Si vas a viajar con niños, debes leer estos consejos

Durante los periodos vacacionales muchos niños son extraviados o robados, muchas veces porque los padres se distraen o se relajan demasiado. Por favor, que esto no te pase a ti o tus hijos.


Emma E. Sánchez

Todos esperamos el verano para poder descansar, salir de viaje, visitar a la familia y amigos así como conocer nuevos lugares donde podamos relajarnos y pasar tiempo con la pareja y los hijos.

En ocasiones, en medio de nuestro viaje y de la emoción que eso implica, solemos cometer algunos errores y descuidarnos por breves minutos, momentos en los que aparecen los accidentes y quizá hasta grandes desgracias, como perder un hijo. Así que si vas a viajar pronto con tus niños, por favor, toma muy seriamente las siguientes recomendaciones.

1. Los padres son los que más roban a sus hijos

Si los padres están divorciados, cruzando por una mala separación o hay amenazas de parte de uno de ellos, es indispensable que tomes más medidas de seguridad y precauciones. De ser posible, no viajes sola con los niños, mejor hazte acompañar por alguien más de la familia o alguna amistad cercana. Habla con tus hijos, sin sembrarles miedo o resentimientos, y diles que te avisen si ven a papá u otro conocido cerca de ellos.

2. No los sueltes de tu mano

Bastan unos segundos para que se lleven a un niño pequeño y no volver a verlo jamás. No te confíes al uso de correas atadas a pecheras, no dejes a los pequeños en la carriola sin cinturón de seguridad y mucho menos sin supervisión.

.

3. Registra las huellas de tus hijos

En una hoja blanca toma las huellas de cada dedo de sus manos y ponlas en tu cartera o algún lugar seguro. Toma una foto diaria de cómo está vestido y consérvala en tu celular. Quizás te suene exagerado, pero cuando se trata de un extravío pocos padres tienen las huellas de sus hijos o saben con certeza cómo iba vestido al salir de casa.

4. Pide ayuda

En caso de ser necesario, pide ayuda inmediata a una autoridad, un policía, una azafata, etcétera. no confíes en cualquiera que te ofrezca su ayuda. Si vas a ir al baño, es preferible que entres con niños y maletas a dejarlos encargados con algún desconocido. Nunca lo hagas ni los apartes de tu vista.

Advertisement

5. Haz que memoricen información básica

Todos los niños deben de saber de memoria, su nombre, el nombre de sus padres y un teléfono. Enséñales a pedir ayuda, a no separarse de ti, a no acercarse a alguien que les hable en la calle ni aceptar dulces o bocadillos de desconocidos. Enséñales todo lo necesario para que sepan que pueden protegerse a sí mismos.

6. No los dejes solos en los juegos infantiles o la alberca

Muchos niños mueren en los hoteles y centros recreativos debido a que se caen de un juego y se golpean la cabeza, o caen en una alberca y nadie se da cuenta. Disfruta tiempo con ellos, juega, nada y diviértanse juntos. No los dejes solos o lejos de tu vista.

7. No los dejes con desconocidos

Algunos hoteles o centros recreativos disponen de servicios de niñeras cuya única función es cuidar a los niños mientras tú sales a bailar o cenar durante la noche. Nunca aceptes un servicio que no solicitaste. La persona que va a cuidar a tus hijos deberá identificarse plenamente y tú deberás corroborar que sí trabaja para el hotel y que no es alguien ajeno o desconocido para la empresa.

Llama de vez en cuando para verificar que todo está bien con tus niños o mejor aún, evita hacer uso de este tipo de servicios.

.

8. Alerta Amber

Esta alerta se llama así en recuerdo de una pequeña llamada Amber, quien fue secuestrada y luego encontrada sin vida. Actualmente, es un código de emergencia para tener una respuesta de acción inmediata, misma que ha salvado a muchos niños de ser secuestrados en lugares públicos.

Si en algún lugar pierdes de vista a tu hijo, inmediatamente debes contactar a alguien de la empresa donde te encuentras y comunicarle que no sabes dónde está tu pequeño. Ellos inmediatamente procederán a cerrar las puertas del establecimiento, buscar al menor y dar aviso a las autoridades para evitar una desgracia.

El tiempo de vacaciones es para disfrutar y compartir. Evita sin sabores cuidando a tus hijos, ponles atención, no te distraigas y recuerda que en el cuidado de los hijos, nunca, nunca debes bajar la guardia.

Toma un momento para compartir …

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.