¿Tiene el DIVORCIO algo de bueno? Ésta es la inesperada respuesta de los expertos

A pesar del sufrimiento y dolor en el alma... hay algo más.

Adriana Acosta Bujan

Tomar la decisión de divorciarse no es nada fácil, es un proceso doloroso donde el amor, las metas, las ilusiones y todo lo que está alrededor se evapora en un instante. Cuando las parejas se casan o deciden unirse, nunca piensan en divorciarse, sin embargo, el camino de un matrimonio puede tener tramos de llanto, felicidad y obstáculos, que sí no se aprenden a superarlos en pareja, fácilmente tomarán la decisión de separarse.

Cuando las parejas tienen hijos, el divorcio puede ser devastador para ellos, puesto que los niños son egocéntricos e inmaduros por naturaleza, por lo que se sentirán culpables por lo sucedido y sufrirán un caos emocional cuando los padres no los toman en cuenta. Sin embargo, la decisión estará tomada por los padres, por lo que es fundamental que en pareja se unan para evitar que los hijos salgan lastimados, evitando menos sufrimiento.

Lo ideal es que los dos se comprometan para tener una buena comunicación por el bien de los hijos, para brindarles mayor seguridad, confianza y confort.

¿El divorcio es malo?

Enrique Delgadillo, autor de vive increíble, afirma que el divorcio no es algo tan malo como se piensa, al contrario es un cambio y una manera de superación personal, donde se aprende de los errores y se descubre el amor propio. Claro, que no es la mejor opción cuandola pareja aún está enamorada y tiene un fiel compromiso mutuo.

Saber perdonar, respetarse y hacer un esfuerzo para que el matrimonio se restauré es decisión que se debe tomar en pareja, de lo contrario, es probable que el divorcio sea la única salida, ya que la decisión se toma porque no pueden estar más tiempo juntos, el amor se ha acabado o quizá el amor es tóxico y solo existe apego emocional.

Advertisement

Te invito a leer: 6 se

Las bondades desconocidas del divorcio

Según lo publicado en el Universal y otrosmedios, existen algunos beneficios al divorciarse, como por ejemplo:

1. Ambiente tóxico

Es preferible que en pareja decida criar a los hijos en casas separadas, llevándose bien y con respeto, que hacerlo en una casa donde el ambiente es tóxico para los hijos, incluso para la misma pareja, donde existen gritos, llantos, violencia, peleas, insultos entre otras.

Realizar un acuerdo donde ninguno de los dos, hablará mal del uno al otro con los hijos, a pesar del dolor, odio o frustración que lleguen a sentir.

2. Acabaron la peleas

A pesar de que puedes llegar a sentir un vacío en casa y dolor en el corazón, incluso temor por el futuro incierto, observarás que tu vida poco a poco será más tranquila y reconfortante, al no existir peleas en casa. Podrás tomar un tiempo para pensar en ti y encontrar la paz que alguna vez habías perdido.

Advertisement

3. Tiempo libre

Cuando se tienen hijos, puedes echarlos de menos cuando estén tiempo con tu ex pareja, sin embargo, sabrás que regresarán. Así que tendrás tiempo libre para hacer las cosas que te gustan y consentirte. Incluso podrás contactar a tus amigos y familiares, que hace tiempo no habías visto.

4. Reencontrarte

Tendrás tiempo para reflexionar y aprender de tus errores, dejar el pasado enterrarlo, así como también podrás establecerte nuevas metas y objetivos. Será momento de amarte y reencontrarte, saber que tienes valor y que eres capaz e inteligente de continuar con tu vida sin necesidad de depender de los demás. Tendrás un crecimiento personal y aprenderás que todo lo que sucede son aprendizajes de vida.

Te comparto:La cara amable del divorcio

5. Fortalecer el amor

Sin darte cuenta, podrás fortalecer el amor con tus hijos, la comunicación será más abierta y aportarás tiempo de calidad. El amor de los hijos es un gran aliciente para salir adelante y una buena motivación.

El divorcio es algo que debemos evitar, sin embargo, cuando no hay marcha atrás, debes aprender a sacar lo bueno y continuar con tu vida.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias