10 hábitos del budismo que te llevan a tener una vida feliz

Ponerlos en práctica puede traer grandes beneficios a nuestra vida ¿Te animas?

Erika Patricia Otero

En este agitado mundo de hoy algo que es muy preciado y difícil de lograr es alcanzar paz interior. Llegar a conseguirla no es que sea imposible; realmente refiere algo de esfuerzo y voluntad, pero cuando se logra se puede decir que se comenzará a experimentar una vida mucho más plácida, libre y feliz.

Hay pueblos en el mundo que viven en un estado de paz y tranquilidad envidiable para cualquiera. Muchos de ellos son culturas con creencias ancestrales que hallaron hace mucho el verdadero secreto de una vida feliz.

Uno de esos grupos de personas son los budistas.

¿Qué es el budismo?

El budismo es una religión no teísta; se trata de una filosofía de vida que implementa el crecimiento espiritual, y que busca desarrollar el sentido de la bondad, conciencia y sabiduría.

Quienes practican los principios del budismo ven la vida como un proceso de cambios constantes que les llevan a sacar cierto nivel de provecho y así mejorar su vida.

Advertisement

El proceso de cambios que buscan y alcanzan de manera paulatina, se centran en la transformación mental a través e la meditación. Por medio de ésta, logran una mejor comprensión de sí mismos, adquieren mayor conciencia y calma. También buscan desarrollar habilidades como la amistad, el equilibrio y la felicidad.

Pues bien, tú puedes alcanzar la misma paz y tranquilidad de la que disfrutan los budistas sin unirte a ellos. Lo que sí debes tener en cuenta es que necesitarás fuerza de voluntad, disciplina y hacer el mejor esfuerzo para cambiar tus antiguos y dañinos hábitos de vida.

Algunas de las prácticas que les ayudan a los budistas a alcanzar la paz mental y que tú puedes poner en práctica junto a tu familia son:

1 Dejan ir lo que no pueden controlar

Las personas suelen preocuparse por situaciones que se escapan de sus manos, cuando la realidad es que por más que se preocupen, poco podrán hacer para cambiar algo.

Los budistas no permiten que las cosas que no pueden controlar les robe la paz. Conseguir liberarse de las preocupaciones les toma tiempo, pero lo logran.

Advertisement

La buena noticia es que todo problema que sea que tengas, puede ser remediado. El secreto para no preocuparte de más mientras se resuelve, es ir paso a paso y tomar todo con calma porque nada sacas con afanarte y angustiarte.

Recuerda:

«Si tus problemas tienen solución ¿De qué te preocupas?, y si no la tienen ¿De qué te preocupas?»

2 Viven con apenas lo necesario

Los budistas viven con lo necesario porque no sienten la necesidad del apego material.

No te estoy diciendo que te pases a la «onda minimalista»,  o que vendas o regales todas tus cosas para alcanzar la paz mental.

Advertisement

Lo que si te ayudaría mucho a alivianar el ambiente de tu hogar es dar a caridad todo aquello que no necesitas: ropa en buen estado pero que no te queda o ya no usas, muebles sobrantes, vajillas y utensilios de cocina de más, decoraciones y etc.

Si el ambiente de tu hogar es más liviano visualmente, vas a tener menos distractores a la hora de trabajar, vas a tener menos cosas que organizar y limpiar e incluso dormir, orar y estar tranquilo te será mucho más fácil.

3 Se auto evalúan a diario

Otro de sus hábitos sanos es la auto evaluación. Auto evaluarse es como hacer un examen de conciencia para saber en qué estás fallando o en qué estás acertando. Todos somos conscientes en esos aspectos, pero el ego hace que no queramos cambiar lo que de manera directa nos hace daño; sí, porque al dañar a otros te dañas a ti mismo.

Analizar tus errores y pensar en el cómo perjudican a otros y a ti, vas a sentir la necesidad de mejorar y cambiar para bien.

4 Viven en orden

Los budistas son famosos por rodearse solo de lo que necesitan. Ni siquiera en sus vestimentas son suntuosos. Una vida simple y ordenada les permite estar más cercanos de la paz mental que buscan de manera constante.

Advertisement

5 Practican el «aquí y el ahora»

Es una de las enseñanzas más valiosas que podríamos aplicar a nuestra vida. Piensa un poco: ayer ya pasó y te quedaron las cosas que pudiste aprender, eso es lo que vale la pena. El futuro no existe y lo estás creando hoy, así que es por el presente que merece la pena que te preocupes.

Para lograrlo, debes hacerte muy consciente de tu momento presente, qué estás haciendo bien, a quién estás ayudando, cómo te relacionas con tus seres amados y cuidas de ti misma o tu familia.

Recuerda:

«El ayer es historia, el mañana es un misterio; sin embargo, el hoy es un regalo, por eso se le llama presente»

6 Dan de sí a los demás (Servicio)

Cultivan la bondad y la ecuanimidad en sus vidas; así que todo lo que hacen es pensado para el beneficio de los demás. Por esto lo que hacen es anteponer las necesidades de los demás; aunque no lo creas eso les satisface y les hace felices.

Advertisement

7 Meditan

Es un hábito sano que les colma de calma, conocimiento y paz. Cuando comienzas a meditar empiezas a descubrir una manera diferente de estar en conexión con la divinidad (Dios); además la comunicación con Él es mucho más fluida.

8 Viven en equilibrio

El equilibrio que consiguen los budistas es en parte gracias a la meditación; pero también a liberarse de los problemas y al no tener apegos materiales. También al servir a los demás consiguen sentirse bien con ellos.

9 Cuidan su alimentación

Siguen una dieta netamente vegetariana. Tampoco te digo que entres de lleno a hacerte vegetariano, pero sí puedes reducir las cantidades de alimentos de origen animal que consumes, por salud física.

Implementa una dieta que sea rica en frutas, vegetales, legumbres, granos y cereales que te ofrezca los nutrientes necesarios para estar en armonía con la naturaleza.

10 Una cosa a la vez

Nada bueno sale de querer ocuparse de 3 cosas a la vez, pues al final no acabas ninguna. Ellos se concentran en un solo asunto a la vez, lo terminan y pasan a otro.

Advertisement

Nosotros al contrario queremos hacer muchas cosas a la vez y esto lo que hace es colmarnos de ansiedad y estrés, y ya sabes que nada bueno sale de ello.

La invitación es para que poco a poco entres a vivir en armonía con tu espiritualidad. Lograrlo te llenará de paz, de una vida más plácida, relaciones afectivas más ricas y llenas de amor y comprensión.

Enseña a tus hijitos y pareja tratar de seguir estos sanos hábitos de vida y te aseguro que la plenitud de vida que van a lograr será inmensa.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.