Vendajes neuromusculares, cómo funcionan, cómo aplicarlos y sus ventajas

Si padeces de dolor en la espalda o la cintura, esta es otra opción que puede ayudarte a mejorar considerablemente tu salud y movilidad. ¿Los conocías? ¿No? Pues aquí te damos un acercamiento a su definición y ventajas.

Emma E. Sánchez

Tal vez no te guste practicar deporte o ver alguno por televisión, pero si este artículo llamó tu atención puede ser porque padeces algún dolor muscular o problemas de cintura o espalda, y estás en la búsqueda de algún remedio para disminuirlos. Máxime que el deporte, o el ejercicio físico cotidiano, son uno de los renglones que nadie debe descuidar si no quiere adquirir enfermedades o, por lo menos, ganar peso sin medida.

Bueno, de entrada, déjame decirte que estos vendajes neuromusculares -conocidos también como kinesiotaping– pueden ser lo que has estado buscando.

¿Qué son?

Todos, en cierto momento de la vida y por diversas circunstancias, hemos utilizado algún tipo de vendaje, cuya misión básica es la de poder dar compresión, sostén y confort a alguna extremidad y sus músculos, pero con las desventajas de que inmoviliza, calienta, evita la transpiración e incluso genera rozaduras e irritaciones cutáneas; pues con los vendajes neuromusculares todas estas molestias son cosa del pasado.

Los vendajes se popularizaron durante las pasadas Olimpiadas de Brasil 2016: en diferentes disciplinas comenzaron a aparecer atletas con cintas de colores adheridas en diferentes partes de su cuerpo, y cuando el púbico vio que podían nadar, lanzar, correr y saltar cómodamente con estas bandas y evitar lesiones o superarlas, comenzó a usarlas en la vida diaria movidos por el razonamiento de si ayudan a los atletas de alto rendimiento, ¿qué no podrán hacer por quienes no practicamos deportes de alta competencia, es decir, por nosotros los comunes mortales?

¿Cómo funcionan?

Muy fácil, aparentemente: son cintas elásticas adheribles, pero para su aplicación se debe de conocer el funcionamiento de los músculos, su movimiento y sobre todo el origen y tratamiento de lesiones musculares provocadas por estiramientos, contracciones, sobrecargas, sobre ejercitación, así como el funcionamiento del flujo sanguíneo – linfático.

Advertisement

Una vez que los vendajes se adhieren a la piel en los lugares correctos, el dolor provocado por la lesión disminuye, pues el adhesivo levanta la capa de la piel dando más espacio al flujo sanguíneo y linfático. Entonces, el músculo tiene más oportunidad de recuperación al relajarse, el tono mejora y en el tiempo previsto se resuelven las contracturas.

Cuando se aplica en la zona cervical y lumbar provoca un efecto descontracturante.

Pero, ¿en verdad sirven?

Quienes las hemos usado, podemos decir que el efecto analgésico es casi inmediato y a los pocos días los músculos se sienten mucho mejor, descansados, desinflamados y listos para volver a ejercitarse y recuperar la movilidad al cien por ciento. Es imperativo volver a la actividad cotidiana y a las labores profesionales lo más pronto posible y sin ningún tipo de carga o molestia.

Actualmente, este tipo de vendajes se aplica en clínicas deportivas, consultorios privados y hospitales especializados en lesiones deportivas u ortopédicas. En un principio, al tratarse de una novedad, los precios de los vendajes eran altos, pero al popularizarse sus precios han bajado notoriamente.

Para las lesiones de espalda y cintura son en verdad maravillosos, así que date la oportunidad de probarlos y notar sus beneficios. Por último, no son pocos los atletas, deportistas y personas con lesiones crónicas que han encontrado mucho alivio en estos vendajes.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.