«Tu cuerpo es sagrado» y otras frases para enseñar a los niños y niñas a cuidar su cuerpo

Si aprenden desde pequeños a cuidarse, nadie podrá hacerles daño. El peligro a veces está más cerca de lo que creemos.

Erika Patricia Otero

Mis padres siempre nos protegieron de la maldad que pudiera llegar a dañarnos. Eso es lo que hacen los padres: proteger a sus hijos. Sin embargo, para mi papá y mi mamá no fue suficiente cuidarnos; nos dieron las herramientas para que pudiéramos cuidarnos nosotras mismas y así evitar que alguien nos lastimara.

Lo que hicieron fue hablarnos claramente sobre las cosas importantes de la vida, de esos temas que aún eran tabú en los 80’s. Nos explicaron la pubertad, ese paso de niña a mujer que es tan importante en cada una de nosotras. Nos hablaron sobre las relaciones sexuales, sobre los novios, los amigos. También nos enseñaron la gran diferencia que hay entre el respeto por el cuerpo y del abuso del que podemos ser víctimas.

Pero algo que jamás se nos olvidó es que nos inculcaron confianza hacia ellos; para que si hacía falta, fuéramos en su búsqueda, pidiéramos ayuda, orientación y no temiéramos en acudir a ellos si alguien nos hacía daño.

Ahora que mi hermana es madre y que soy tía, veo que el mundo sigue estando igual, nada cambia excepto que ahora la información va más «por vía libre», y eso permite ver que la maldad siempre nos rodea y que los padres y las familias enteras no deben bajar la guardia en cuanto a protección de los niños se refiere.

¿Por qué debes enseñar a tus hijos a cuidarse?

Es importante hacerlo porque de ti recibirá la información adecuada, y no una tergiversada que provenga de un tercero. Además, es muy importante decirle que puede confiar en ti; que sin importar que sea lo que le suceda o le digan, puede y debe pedirte ayuda.

Advertisement

Puede sonar muy duro lo que leerás a continuación, pero pese a toda la información e indicaciones que puedes darle, tu hijo aún sigue en peligro; por eso, debes decirle que no tiene nada que temer, tú estarás siempre para ayudarlo.

¿Cómo debes enseñar a tu hijo a que nadie debe tocar su cuerpo?

1 Explícale que nadie debe tocar su cuerpo

El pequeño debe tener un conocimiento temprano de su propia persona (individualidad). Al adquirir ese conocimiento, le estarás dando herramientas para que sepa que si alguien toca alguna parte de su cuerpo y lo hace sentir mal, debe poner distancia y decirle a ustedes lo que está ocurriendo.

Enséñale que su cuerpo es sagrado y que por lo tanto es propio y su deber es cuidar que nadie lo dañe.

2 Enséñale quién puede o no tocarlo

Con esto hay que tener mucha precaución. Las estadísticas señalan que un 60%  de personas conocidas y familiares cercanos son quienes más abusan sexualmente de los niños. Los niños más propensos a ser abusados se encuentran entre las edades de 2 a 5 años., quizás se deba a que son más manipulables y pueden ser amenazados fácilmente

Es por eso que aunque hayan personas en las que puedas confiar y dejar tu hijo a su cuidado como sus abuelos (tus padres o suegros, cónyuge o padrastro, hermanos mayores, primos y tíos) siempre enséñale a bañarse, limpiarse y vestirse solo. Que si necesita ayuda puede pedirla, pero que de todas maneras, sea quien sea que lo toque y no le haga sentirse cómodo o tranquilo, debe decirle a ustedes.

Advertisement

Sé que suena muy cruel, pero a diario las noticias están colmadas de este tipo de tragedias que pudieron ser evitadas si los niños hubieran sido cuidados de la manera adecuada.

3 Procura que aprenda desde pequeño cuáles son sus partes privadas

Es uno de las primeras cosas que se le enseñan a un niño en casa: las partes del cuerpo. Dile que sus partes íntimas son tan naturales y sensibles como lo son sus ojos, sus manos o sus orejas; y que de la misma manera que cuida de no pincharse un dedo, debe cuidar que nadie le toque, incluso si de besos en la boca se trata.

Esto es muy importante porque hay varios tipos de abuso: el físico (golpes), sexual (el acto como tal y tocamientos indebidos), emocional y psicológico (palabras ofensivas, chantaje y manipulación).

4 Si alguien le hace sentir incómodo debe decirle a ustedes

Cuestiona a tu niño siempre que regrese de jugar o de la escuela o de visita de un amigo o familiar y pregúntale si alguien le tocó, así sin más. Pregúntale si alguien le hizo sentir mal de alguna manera. Dile que si llega a ocurrir, debe decirte y no debe temer pues tú estarás ahí para protegerlo, guiarlo, apoyarlo y ayudarlo en caso que lo necesite.

5 Lo adultos o chicos mayores no son amigos de los niños

Desconocidos o conocidos, los adultos o niños mayores que ellos no son amigos de los niños pequeños, y esto es algo que debe quedar claro a tu hijo.

Advertisement

6 Entre hermanos pueden y deben protegerse

Esto es algo que se da de manera natural entre hermanos, pero no está de más decírselo. Protegerse entre ellos de cualquier tipo de abuso o daño les ayudará a fortalecer vínculos, en últimas solo se tendrán el uno al otro cuando ya sean adultos.

Todos y cada uno de los puntos anteriores me atrevo a mencionarlos, porque trabajé en un instituto gubernamental de protección al menor, y los casos que veía a diario siempre me hacían preguntarme en qué tipo de sociedad estamos criando a nuestros hijos.

Enséñales todo sobre el tema, habla a tus hijos francamente y asegúrate de garantizarles tu protección, amor y compañía; solo tú puedes hacerlo.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.