Una mujer fuerte siempre exige estas 7 cosas a su pareja

Las mujeres fuertes no son las que no sienten miedo, sino las que lo enfrentan. Ellas saben qué quieren y esperan de la vida.

Fernanda Gonzalez Casafús

Mucho se habla acerca de la fortaleza de la mujer y qué cosas son las que hacen a una mujer fuerte. Sin dudas, la resistencia y fuerza de nuestro género reside en nuestra mente y nuestro corazón, pues casi siempre sacamos fuerza de donde jamás imaginaríamos y -tarde o temprano-, afrontamos cualquier obstáculo de la vida.

Se suele decir que los hombres temen a las mujeres fuertes. Tal vez sea una cuestión cultural, antropológica o genética, pero lo cierto es que no todos los hombres pueden lidiar con una mujer que sabe lo que quiere y lo que espera de su relación amorosa.

Acostumbradas a milenios de sometimiento al hombre, las féminas hemos luchado a través de la historia para hacer oír nuestra voz. Por suerte, los tiempos cambian y hoy los hombres entienden que nuestro llamado es a caminar juntos, hombres y mujeres, en un mundo que necesita más empatía y menos competencia de géneros.

Lo que ellas quieren

Las mujeres fuertes saben que los hombres caminan a la par, y jamás delante ni detrás. Ellas se hacen valer y no aceptan humillaciones ni vejaciones. Las mujeres fuertes sanan su árbol genealógico perdonando a todas las mujeres de su familia y desterrando los mandatos sociales, eligiendo así el camino a tomar.

Lo que define la fortaleza en una mujer es el saber lo que vale y cuándo hacerlo valer. No es arrogancia, es amor propio; pues una mujer fuerte saber que para amar a los demás debe aprender a amarse (y aceptarse) a ella misma.

Advertisement

Las mujeres fuertes y los hombres

Cuando una mujer se enamora, (y se enamora en serio) da todo de sí. Las mujeres fuertes son las que saben que el hombre que estará a su lado será aquel que la anime a brillar, que se alegre con sus triunfos y que respete sus individualidades.

En resumen, estas son las 7 cosas que toda mujer fuerte exige de su relación amorosa:

1 Confianza mutua

Las mujeres fuertes necesitan un hombre a su lado que sea seguro de sí mismo y que pueda confiar en ella, así como ella confía en él. No admitirá escenas de humillaciones ni prohibiciones a determinadas actividades, ni mucho menos escándalos en público.

Las mujeres fuertes son seguras de sí mismas, y jamás podrían estar junto a un hombre que no sabe valorarse.

2 Respeto

El respeto es la clave fundamental en la duración de cualquier relación afectiva, sea familiar, de amistad o amorosa. Cuando una persona nos falta el respeto, es muy difícil volver a confiar. Para una mujer fuerte el respeto en la pareja es fundamental, pues nunca admitirá un trato despectivo o palabras poco cordiales, y sabrá poner un freno a tiempo.

Advertisement

3 Que su pareja tenga sus proyectos individuales

El éxito en la pareja radica no solo en los proyectos en conjunto, sino muchas veces en que cada uno tenga sus proyectos individuales. Las mujeres fuertes tienen claros objetivos de vida, y pretenden que su compañero de relación también sepa tomar las riendas de la suya.

4 Conversaciones profundas

Hay una frase que dice «Quédate con quien puedas hablar del Universo, de las personas puede hablar cualquiera». Las mujeres fuertes gustan de conversaciones interesantes y no se dejan llevar por chismes ni peleas sin sentido.

La fortaleza de estas mujeres las lleva a no dejarse avasallar por nimiedades, dándole lugar a todas aquellas conversaciones que nutran su ser.

5 Que apoye y no minimice sus proyectos personales

Sean proyectos de trabajo, mudanzas, un arreglo en la casa, o un viaje, a las mujeres fuertes les atrae aquellos hombres que no oponen resistencia al crecimiento personal femenino, sino que se obnubilan con este tipo de personalidad. Ellas son espíritus libres y no cualquiera puede con ellas.

6 Amabilidad y tolerancia

Cualquier mujer sobre la faz de la tierra busca de su pareja la amabilidad y la tolerancia. Sin embargo, solo las mujeres fuertes harán valer esta premisa sin dejarse amedrentar ante repetitivos maltratos y reincidentes intolerancias. Una mujer fuerte sabe perdonar, pero también sabe decir basta cuando un hombre no la valora.

Advertisement

7 Compromiso

Obstinadas y comprometidas con sus ideales, las mujeres fuertes exigen que el hombre que esté a su lado sepa lucha también por los suyos; pero además, que respete ese compromiso inicial que alguna vez se propuso, en cualquier ámbito de la vida, pero sobre todo en la pareja.

La fortaleza que reside en ti

A veces las mujeres desconocemos la fuerza que habita en nuestro interior. Suelo decirle a mis hijos que las mujeres somos fuertes; lo repito una y otra vez, para que mi niña lo aprenda y lo asimile, y para que mi varoncito aprenda a amar y respetar a las mujeres.

Un día, mi hijo de 5 años estaba luchando para encastrar unos bloques de juguete y me tomó de sorpresa cuando lo escuché decir: «Hermana, ayúdame con tu fuerza de mujer, con esto». Mi corazón se inundó de ternura, pues en un mundo donde se nos dice que somos débiles y que no tenemos las mismas oportunidades, estoy segura que las nuevas generaciones entenderán que las mujeres no solo somos fuertes sino que abogamos por una sociedad donde el hombre aprecie y estime nuestra fortaleza innata.

Las mujeres fuertes saben amarse a sí mismas y saben dónde poner todo el amor que tienen para dar. Pilares de familia y edificadoras de valores, las mujeres fuertes tienen mucho para enseñar a sus tribus, y es fácil distinguirlas: son aquellas que ayudan y edifican a otras mujeres en vez de destruirlas.

Aprecia y valora a todas las mujeres de tu árbol genealógico. Desde su lugar, pusieron su granito de arena para que hoy seas esa mujer fuerte que eres. Adelante ¡no te detengas!

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda es Licenciada en Periodismo, especialista en Redacción Digital y Community Managment. Editora de contenidos y redactora en Familias.com. Nacida en Argentina y mamá de dos, ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.