11 maravillosos consejos que te ayudarán a darle un giro positivo a tu vida

Ser feliz cuesta poco, y también se logra con poco. ¡Sonríe!, ¡que la vida es bella!

Erika Patricia Otero

Muchos de nosotros soñamos con el día en que nos ganemos la lotería; quizás así cambiaría un poco nuestra vida y ya no tendríamos que esforzarnos tanto por tener tanta carga y estrés. Pero es que la existencia no cambia y mejora teniendo más dinero o lujos. Nuestra vida cambia solo si así lo queremos nosotros.

Sé que esa sentencia como tal parece descabellada, pero no es así. El querer nos lleva a la acción, si quieres tener una vida un poco más relajada, tranquila y saludable, es fácil: cambia tu accionar.

A veces hacer lo mismo cada día satura y nos pone en modo automático. La vida se vuelve como la programación de un canal de televisión que cada hora tiene destinada una serie, película o novela. El asunto es que un pequeño cambio en la rutina te saca del modo automático y te lleva a estar atento a lo que tienes que hacer a continuación.

Por eso, pensando en el bienestar y en una vida un poco más feliz, a continuación propongo 10 pequeños cambios que puedes implementar en tu vida para darle un giro a la misma, y así tener una vida de mejor calidad:

1 Despierta con algo que no sea tu ruidoso despertador y procura que sea un poco más temprano

Nada más horrible que el ¡ring! del despertador. A mí en particular me irrita mucho ese sonido y me pone de mal genio porque más que despertarme, me asusta.

Advertisement

Opté por cambiar la forma de despertar. Al principio tuve que valerme de un sonido suave del teléfono móvil, y puse la alarma una hora más temprano para que me quedara más tiempo libre de día y así hacer algunas cosas que antes no podía.

Luego, opté por la opción de programar la alarma  para que vibrara sobre el escritorio de mi cuarto. De esa manera me despierto tranquila y ya no parece que me hubiera caído encima un balde de agua helada.

2 Saca de tu habitación cualquier cosa que te impida irte a dormir temprano

Si eres de las personas que tiene la manía de «navegar» por internet antes de dormir en el móvil, tableta o de quedarse dormido con el televisor de fondo, la verdad es que no te estás haciendo ningún bien.

Usar esos aparatos antes de dormir, te roban tiempo de descanso y salud debido a la luz que emiten. Sacarlos de la habitación te permite descansar más y mejor. De a poco vas a notar que te duermes más rápido y vas a tener más energía y mejor ánimo al siguiente día.

3 Planifica

Usar un planificador semanal o mensual puede ser una buena idea para una persona que trabaja en casa. Con ese sistema sabe de qué tiempo libre dispone para, por ejemplo, ir al gimnasio, jugar con los niños o poder verse con amigos.

Advertisement

4 Respira y cuenta hasta 10 antes de reaccionar de manera airada ante un problema

Enojarse es normal, el problema surge cuando no podemos controlar la reacción que surge del enojo, aun más cuando es alguien quien lo causa.

Para evitarte problemas lo mejor es que cuando sientas que vas perdiendo la calma, te alejes del problema y respires profundo y cuentes hasta 10 (o más) para intentar calmarte. Ese tiempo «fuera» ayuda a que los ánimos se tranquilicen. Tú no necesitas más problemas de los que ya tienes, y lo peor es que en esos momentos se puede hacer y decir cosas que de verdad no se quería, solo porque perdiste tu autocontrol.

5 No acumules labores

Hay personas que dejan todo el quehacer de la casa para un solo día y de verdad que no funciona, porque terminas muerta de cansancio.

Si vives sola y trabajas comprendo que lo hagas de esa manera, aunque igual puedes ingeniártelas un poco para que el sábado o el domingo no sea tan cargado de quehacer. Para esto, puedes ir a lo largo de la semana haciendo cosas, un día lavas toda tu ropa, al otro día barres y limpias el polvo y trapeas, otro más puedes optar por preparar alimentos y almacenar. Con esto llega el fin de semana y estarás un tanto más descansada y libre para hacer lo que quieras.

Y si vives con más personas en casa, no asumas toda la responsabilidad y haz que cada cual haga su parte.

Advertisement

6 Apaga el televisor y mejor agarra un libro

Ver televisión es entretenido, eso lo sabemos. Pero leer también es bueno y divertido. Lo que ocurre cuando lees es que tienes acceso a descubrir tu capacidad para imaginar; además que te relaja y vas a dormir más rápido, ¡claro! si lo haces en la noche.

7 Sal a caminar después de la comida

Es relajante y te ayuda a acelerar el proceso de digestión que a veces puede hacerse pesado y causar agruras dependiendo de lo que comas.

8 No te enfoques en tus problemas

A veces es imposible no hacerlo, pero pensar en ellos todo el día no hace más que llenarte de angustia y malestar. En su lugar, toma el problema que te agobia y en un cuaderno escribe posibles soluciones al respecto.

Esto no solo saca el problema de tu cabeza, te ayuda a encontrar una o varias formas de arreglarlo sin que acabes tu vida.

9 No supongas

Una de las cosas que aprendí a dejar de hacer fue suponer. Suponer te lleva a imaginar cosas que están lejos de ser y muchas veces te llevan a sufrir sin necesidad. En otras palabras: te matas por nada.

Advertisement

Para evitar hacerlo, limítate a los hechos o pregunta directamente eso que te inquieta y vas a vivir una vida más tranquila y sin cargas emocionales.

10 Proponte dejar algún mal hábito en el que literalmente estás tirando dinero

Fumar o beber cerveza a diario, aunque te hagan sentir bien y en «onda» con tu grupo de amigos, la verdad es que a la larga pasa una cuenta de cobro a tu bolsillo y salud.

Si en lugar de eso, ese dinero que inviertes en ese «six pack» o esa cajetilla de cigarros, lo guardas en una alcancía y a fin de año sacas lo que guardaste, te darás cuenta que el dinero ahorrado es mucho y puedes invertirlo en unas vacaciones o darte un gusto, que vendría a ser el premio por tus sacrificios.

11 Practica yoga o meditación

¡Esto de verdad que te cambia la vida! Meditar o hacer yoga, incluso practicar relajación, te conectan con la parte espiritual que todo ser humano tiene y le ayuda a darse cuenta de la maravillosa persona que es. Por si fuera poco, te ayuda ser más consciente de todo a tu alrededor, a valorar lo que tienes y a ser agradecido.

Con pocos cambios puedes lograr mucho para tu beneficio. No esperes tanto y trata de implementar ese punto que sientas te ayude a tener una vida más feliz y menos complicada.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.