Una madre es criticada por cobrar 8 dólares a cada niño que asista a la fiesta de cumpleaños de su hijo (pero ella tiene un fundamento)

La opinión está dividida ¿Pedirías dinero a los padres para que los amiguitos asistan a la fiesta de tu hijo?

Fernanda Gonzalez Casafús

En las últimas décadas las fiestas infantiles han logrado una dinámica y trascendencia antes impensada. Mientras que décadas atrás no existían ni salones infantiles ni fiestas temáticas (y mucho menos organizadores), ahora una fiesta infantil demanda tanto tiempo y organización como una fiesta de casamiento.

Si tienes hijos sabrás lo costoso que es armar cada año una fiesta de cumpleaños con todo lo que ello implica. Muchos padres tratan de ahorrar al máximo, mientras que otros gastan sus últimos centavos. Mientras tanto, otros padres se las ingenian para que sus hijos tengan la fiesta soñada y que el costo no sea tan elevado. Algo así sucedió con una madre soltera, llamada Ruma Ali, quien decidió pedir 6 libras esterlinas por cada niño que asistiera a la fiesta de cumpleaños de sus gemelos. Los comentarios a favor y en contra de esta decisión, no se hicieron esperar.

De acuerdo a Mail Online, la mujer oriunda de Leicester, Inglaterra, decidió compartir su singular idea en un programa de televisión británico llamado This Morning. Y a partir de allí cientos de personas la aplaudieron, mientras que otras la denigraron por su “ruda” actitud.

Pagar por asistir

El fundamento de Ruma para explicar su decisión es que cada niño se llevaría un regalo a su casa por el valor de casi 5 libras, y por ello, pedir 6 libras por persona no suena totalmente descabellado, ya que de todas formas los asistentes tendrían que haber llevado algún regalo. La mujer explicó que fueron los mismos padres de los compañeros de sus hijos quienes se ofrecieron a contribuir económicamente con la fiesta, ya que ella les había dicho que no quería presentes para sus hijos.

“Cambié la dinámica de las fiestas infantiles, porque de hecho les estoy dando a cada niño un regalo”, dijo la mujer frente a los entrevistadores del programa televisivo, quienes invitaron a la mujer a hacer su descargo público luego del revuelo que se armó en las redes tras su declaración.

Advertisement

Esta madre explicó que invitó a los 60 compañeros de sus hijos gemelos y no quería que nadie se pierda la fiesta. Y ya que cada niño seguramente traería un regalo, prefirió que traigan dinero en efectivo pues de ese modo podrían contribuir mejor con los costes de la fiesta y alguna otra cosa que deba comprarle a sus hijos. De hecho, probablemente pueda salir más caro comprar los regalos que contribuir con casi 8 dólares por niño, pero las opiniones no tardaron en llegar.

A favor y en contra

La idea de esta madre sentó defensores y detractores de la actitud. Muchos se quejaron por la iniciativa “descarada” de la mujer, mientras que otras personas aplaudieron la idea.

“En todos mis años como anfitrión y invitado a fiestas infantiles, nunca me han pedido que pague por asistir a una fiesta. ¿Esto es lo que se hace hoy en día?”, dijo una usuaria de Twitter algo sorprendida. Otras personas la calificaron de ruda y de exagerada con su petición. Sin embargo, hubo gente que la apoyó, diciendo que era una excelente idea, pues sus hijos pasaban una tarde de diversión y se traían regalos y golosinas a casa.

¿Y los regalos?

Si bien personalmente la idea no me parece totalmente descabellada aquí queda algo desencajado y es la opinión de los niños. Es cierto que con el dinero la madre podrá seguramente comprarle algo más grande a sus gemelos, o algo más costoso, o simplemente le ayudarán a costear la tarde de diversión. Pero, lo cierto es que para los niños una fiesta de ciumpleaños sin presentes y envoltorios que romper, no es fiesta de cumpleaños.

A menos que los niños sean grandes y comprendan el sentido de juntar el dinero para comprar algo mejor, los niños pequeños esperarán ansiosos a sus amiguitos para abrir los paquetes con tentadores moños y papeles brillosos. Por lo tanto, aunque la idea de esta madre sigue siendo brillante, yo hubiera escogido celebrar una fiesta más pequeña y menos costosa, y que cada niño llegue con el regalo acorde al bolsillo de cada uno. Pues lo que vale siempre es la intención.

Advertisement

En nuestro camino en la vida como padres siempre habrá alguien que piense que estamos haciendo las cosas mal. Lo importante es saber escoger lo que es mejor para nuestro hijo, con la convicción de que ello lo hará feliz.

Y tú ¿qué opinas de la idea de esta madre? ¿Pedirías dinero a los asistentes de la fiesta de tus hijos?

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.