11 expresiones que deberías dejar de usar con tus seres queridos

"No trates a los demás como no quieres ser tratado". Es preferible el silencio antes que una crítica destructiva.

Erika Patricia Otero

«Las palabras tienen poder», y es inimaginable. Con una sola frase podemos elevar a alguien hasta el cielo, o sumergirlo en el peor de los infiernos.

A veces ocurre que por intentar dar ánimo a una persona, terminamos haciendo más mal que bien. Esto nos lleva a sentirnos mal por los problemas causados. Por supuesto, puedes disculparte pero es mejor evitar hacer el daño de antemano.

Por esa razón, para evitar pasar vergüenzas por las tonterías dichas sin mala intención, acá dejo algunas frases que debes dejar de decir a quienes quieres; especialmente si quieres tener amigos y vínculos sinceros.

1 «¿Tanto problema por tan poco?»

Todos asumimos los problemas y los comentarios de forma diferente; por eso, ten cuidado con esta frase o expresión, que dicha de tu parte sin ningún tipo de malicia puede ser interpretada por las personas de forma diferente.

Esto puede llegar a resultarte molesto y posiblemente te sientas tentada a acusarla de dramática o exagerada. En ocasiones es posible que tengas razón, pero a veces es mejor guardar silencio para no agradar el problema y disculparte por lo dicho, y así evitar un mal rato.

Advertisement

2 «Es tu culpa. Asume las consecuencias»

Pueda que intentes hacer caer en cuenta a tu amigo o hermana de algo que le está pasando y de lo cual se lamenta, pero hacerle sentir más culpable no va a ayudar mucho.

En su lugar, antes que decirle cualquier cosa, mejor escúchalos, que quizás desahogarse es lo único que necesita.

3 «No quiero ser grosera, pero…»

Esta expresión es usada cuando sabes que vas a decir algo que obligatoriamente es ofensivo. Si de por sí ya sabes que vas a hacer sentir mal a alguien ¿Por qué mejor no lo evitas? A veces es mejor que reserves para ti la opinión que deseas dar y solo decir lo que piensas de manera prudente si te lo piden. Con eso evitas quedar como un imprudente e insensible.

4 «¡Mira lo que me hiciste hacer!»

Culpar a alguien por una situación de la que te sabes responsable es el camino más rápido para alejar a esa persona de tu vida.

Pueda que en realidad no seas el culpable de cierto evento, pero el problema ya está ahí y tienes que hallar una solución; así que mejor concéntrate en eso (si en realidad te perjudica tanto) y sigue adelante sin darle mucha relevancia a la búsqueda del culpable.

Advertisement

5 «¡Ay! Deja el drama y supéralo»

¡Insensible! Eso es lo primero que te dirán o pensarán si le dices a alguien esto ante una situación difícil. Puede ser que las cosas no sean tan graves como parecen, y que en efecto, sea un drama de la nada, pero mejor reservarte la expresión y pregunta cómo puedes ayudar.

6 «¡Ah! ¿por qué no eres más parecida a… ?!»

Comparar a una persona con alguien también es un acto sumamente hiriente para quien es la víctima de la observación.

Sabemos bien que todos somos diferentes y unos tienen cualidades y defectos que nosotros no; por eso, caer en algo tan bajo como comparar a quien sea con alguien que en apariencia sientes que es mejor o superior en ese aspecto que te molesta y juzgas, puede resultar muy doloroso.

Comparar a las personas no solo causa mucho daño emocional, sino que deterioras mucho el autoconcepto que la persona tenga de sí misma, y el daño puede ser peor si esa persona es de un carácter frágil.

 7 «Vas a ver cómo pasado el tiempo piensas de otra manera»

Esta es la típica frase surgida de la intención de hacer cambiar a una persona su opinión. Denota una falta de respeto por sus elecciones y le hace entender que piensas que es alguien voluble que no sabe elegir.

Advertisement

Además, es como si le dijeras a esa persona: «Sé de lo que hablo porque tengo más años y experiencia». Puede ser cierto,  sin embargo, no estás en la cabeza de la otra persona para saber si cambiará o no de opinión. Así que mejor respeta su forma de pensar y evítate malas caras.

 8 » No creí que fueras capaz de …»

O «no te creí capaz de…» Frases que delatan que pensabas de esa persona que por ser: mujer, hombre, niño, delgado, gordo, feo, guapo o rubio, no era capaz de hacer determinada cosa. Ello muestra tus prejuicios y la manera en la que juzgas a los demás.

Esta actitud hará que las personas se alejen de ti porque nadie desea a alguien que suele «catalogar» o poner títulos a los demás por su apariencia, religión, raza o sexo.

9 «Eres tú quien decide si ser feliz o no»

La felicidad de una persona depende de muchos factores; por ejemplo, las circunstancias de vida, su salud física, mental y emocional (sobre todo la última) y la actitud que la persona tenga ante la vida. Así que aunque pienses que alguien puede elegir ser feliz o no, detente a analizar las condiciones de vida de esa persona. Intenta ser un poco más considerado y comprensivo, para no dañar a quien no necesita más dificultades en esos momentos.

10 «Y yo, ¿qué gano?»

Esa frase denota a alguien egoísta y que no es capaz que de pensar en sí mismo. pero a la vez te deja ver como una persona que no hará nada si no es a cambio de algo como recompensa. Si piensas «cobrar» por un favor que te piden, mejor niégate cortesmente y no pases un mal rato.

Advertisement

11 «¡Duhhh!»

Frase infantil que suelen usar los más pequeños para decirle a un amiguito que piensa que es tonto. Es ofensiva al venir de un niño, imagina lo que un adulto puede inspirar si se la hace a alguien. Evítala. Esa persona no necesita tus apreciaciones sobre lo malo que piensas de ella. Mejor sé prudente.

Así como estas frases, también hay actitudes que pueden dañar mucho a las personas que quieres, y muchas veces sin que esa sea tu intención.

Cambia tu actitud, sé comprensivo, considerado y amable. Recuerda que un día puedes ser tú el que necesite el consuelo o la ayuda de los demás y no desearás ser tratado de igual manera.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.