Sonambulismo: consejos para enfrentarlo

¿Eres sonámbulo y no sabes qué hacer? ¿Conoces a alguien que es sonámbulo y no sabes por dónde comenzar a tomar precauciones?. Entonces este artículo te será muy útil.


Camila Ignacia Gómez González

No recuerdo una fecha exacta en que comencé a ser sonámbula. Pero la primera vez que sospeché que algo no andaba bien, tenía cerca de quince años. Me fui a dormir como cualquier día, pero desperté a las cuatro de la mañana cuando sentí mucho frío y busqué entre sueños mis sábanas para acomodarme mejor. Fue entonces cuando descubrí que estaba sentada en la escala de mi casa. Me paré algo apurada y subí a mi habitación, pensando que sería algo pasajero, pero no fue así.

Los episodios se hicieron más frecuentes al enfrentar situaciones de mucha tensión, incluso llegando a salir completamente dormida a la calle.

Luego de esta serie de situaciones “anormales” en las horas de sueño, como familia visitamos un neurólogo, que nos explicó ciertas precauciones a tomar para que mi vida no corriera peligro. Si por alguna razón eres sonámbulo o tienes cerca a alguien que lo sea, es bueno que sigas los siguientes consejos:

1. Cierra bien puertas y ventanas

Antes de irse a dormir, es bueno que puedas revisar que todo esté perfectamente bien cerrado. Porque increíblemente los sonámbulos somos capaces de salir por los lugares más insólitos de la casa. Con sonámbulos o no, siempre hay que tener cuidado para prevenir accidentes.

2. Esconde llaves

No solo de puertas, sino también si es que conducen de automóviles (carros). Se han dado varios casos de personas que han conducido hasta otras ciudades mientras dormían, pudiendo provocar cualquier tipo de accidente.

3. Aleja cuchillos, tijeras y todo objeto corto punzante

Muchas veces me pasó que desperté en plena tarea de ponerme a cocinar. El riesgo de tomar un cuchillo o una tijera estando dormido es muy alto. Una caída o maniobra puede generar un corte importante en la persona.

4. No temas en hablar a un sonámbulo

Muchas veces mi marido prefirió guardar silencio y solamente tomar mi mano para devolverme a la cama, pero el médico le explicó que no hay problema en despertar a alguien que está en este estado. Lo importante es que sepas que puede despertar algo desorientada, pues no sabe qué está pasando en ese momento.

Advertisement

5. Presta atención a los obstáculos del camino

Evitar dejar zapatos o cualquier objeto que pueda producir una caída que deje como consecuencia alguna lesión grave.

6. No temas

Los episodios suelen darse de manera esporádica, no es algo que ocurra todos los días. No desarrolles temor ante las actitudes que pueda tomar quien está dormido.

7. Es normal que al otro día no recuerde nada

Tal como si nos borraran la memoria, al momento de despertar, no somos capaces de recordar absolutamente nada. En ocasiones, me doy cuenta que he estado sonámbula solo por un fuerte dolor de cabeza que me aqueja al otro día.

8. Concurran a un especialista

Muchas veces el sonambulismo está dado por situaciones extremas de estrés, predisposición hereditaria o conflictos internos sin resolver. Por tal motivo, si perciben que la situación se ha tornado grave, es mejor consultar con un especialista, para saber de dónde provienen las causas del sonambulismo.

Debes saber también que ser sonámbulo no es nada grave, a veces puede resultar algo vergonzoso, pues hacemos cosas que no logramos recordar con claridad, pero te aseguro que —gracias a ello— más de alguna anécdota tendrán para contarle a sus nietos.

Debes saber también que ser sonámbulo no es nada grave, a veces puede resultar algo vergonzoso, pues hacemos cosas que no logramos recordar con claridad, pero te aseguro que más de alguna anécdota tendrán para contarle a sus nietos.

Toma un momento para compartir …

Camila Ignacia Gómez González

Camila, es Relacionadora Pública, con orientación en Marketing, actualmente reside en Villa Alemana, Chile. Es esposa y madre, y ama escribir para ayudar a fortalecer los lazos familiares.