olvidado, o si vienen a buscar la tarea que el niño no copió, estarán logrando que en un futuro el niño dependa siempre de alguien más para que les haga las cosas”, dijo la docente.

A los niños les encanta aprender

Una de las formas en las que los padres podemos lograr que nuestros hijos se vuelvan independientes es a través del juego y de las tareas cotidianas. ¿Has notado cómo tu hijo quiere limpiar cuando tú limpias, o cómo quiere ayudarte en la cocina?

Puedes aprovechar ese momento para mostrarle cuánto esfuerzo llevan los quehaceres del hogar, y sobre todo que la comida no aparece por arte de magia en la mesa. Asignar responsabilidades, como poner la mesa, acomodar sus zapatos y ropa cuando llegan de la escuela, dejar ordenados sus juguetes para encontrarlos luego, son algunos de los muchos ejemplos prácticos que ayudarán a fomentar la autonomía e independencia de tu hijo.

Ellos quieren tener el control

Advertisement

A los niños les encanta saber que pueden controlar su propia vida. “Yo puedo mamá”, repiten sin cesar. Y somos nosotros quienes debemos darle la confianza necesaria para que realmente crezcan sabiendo que sí pueden. Hoy podrán atarse los zapatos, o abrocharse un botón. Mañana podrán afrontar retos más duros y sentirse orgullosos de ello.

Déjalo participar en la cocina. Según la edad del pequeño, puede cortar las papas, o revolver algún preparado, o ayudarte a limpiar la verdura.

Valora su esfuerzo. Agradece su ayuda, pues ello lo motivará a seguir esforzándose por lograr ser cada día mejor.

Déjalos elegir su ropa. Mi hija salió ayer con una pollera a rayas, unas sandalias de verano, unas medias panty de lana y una playera que le quedaba chica. Ella insistía tanto con ese atuendo que me contuve de decirle que estaba algo ridícula; ella estaba feliz y al fin y al cabo no era nada grave.

Relájate. Me costó un tiempo aceptar que los padres debemos relajarnos. No todo saldrá perfecto. Pero debemos dejarlos hacer, experimentar, observar e intentarlo una y otra vez.

Advertisement

Asígnale responsabilidades. Que sea tu niño el que le dé de comer a la mascota, o que levante los vasos de la mesa, o coloque su ropa sucia en el cesto. Estas pequeñas responsabilidades fomentan su autonomía de una forma segura y eficaz.

A los niños les encanta explorar el mundo. Y en esos nuevos descubrimientos deben saber que hay ciertas cosas que deben saber afrontarlas por sí mismos. Continúa fomentando la independencia de tu hijo para hacerlo un adulto de bien y autónomo. ¡Vas por buen camino!

 

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.