Soy tu amiga (pero NO PUEDO contarte ésto)

Los amigos siempre estarán allí para ayudarnos, comprendernos y motivarnos, pero hay cosas que no es conveniente que sepan.

Fernanda Gonzalez Casafús

Tener amigas es genial. En ellas confiamos. Ellas nos ayudan y nos ayudan a ser mejores personas cada día. Sin embargo, hay ciertas cosas que deberíamos mantener en la más estrecha privacidad, por el bien mismo de la amistad.

Muchas de nosotras tenemos esa amiga que es como una hermana. Son confidentes y sensacionales para dar consejos, pero hay algo que deberíamos mantener en privado, y tiene que ver con los asuntos de pareja.

Tu amiga no necesita saber cuántas veces tú y tu pareja han tenido relaciones íntimas en la última semana, ni cómo manejan las finanzas, ni mucho menos le interesa saber acerca de ese defecto doméstico que tanto te molesta. Simplemente hay cosas que deben quedar entre él y tú.

Aún recuerdo cuando una amiga, en los inicios de su relación con un joven, me hizo revelaciones algo divertidas acerca de anécdotas con su pareja, quien por ese entonces era sólo alguien a quien estaba conociendo. Luego de un tiempo la relación se afianzó mucho, pero yo ya sabía demasiado.

Hay ciertas cosas de las que luego puedes arrepentirte. Una amiga puede ser para toda la vida, pero tu pareja -si las cosas van bien- también estará allí siempre a tu lado. Por ello, debes cuidar que ciertas cosas queden en la más cálida intimidad de tu relación amorosa, para que el amor que crezca entre ustedes sea puro y comprometido.

Advertisement

1.Problemas financieros

Claro que a veces acudimos a nuestras amigas para obtener asesoramiento u opiniones. Sin embargo,  en líneas generales, nadie debería saber exactamente el movimiento de dinero que maneja la pareja ni en qué lo gastan. No está mal comentarle de vez en cuando, al sentirte abatida por alguna situación particular, pero no es prudente resolver estos problemas por fuera de la pareja, sino que es conveniente conversar acerca de ello y encontrar una solución en el núcleo mismo de la relación.

2.Detalles íntimos

Tus amigas no necesitan saberlo. La lealtad y el respeto hacia tu pareja jamás debería ponerse en juego. Y contando cosas acerca de la intimidad de ambos sólo pones a tu pareja en una situación vergonzosa y vulnerable. La intimidad en una pareja es una conexión especial que permite seguir alimentando el amor. Cada cosa en su lugar.

3.Defectos

Advertisement

No es buena idea contarle a tu amiga acerca de los defectos que tiene tu pareja. Si deja la tabla del inodoro levantada, si no lava la taza después de usarla, si ronca demasiado y si no es demasiado caballero contigo, son detalles que debes conversar en pareja y no “sacar trapitos al sol”, como decían en mis pagos. Que tus amigas sepan de los defectos de tu pareja hace que la intimidad de él se vea vulnerada y ello habla de tu falta de códigos. Y no quieres que tus amigas piensen ello de tí.

4.Problemas de salud que lo avergüencen

Si la calvicie está siendo un problema en la vida de tu pareja, o está teniendo problemas gastrointestinales, o sufriendo halitosis, éstos son pormenores muy personales que nadie más que él y tú deberían saber. A tu pareja no le interesa que tus amigas sepan cuándo él visitó al médico por última vez ni que fue operado de varicocele hace unos años. Cuida de la intimidad y la integridad de tu pareja; él se lo merece.

5.Secretos

Él te ha confiado su más preciado secreto. Ha depositado en tí su confianza. Contarle a tu amiga aquello que él ha mantenido en reserva por tanto tiempo no hace sino traicionar su franqueza y credulidad en tí. Además, si se trata de un secreto familiar, que él no quiere que se sepa, debes respetarlo. Puedes confiar mucho en tu amiga, pero hay un dicho que dice “Confía en Dios, pero amarra tu camello”

Advertisement

Alimentar el círculo sagrado

Con mi esposo siempre decimos que nuestras cosas íntimas deben quedar en un “círculo sagrado”, imaginando éste como un círculo de fuego donde nadie puede entrar y del cual no debemos salirnos. Ahora también están dentro de él nuestros hijos.

No metas a extraños dentro del círculo sagrado sagrado de tu pareja. Juntos pueden vencer adversidades y apoyarse mutuamente en lo que emprendan. Los amigos siempre estarán allí para ayudarnos, comprendernos y motivarnos, pero debemos saber acomodarnos en el lugar que nos corresponde, para no confundir roles y para no alimentar susceptibilidades.

Sigue alimentando tu amistad como lo vienes haciendo, y tus amigas comprenderán que eres una noble persona al cuidar y respetar la intimidad de quien amas (y aprenderán mucho de ti).

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.