Una madre visitaba la tumba de su pequeño hijo cuando sucedió algo sorprendente

Las almas que nos amaron nunca se van de nuestro lado.Y esta madre pudo comprobarlo


Fernanda Gonzalez Casafús

El misterio de la vida más allá de la muerte ha cautivado a la humanidad por miles de siglos. Cuando un ser querido se va de este mundo quedamos destruidos emocionalmente, y a veces buscamos explicaciones que no logramos entender. La conexión de las almas entre una madre y un hijo es eterno. Y Marie lo sabía, por eso, cuando pidió “una señal” obtuvo su respuesta.

Mirror recoge la historia de Marie, una madre de 45 años, oriunda de Waterlooville, Inglaterra. Hace 7 años atrás esta mujer tuvo gemelos idénticos, a quienes llamó Liam y Jack. Pero lamentablemente, a la edad de 4 años Jack fue diagnosticado con un cáncer cerebral inoperable y murió a los pocos meses. Su madre, y toda su familia quedó devastada, pero lo que ella no sabía aún era que su pequeño hijo jamás se iría de su lado (y ella pronto lo comprobaría)

Una señal

Cuando hace pocos días se cumplieron 3 años del aniversario de la muerte de Jack, Marie se encontró con que sus sentimientos estaban a flor de piel. Sentía que la emoción del recuerdo la embargaba, y a pesar de haber pasado 3 años, aún el dolor recorría su ser.

Por ello, ese día, cuando subió al auto para irse a su trabajo, cerró los ojos y llorando al desahogar su pena, le pidió a su hijo, en voz alta que le diera una “señal” de que él estaba aún con ella, de que su alma la acompañaba.

“Jack, por favor muéstrale una señal a mamá” dije, y pensé en ir al cementerio después de que terminara el trabajo”, dijo Marie. “A la 1 pm dejé el trabajo y caminé hasta su lugar de descanso. Me embargó la emoción y me senté en el césped junto a la tumba de Jack”, contó.

Y lo que sucedió entonces fue sorprendente. Marie se encontraba sentada en el césped, pensando en su hijo, cuando de repente un pájaro petirrojo comenzó a revolotear cerca de ella. Incrédula, pensó que era casualidad, pues en los espacios libres suele haber todo tipo de pájaros. Pero pronto se dió cuenta que era la señal que tanto le había pedido a su hijo.

“Un pequeño petirrojo siguió volando a mi alrededor tratando de aterrizar sobre mí, finalmente aterrizó en mi pie, no parecía tener miedo en absoluto. Fue y se sentó en una lápida cercana, así que saqué mi teléfono para filmarlo, pero voló hacia mí y aterrizó en mi mano. Siguió mirándome directamente a la cara y en un momento dado, aterrizó en mi hombro y me mordió un par de veces”, contó la mujer.

Advertisement

Sabemos que los pájaros usualmente no hacen este tipo de cosas, y este animalito estaba siendo demasiado osado como para ser un pájaro silvestre. Marie tomó este hecho como una señal que su hijo Jack le estaba dando para decirle que estaba junto a ella.

Las señales que eligen las almas

Para quienes creen en la vida más allá de la muerte, no suena descabellado que un hijo fallecido quiera llevar tranquilidad a su madre y decirle “aquí estoy”. Para muchas personas, cuando los pájaros se acercan demasiado a una persona o se posan en su mano, es porque son las almas de los seres queridos que ya han dejado el mundo terrenal.

Para algunas culturas, los pájaros como los gorriones o petirrojos eran encarnaciones de las almas de las personas ya fallecidas. Y al igual que los pájaros, a las mariposas se las asocia con esta visita de las almas al mundo terrenal. Cuando una mariposa se acerca a tí o te revolotea, se dice que es el alma de alguien que te apreciaba o te amaba mucho y quiere decirte “ey, aquí estoy”.

Las almas eligen el modo de comunicarse con nosotros. Somos pura energía en constante mutación. Y aunque nuestro cuerpo deje este plano físico, nuestra alma seguirá presente en el plano espiritual. Muchas personas son las que aseguran haber “conectado” con el alma de un ser querido, y que éste le dio algún tipo de señal para hacerle saber que allí estaba.

De acuerdo al sitio Medicina Natural, éstas son las señales que las almas de nuestros seres queridos nos envían para hacer notar su presencia:

  • Sueñas con ellos a menudo y te dejan mensajes importantes

  • Sientes una extraña presencia de paz

  • Sientes su olor, o el perfume que usaba

  • Pensamientos que llegan a tu cabeza que no sabes de dónde vienen (como respuestas a algo, o conversaciones que no entiendes)

Nuestros seres queridos siempre están cerca. La mejor forma de comunicarnos con ellos es a través de la oración, elevando un pedido para que su alma descanse siempre en paz. Y tú ¿has tenido algún tipo de señal de tus seres queridos ya fallecidos)

Advertisement
Toma un momento para compartir …

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.