Una madre ausente deja dolorosas huellas en el corazón de los hijos

Cuando una madre "está pero no está", esa carencia de afecto y atención repercute seriamente en los niños ¿Qué tan presente estás en la vida de tus hijos?

Adriana Acosta Bujan

Lamentablemente es una realidad que algunas madres estén ausentes; en la actualidad muchas mujeres dedican la mayor parte de su tiempo al trabajo, por tener la necesidad de contribuir con la economía familiar, ya sea en su totalidad o una parte. Y a veces esto deriva a dejar a los hijos al cuidado de un tercero, o que permanezcan más tiempo en los colegios.

También, ser una madre ausente se les atribuye a esas mujeres que están presentes en la vida de sus hijos pero que los ignoran, porque están ocupadas haciendo otras cosas; la mayoría de las ocasiones son incapaces de establecer límites y reglas, dejando a los hijos hacer lo que quieran, ya que tienen una forma peculiar de amar.

Este término también va dirigido a aquellas madres que por ideologías o creencias o por cualquier otra cosa, no deseaban tener hijos. Así que al nacer los niños, ellas los rechazan; por lo tanto son madres ausentes. Por último, están las madres que fallecen dejando a sus hijos.

El corazón de los hijos

Todas estas categorías tienen aspectos y razones diferentes de ser, ya que todas las personas tenemos distintas historias de vida y sería imprudente juzgar a esas madres por sus acciones.

La finalidad del artículo es dar a conocer las consecuencias irreversibles que provocan en los niños una madre ausente. La idea es mejorar la comunicación, el amor y que se pueda reestructurar el vínculo afectivo con ellos.

Advertisement

Esto es lo que siente un niño cuya madre está ausente:

1 Enojo, frustración e ira

Tal vez puedas pensar que los bebés no se dan cuenta o no saben cuándo no son amados. Sin embargo, la madre es la primera figura de apego más importante en la vida de un hijo; él antes de nacer de inmediato crea un vínculo y comunicación al escuchar la dulce voz de su mamá, lo cual lo interpreta como amor.

Ya sea bebé, niño, adolescente o joven, al no recibir el amor, la atención, las caricias y cuidados que necesitan y requieren para su bienestar, es lógico que se desarrolle un sentimiento de enojo, frustración, enfado y rechazo de manera inconsciente; ya que se sentirá menospreciado.

2 Total descontrol de las emociones

Algunos hijos no se sienten amados por sus padres, porque están viviendo en un ambiente familiar distante, hostil, agresivo o negligente. Ellos pueden terminar por desarrollar trastornos emocionales, por ejemplo: ser impulsivos, agresivos, generar desconfianza; incluso algunas afecciones psicológicas como deficiente desarrollo del lenguaje y habilidades sociales, déficit de atención, ansiedad o depresión.

Cuando las parejas dedican su tiempo en discutir, o cada quien hace lo que quiera en el hogar, es lógico que los niños no se sientan estables emocionalmente y piensen que son los culpables de todo lo que pasa a su alrededor, esto los motiva a buscar el afecto en otros lugares o personas peligrosas (desconocidos en las redes sociales).

Advertisement

3 «Necesito portarme mal para llamar la atención de los adultos»

Son niños que por lo regular al enojarse destruyen o golpean lo primero tienen a su alcance, que hacen travesuras (con malas intenciones), que insultan a los padres en cualquier lugar donde se encuentren, que se autolesionan a sí mismos, que siempre están en desacuerdo, se les dificulta seguir con las reglas y órdenes, hacen trampas para tener lo que quieren entre otras cosas.

Todo ese mal comportamiento es porque su mamá está ausente, y de un modo u otro, están pidiendo a gritos atención, cariño y amor, aunque sea una caricia tierna o una palmada fraterna sobre sus hombros.

4 “Quiero y no quiero comer”

La ausencia de una madre puede provocar que el niño comience a tener desórdenes alimenticios. Puede ser que su apetito aumente y quiera comer en exceso, esto puede generarle graves problemas de salud como la obesidad o sobrepeso. También puede suceder todo lo contrario, que no tenga ganas de probar alimento, ocasionándole anemia o anorexia (en los peores casos).

5 “Soy el peor»

Los niños al buscar el amor de su madre y no obtener los resultados esperados, comienzan a sentirse vulnerables y culpables de haber nacido; todo ello provoca graves problemas de autoestima. Por lo regular, no se aceptan como son, se autolesionan, autocritican y juzgan sin sentido.

Incluso, suelen cambiar su personalidad varias veces y no tienen identidad propia, con tal de buscar un abrazo y beso de su mamá.

Advertisement

6 “Soy rebelde

Todo lo hacen con la finalidad de llamar la atención de su madre. Son niños problemáticos, con bajo rendimiento escolar, groseros, agresivos, irritables entre otras cosas. Siempre llevarán la contraria y romperán las reglas fácilmente. Estos comportamientos son razonables, puesto que mamá no está presente.

7 Dificultad para tener amigos

Tener amigos es todo un reto, algunos niños por la ausencia de su madre van desarrollando sentimientos de desconfianza hacia los demás, ya que nunca han experimentado lo que el amor y el cariño, viendo con extrañeza cuando una persona los trata bien. Por otro lado, también puede ser que se les dificulte hacer amigos porque nunca tuvieron la oportunidad de aprender a socializar.

Mamá, no te ausentes de la vida de tus hijos

Pueden existir millones de pretextos y de razones para justificar la ausencia de una madre. Sin embargo, ten en consideración que las consecuencias que los niños sufren no son solo en su infancia sino que permanecen por toda la vida hasta su adultez.

¡Mamá, has un esfuerzo y modifica esas acciones que están perjudicando a tus hijos! Háblales con amor, ponles atención, abrázalos, apóyalos y guíalos, ya que ellos son el mejor regalo que Dios te ha dado, son una bendición!

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias