Sugerencias prácticas para criar hijos independientes

En este artículo encontrarás sencillas ideas que te ayudarán a formar hijos seguros e independientes, haciendo algunas tareas en casa. Te invito a leerlo.

Emma E. Sánchez

Cada ciclo escolar se repiten en la puerta del preescolar dos tipos de escenas. Primero, la que más me gusta: padres felices, emocionados y hasta un poco nerviosos al despedirse de sus pequeños que van por primera vez al kínder. Esta escena gusta mucho porque la familia se despide, los niños corren emocionados a vivir una nueva experiencia y los padres que se quedan en la puerta disfrutando la alegría de su niño. Luego, la segunda escena: niños que lloran y lloran porque no quieren entrar a la escuela y se agarran de donde puedan para no ingresar; junto a ellos, padres tristes, angustiados (principalmente las madres) que sufren junto a sus niños la separación. A veces hay gritos, forcejeos con los niños y la educadora; hasta me han tocado casos en los que el niño gana la batalla y no entra a la escuela.

¿Por qué sucede esto? Si bien puede haber tantas razones como niños y padres hay, existe una que es la más común entre todas: los padres no prepararon a su hijo para esta nueva etapa de vida. Y lo que es aún más grave: no lo están preparando para ser independiente.

Tal vez sea un poco cruel o duro lo que te voy a decir, tal vez te moleste o inclusive te desagrade, pero no podrás decir que miento: No vamos a estar con ellos toda su vida y tampoco podemos, ni debemos estarlo. Por ello, es muy valioso educarlos y capacitarlos para que tomen decisiones correctas cuando estén solos, para que sean capaces de sostenerse a sí mismos y, sobre todo, para que lleguen a ser independientes.

Así que aquí te presento pequeñas y sencillas ideas prácticas para que prepares a tus hijos para ser independientes:

Entre los 2 y 4 años

  • Poner sus juguetes en una caja.

    Advertisement
  • Poner la ropa sucia en un contenedor.

  • Poner la mesa.

Entre los 6 y 8

  • Alimentar una mascota.

  • Tender la cama y limpiar su dormitorio.

  • Lavar su plato y cubiertos.

    Advertisement
  • Regar las plantas.

  • Preparar comidas sencillas o bocadillos.

  • Practicar un deporte

A partir de los 10 años

  • Lavar su propia ropa y permitirle vivir las consecuencias por no hacerlo.

  • Hacer compras acompañado e ir permitiéndole que vaya solo a la tienda cercana a la casa.

  • Administrar una cantidad pequeña de dinero.

    Advertisement
  • Lavar el baño.

  • Preparar comida un poco más elaborada.

  • Usar el teléfono (de todo tipo).

  • Hacer costuras sencillas.

Después de los 12 años

  • Viajar sin padres (sí ya sé, esto te aterroriza; las primeras veces que mis hijas viajaron en camión colectivo para ir a la escuela, su padre se iba siguiendo el camión para vigilarlas).

    Advertisement
  • Aprender a hacer todo el aseo de la casa.

  • Cocinar en parrillas eléctricas, hornos y con fuego.

  • Primeros auxilios básicos.

  • Hacer compras llevando un presupuesto.

  • Lavar y planchar su ropa.

    Advertisement
  • Cuidar de sus hermanos pequeños (sin que se convierta en su niñera, por favor).

  • Responder por sí mismo en la escuela.

Y bueno, llegará la edad de enseñarle a conducir, cambiar una llanta, terminar una relación, obtener crédito en un banco, quedarse solo en casa… ¡tantas cosas! Todo es valioso e importante y, ¿sabes cuál es la lección que les debe quedar clara y nunca olvidar? Que papá y mamá los aman tanto, que les regalaron el don de la libertad para vivir su propia vida. Créeme, no hay nada que a un padre o madre llene de más orgullo, que saber que su hijo sale adelante por sus propios medios, que no tiene medio al futuro y que es una mujer o un hombre de bien.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.