Tres indicadores para detectar problemas auditivos en niños pequeños

Algunos indicadores que permitirán a los padres identificar de forma temprana problemas auditivos en niños pequeños.


Isis Lugo

El canal auditivo es una de las principales entradas de información en las personas, por medio de la audición percibimos los sonidos del medio ambiente y la voz humana, lo que nos ayuda a comprender el mundo que nos rodea. A medida que crecemos, el cerebro va agrupando lo que percibimos de manera auditiva y lo asocia con lo que ingresa a través de los otros sentidos, a saber: la vista, el tacto, el olfato y el gusto.

Cuando el canal auditivo presenta problemas en la percepción, se presentan dificultades en otras áreas como el lenguaje y el aprendizaje que se detectan fácilmente cuando los niños están en edad escolar, a partir de los cuatro años, pero para entonces puede ser que el retraso en el desarrollo sea significativo y difícil de recuperar. Por lo mismo, como padres, es importante estar muy atentos a los indicadores de problemas de audición en los niños desde que son muy pequeños con la finalidad de intervenir lo más pronto posible. A continuación se presentan tres señales que nos darán la pauta para sospechar de una posible dificultad auditiva:

No se sobresalta ante sonidos fuertes

Este indicador se puede observar desde que los niños son recién nacidos. Por ejemplo, cuando se cierra una puerta con el viento, pasa un camión por la calle o alguien grita los niños que escuchan bien suelen asustarse e incluso llorar. Si un niño no se sobresalta ante este tipo de sonidos a cualquier edad, puede ser una señal de alarma.

Escucha la televisión o la música en volumen alto

Cuando se pone un programa de televisión o su canción favorita en volumen bajo parece no prestarle atención hasta que se sube el volumen. Se puede hacer la prueba encendiendo la televisión o el radio mientras el niño está de espaldas a ella e ir subiendo el volumen hasta que éste se percate que está encendida. Cuando alguien no tiene ningún problema auditivo percibe fácilmente estos aparatos encendidos aunque estén con un volumen relativamente bajo.

No entiende cuando se le habla desde otra habitación

Al llamar a un niño por su nombre éste suele buscar la fuente del sonido, sobre todo si es la voz de su madre o algún otro ser querido, entendiendo que aunque no pueda ver a la persona, alguien lo está llamando desde algún lugar. Los niños con buena percepción auditiva perciben de dónde proviene el llamado y voltean la cabeza o se mueven hacia el sonido.

Si los padres encuentran en su hijo alguno de los signos de alarma es importante acudir a un médico a exponer sus sospechas, sobre todo si éste viene acompañado de problemas de lenguaje o de comprensión. Los profesionales de la salud les orientarán hacia las instituciones que pueden ayudarles o les realizarán las pruebas correspondientes para determinar si el niño presenta discapacidad auditiva o no. Las pruebas que se realizan son acordes a la edad del menor y no representan riesgos, pues no se consideran invasivas. Algunas de ellas son la prueba de potenciales evocados auditivos de tallo cerebral, la cual es utilizada en niños muy pequeños y la audiometría, en el caso de los mayores.

Es muy importante la detección temprana de este tipo de problemas ya que una adecuada intervención ayudará a que los niños tengan un desarrollo académico y de lenguaje adecuado a su edad brindándoles mayores oportunidades de aprendizaje y progreso.

Advertisement
Toma un momento para compartir …

Isis Lugo

Isis Anabey Lugo Enciso es madre y maestra de Educación Especial en México, escribe sobre actividades para niños y materiales educativos en su blog www.maestrosdeapoyo.com y comparte sus experiencias de maternidad en www.mamaymaestra.com