Soltar no es decir adiós, es decir gracias; lo que sea para ti llegará

No te resistas a los cambios en tu vida. Disfrutalos y aprende a ver las enseñanzas que te dejan.

Adriana Acosta Bujan

“Soltar no es decir adiós, es decir gracias. Lo que sea para ti llegará y se quedará el tiempo que sea necesario y después se irá. Recibe lo que llegue, aprovéchalo y cuando lo sueltes recuerda que no te estás despidiendo, estás agradeciendo porque formó parte de tu aprendizaje”

Anónimo

Por un instante creí que nunca me marcharía del lugar donde formé un hogar; con mucho esfuerzo y constancia en mi trabajo había logrado conquistar mis sueños que eran tener una casa y mi propia independencia.  Durante diez hermosos años viví en un lugar maravilloso, ese que algún día soñé; rodeada de naturaleza, un inmenso e infinito mar y, lo más importante, con el amor y la compañía incondicional de mi esposo, hijo y mis adorables mascotas.

Sentía que mi vida era perfecta; tal vez con algunos desajustes comunes que toda persona atraviesa a lo largo de la vida. Sin embargo, en cuestión de minutos, todo cambió. Mis sueños e ilusiones se fueron esfumando en cada kilómetro que recorríamos para alejarnos lo más pronto posible; ya que había ocurrido una situación familiar complicada que provocó cambiar nuestra vida de manera radical.

Aún siento mis lágrimas recorrer mis mejillas, mi corazón destrozado y una gran tristeza en el alma que me ha costado trabajo desvanecer. Ahora me doy cuenta que ¡nada es para siempre!, que vivimos apegados a la personas, a las cosas materiales, a las circunstancias de la vida, y por ello es que nos resulta complicado concebir los cambios.

Advertisement

¡Los cambios son para bien!

Seguramente, en más de una ocasión habrás escuchado la frase “todos los cambios son buenos”; y aunque creas por un instante que no es verdad, cuando comienzas a reflexionar te darás cuenta que las cosas por sí solas se acomodan y que tienen un porqué, una explicación y un objetivo, que tal vez no se pueda comprender al instante, pero que lo harás con el paso del tiempo.

El Budismo como doctrina filosófica, en sus ideologías más comunes habla de los cambios y de la idea de que todo muta instante a instante, momento a momento y que nada dura para siempre. Si lo piensas, desde que nacemos va cambiando nuestro mundo; las personas que conocemos se van tarde o temprano, los sueños cambian, nuestra manera de ser y de pensar, nuestros mismos intereses y organismos, todo absolutamente todo tiene una evolución y un cambio.

Aferrarnos a una idea de pertenencia y de apego a las personas, las cosas o las circunstancias nos daña profundamente, hasta lograr adaptarnos y aceptar la vida presente. Debemos estar conscientes que la tristeza, el dolor, las malas experiencias, así como las alegrías, los éxitos y las buenas cosas de la vida tienen un final.

Pero, ¿cómo aceptar los cambios?

Nadie dijo que aceptar los cambios en la vida sería algo fácil, sin embargo, lo mucho o poco que pueda afectarte, estará en tus manos. Es decir, solo tú y nadie más que tú podrá adaptarse y aceptar cada situación por más difícil que parezca o incapaz que te sientas para superarlo.

1 Deja de aferrarte al pasado

Es importante no resistirse al cambioaunque el miedo y la incertidumbre te agobien; ya que será inevitable y tarde o temprano este se va a producir, porque es lo natural. Por ello, hay que tener en mente que siempre los cambios son buenos y necesarios, que pasan porque tienes que aprender de alguna situación para poder fortalecer algunas áreas en tu persona.

Advertisement

Si ves el cambio como una tragedia, difícilmente podrás aceptar tu realidad y perderás el enfoque de tu vida presente. Sabes que los cambios son pérdidas inevitables, pero mientras comprendas que algo bueno está por llegar a tu vida, será más sencillo aceptarlos.

2 Arriesga y gana

Algunas veces, nuestro camino va tomando rumbos desconocidos, tal vez dolorosos por causa de las decisiones que tomamos; pero otras veces, nuestra vida está destinada a experimentar situaciones que no tenemos el control y que nos obligan a tener un cambio. Ya sea por las decisiones o porque habrán cosas que no dependan de uno mismo, es importante aprender a tomar riesgos.

Concéntrate en las cosas positivas que tendrá ese cambio, analizando los pros y los contras de la situación, de esa manera podrás plantearte nueva metas y objetivos que te ayudarán a sentirte mejor.

3 Lo que puedes aprender

Tal vez deseas regresar el tiempo y quedarte por un instante en tu vida pasada, ese momento donde alguna vez te sentiste segura y feliz. Sin embargo, ahora tienes la oportunidad de recuperar tus experiencias pasadas (buenas o malas) y vivirlas en tu presente corrigiendo errores, es como ir trazando un nuevo camino y destino.

La vida es así, aprender de las equivocaciones para evitarlas nuevamente. Esta nueva vida de cambios te permitirá comenzar de cero, abriendo nuevos horizontes y sueños.

Advertisement

4 Buenos momentos

Es fácil decir que no tengas pensamientos negativos, como si tuvieras una varita mágica todo el tiempo para cambiar tu manera de sentir. Deberás hacer un esfuerzo para evitarlos; concéntrate en pasar momentos agradables, divertidos y que te hagan sentir tranquila. Es momento de consentirte, de amarte y de reunir todas tus fuerzas para continuar sintiéndote invencible.

Lee también: 7 maneras de lidiar con los cambios en tu vida

5 Vive el presente

Son tantas maravillas que podemos disfrutar cada día con solo mirar a través de la ventana un nuevo amanecer, de escuchar los pajaritos cantar o disfrutar el aroma y el sabor de un café recién preparado, que por estar lamentándonos y resistiéndonos a los cambios no las percibimos.

Se trata de disfrutar el presente, de conectarte con tu yo interno, de agradecer al universo todo lo que tienes y de valorar la compañía y el amor de tu familia y seres queridos. Dale un valor significativo a cada experiencia para llenarte de satisfacciones y alegrías.

Mantén la calma y comienza a tomar el control de tus emociones, permitiéndote a ti misma ser feliz. Toma el tiempo que sea necesario para asimilar y aceptar tu realidad, recuerda que todos los cambios que experimentes en tu vida siempre llevarán cosas positivas. ¡La vida continua, así que súbete al barco y comienza a deleitarte con las maravillas del mundo!

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias