Sus hijos, los tuyos y tú: 4 consejos para ser una buena madrastra

Conoce algunos consejos para ser una buena madrastra y lograrás unir a toda una familia.

Adriana Acosta Bujan

Ocupar el lugar que fue designado por la madre no es sencillo, se trata de un desafío y esfuerzo doble, sobre todo si tienes que cuidar y educar a los hijos de tu pareja y a los tuyos al mismo tiempo.

¿Las madrastas serán las malas del cuento?, muchas son las circunstancias para llegar a ser madrastra, como cuando el esposo es viudo o es divorciado. Estas dos situaciones son totalmente diferentes y no por ello tu forma de actuar ante los hijos ajenos debe cambiar, al contrario, se deberá solidificar una familia a pesar de la ausencia de la madre.

Petra es una amiga la cual está pasando por una situación en la que debe de educar y cuidar al hijo de su esposo actual. Para ella no es sencillo porque sus hijos viven en otra ciudad y la madre del niño lo visita con frecuencia. En muchas ocasiones me ha pedido algunos consejos, porque está confundida y no sabe cuál es el papel que debe ejercer ante su nueva familia.

Si estás pasando por una situación similar a continuación te describo algunos consejos que te ayudarán a reflexionar y ser una buena madrastra.

1. Nunca serás la madre

Es un error pensar que podrás algún día ocupar el lugar de la madre biológica, a pesar de los muchos esfuerzos que hagas. Sin embargo, eres una persona con toda la autoridad para enseñar, disciplinar y guiar a los hijos de tu esposo.

Advertisement

Te recomiendo que antes de exigir o decidir algo sobre la vida de tus hijastros, consultes y platiques con tu pareja, para evitar confundirlos. Deberás tener claro cuál es el papel de autoridad que tienes, así ellos te respetarán cuando les ordenes o digas algo.

De igual manera, platica con los niños y diles que tu amor por ellos es incondicional y que nunca será tu intención ocupar un lugar que no te corresponde, déjales en claro que serás una amiga en la cual pueden confiar y con la cual podrán divertirse cuando ellos quieran.

Para orientarte sobre el tema lee:¿Has hablado con tus hijos sobre el amor?

2. Nunca te expreses mal de la madre ausente

Es muy triste para los niños escuchar que alguien se expresa mal de su madre biológica, esté viva o no. En el caso de que la madre frecuente demasiado a su hijo y escuches que ella habla mal de ti, no te alarmes, mejor actúa con la razón y no con las emociones; evita enfrentamientos y discusiones que generen consecuencias graves. Recuerda que es mejor quedarse callada ante tal situación, mejor platícalo con tu esposo y no caigas en un círculo de insultos y malos entendidos.

3. No hagas comparaciones

No pienses “mis hijos son mejores porque…”, “seguramente su ex esposa era…” , “mi suegra quiere más a mis hijos porque son obedientes”. Te recomiendo no hacer comparaciones con los hijos propios y ajenos, con las parejas pasadas o con los familiares, en vista de que todos somos diferentes. De hacerlo puedes afectar la autoestima de la persona a quien estas comparando, generando sentimientos como envidia, celos y frustración. Mejor concéntrate en convivir de una manera armoniosa y pacífica.

Advertisement

4. Acude con un especialista

Así como para ti es un gran reto ser parte de una nueva familia, también lo será para los hijos de tu esposo y los tuyos; todo a su alrededor cambia, como por ejemplo costumbres, cultura y convivencia. No importa la edad que tengan o el grado de madurez porque todo es un cambio constante hasta lograr una adaptación.

Si percibes que tanto tú, como los hijos de tu esposo o los tuyos necesitan acudir con un especialista para tener una orientación y lograr tener una convivencia sana, no dudes y agenda una cita lo antes posible; ellos te ayudarán a alcanzar tus objetivos.

Por lo tanto deberás considerar que solo con amor, paciencia, comunicación y respeto podrás tener una familia unida que viva en armonía. La madrasta no siempre se debe pensar como algo malo sino al contrario como una persona que estará dispuesta a amar incondicionalmente.

Mejor actúa con amor y lee: Conviértete en hada madrina de tus hijos, regálale estos 5 dones

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias