Te sorprenderá lo que puede hacer por ti un simple dibujo

¿Estrés? libérate de el con estos simples ejercicios y verás cómo cambia tu vida.


Erika Otero Romero

La vida de los adultos es estresante desde donde sea que la mires, sea que tengas problemas o no, siempre hay algo que no termina de ir como debería, esto hace que el cerebro se agote y por momentos colapse.

Si te ha pasado que olvidas como se llama un objeto y sientes que tienes su nombre en la punta de la lengua pero ni por esas te sale, no recuerdas donde dejaste las llaves o el celular, te embotas y no puedes recordar un detalle del día anterior que es crucial para algún mandado o diligencia, entonces es momento de tomarte las cosas con calma y hacer algo para favorecer tu cerebro.

Para impedir que los percances descritos arriba dejen de ser habituales y potencialices tu capacidad cerebral a un mayor nivel, a continuación encontraras una serie de hábitos y ejercicios que ayudarán a lograr esas metas.

1. Sal de tu zona de confort

Si pasas el día frente al computador o el televisor es una buena idea que cambies tu rutina. Para un rato tu trabajo o tu momento de descanso, sal a caminar, cocina una nueva receta, has algo que jamás hayas hecho y así empezarás a estimular tu cerebro.

2. Ejercítate

Hacer aeróbicos, salir a caminar, hacer sentadillas o algunas lagartijas al día es fundamental para fomentar tu inteligencia ya que en cada ejercicio genera más oxígeno para tu cerebro y tus ideas serán más claras.

3. Entrena tu memoria

Hay varias formas de lograrlo. Una de esas formas es memorizar números de teléfono, direcciones y secuencias de colores, nombres de ciudades, países o lo que sea.

Otra buena opción es que mientras logras conciliar el sueño empieces a recordar de atrás para adelante todo lo que hiciste a lo largo del día y retrocedas hasta donde te deje el sueño, al otro día hazlo de nuevo. Con el paso del tiempo verás que poco a poco podrás ir recordando cada vez más y con más detalles cosas de tu vida que no creerías.

Advertisement

4. Alimenta tu curiosidad

Cuestiónate todo lo que te rodea, con ello obligaras a tu cerebro a trabajar y a no estar en letargo. Si escuchas una noticia pregúntate que tan cierta es y busca respuestas a eso por ejemplo.

5. Piensa positivo

Poco a poco cambia tus pensamientos derrotistas por otros colmados de buenas perspectivas, esto te ayudará a eliminar el estrés y la ansiedad, ya que estas 2 deterioran tus funciones cerebrales e impide la creación de nuevas.

6.Come saludable

Aunque no lo creas todo lo que comes beneficia o perjudica tus procesos cerebrales puesto que el consume el 20 por ciento de oxigeno y nutrientes que entran a tu organismo a través de la comida.

7. Lee

No es broma. Leer es la mejor manera de activar tu imaginación y potenciar tu cerebro pues cuando lees haces un gran esfuerzo para imaginar lo que estás leyendo.

8. Duerme el tiempo necesario

Si duermes poco como si no lo haces en lo absoluto, tu cerebro no descansa, no se “limpia y no libera toxinas, como resultado tus funciones como estar alerta, poner atención o la memoria a corto plazo se verán afectadas.

9. Deja de lado la calculadora

Aunque es práctica, no beneficia mucho al cerebro, así que procura hacer tus cuentas sin usar la calculadora pues activarás tu cerebro de mejor manera.

Ahora bien, a continuación encontrarás un listado de actividades que ayudarán de forma casi que instantánea a poner tu cerebro en orden en momentos de urgencia.

Cuando te enojes puedes dibujar líneas y luego círculos

: Las líneas simbolizan agresividad, por lo que te servirán para liberar el enojo, a medida que te vayas sintiendo libre de esa emoción comienza a hacer trazos más suaves con formas redondeadas.ir realizando trazos más suaves, con formas redondeadas.

En momentos de tensión, has patrones

: triángulos, cuadrados o cualquier otra figura que tenga algo de forma. Al tratar de darles algún sentido tus problemas te irán abandonando.

Si te sientes decepcionado, replica una pintura

: No es necesario que seas un buen pintor, solo basta que intentes imitar una pintura o dibujo que te guste, pues al concentrarte en los trazos, esos pensamientos que te ahogan se desvanecerán.

Advertisement

Si necesitas entenderte, dibuja mándalas:Estas graficas tan en moda ahora te ayudarán a encontrar paz y tranquilidad.

Para concentrarte, dibuja con puntos: El puntillismo es una técnica de pintura perfecta para reencontrar la concentración.

En momentos de desesperación, dibuja caminos

: cuando te sientes desesperada pierdes la meta y dejas de ver tus posibilidades. Dibujar caminos te re-ubica en el sendero, dándote tranquilidad.

En momentos de tristeza, dibuja arcoíris y flores

: Al ser patrones coloridos te ayudarán a cambiar tu estado de ánimo y dejarás de ver todo tras el velo de la tristeza.

En momentos de agotamiento emocional, dibuja paisajes verdes

: Salir a caminar es una buena opción, pero no siempre se puede, dibuja paisajes con árboles, prados y cosas por ese estilo. Verás cómo repones energía y te ayuda a sentirte esperanzada.

Dibuja espirales si lo que sientes es que estás estancado

Los espirales son representaciones del desarrollo, te ayudan a rememorar que el movimiento no solo es para adelante, sino que también hacía atrás, con esto en mente podrás tener siempre presente que no existe evolución sin retrocesos.

Para recordar algo, dibújalo

: Crear imágenes de lo que necesitas recordar potencializa tu memoria.

Así como estás hay un sin número de actividades tan sencillas que podrían sorprenderte lo que te pueden ayudar a ti o a tus hijos en el diario vivir, solo inténtalo y lo verás.

Toma un momento para compartir …

Erika Otero Romero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.