6 actitudes positivas que cambiarán tu vida de manera radical

Puedes lograr lo que te propongas con solo cambiar tu forma de ver la vida ¿Te animas a poner en práctica estos pasos?

Erika Patricia Otero

Todos tenemos épocas en los que levantarse para seguir adelante puede resultar imposible. Es normal que por periodos de tiempo sientas que no vas a poder seguir yendo hacia adelante, y comiences a vivir en «automático»: despiertas, te levantas, te aseas,  comes, vas al trabajo, regresas a casa, te duchas y a dormir; siempre lo mismo, y parece que todo o da círculos en el mismo lugar o te estás estancando. Pues bueno, eso debería ser una señal de alerta suficiente que te indique que debes cambiar algo en ti.

La actitud positiva cambia tu vida

A mi me pasó por muchos años, me parecía que todo el mundo avanzaba menos yo. Un día, navegando por facebook encontré a una compañera de la universidad. Nunca fuimos amigas pero siempre tuve un buen concepto de ella.

Observar su perfil me ayudo a ver lo que estaba fallando en mi. Mientras yo me quejaba y lamentaba, ella siempre se tomaba fotos sonriendo, siempre tenía una palabra amable para las personas, un mensaje positivo que compartir. Nunca, en el tiempo que tengo de conocerla, la he visto renegar de las personas o situaciones que le ocurrieran.

Como resultado de esa actitud positiva, de esa costumbre de siempre ver el lado bueno y brillante de la vida es que todo lo que se propone le sale bien. Vi cómo cambió de ciudad de residencia y en pocos días ya tenía un consultorio y varios pacientes por atender, trabajo en una emisora y el apoyo de su familia.

Fue así como comprendí que mi actitud era la que no estaba funcionando, la que bloqueaba las oportunidades y alejaba a todos de mi alrededor; fue en ese momento que decidí que debía cambiar.

Advertisement

¿Tu actitud influye en tu salud?

Expertos explican que tener una actitud negativa puede descompensar tu salud. Puedes comer sano y ejercitarte a diario, pero si estás estresada, decaída o tienes dificultades para superar eventos del pasado, tu sistema inmunológico va a estar mal y vas a enfermarte más frecuentemente de lo que debería.

Ser agradecido: el secreto para cambiar tu actitud

Para Dorly Constanza Acosta, psicóloga egresada de la Universidad Santo Tomás, y coach certificada de la ICF, explica que ser agradecido hace más fácil la existencia de una persona pues permite experimentar un estado de felicidad que no depende de que todo esté bien, si no que se disfruta de la vida a pesar de las dificultades.

La gratitud ayuda a que veas todo lo que tienes y no fijes tu atención en las cosas que te hacen falta para vivir. Para Acosta, una persona dada a ver su vida con gratitud es más saludable, optimista y feliz.

Cómo ser positivo en poco pasos

Despojarse de los antiguos hábitos que deterioran tu vida es difícil pero no imposible. Debes ir poco a poco dando lo mejor de ti y vas a ver cómo en poco tiempo haces de esas cosas tan sencillas tus herramientas básicas para ser feliz.

Así el asunto esto es lo que puedes hacer para cambiar tu visión de la existencia:

Advertisement

1 Ser realista no es igual a ser pesimista

Ver las cosas como son te mantiene aterrizado y en la perspectiva real de los acontecimientos. De nada te sirve engañarte o «venderte» la idea de que todo está bien cuando no lo está. Lo que si puedes hacer es decirte a ti mismo que aunque las cosas no están del todo bien, puedes darle un giro a tu favor y mejorar notablemente si te esfuerzas.

2 Un plan de acción para cambiar lo que no va bien

Lo que sea que no esté funcionando en tu vida necesita un cambio y eso debe suceder lo más pronto posible. A veces los cambios radicales requieren decisiones drásticas.

Por ejemplo: ¿Tu trabajo no te complace? Antes de dejarlo ponte a buscar uno que si te haga feliz. ¿Tu relación de pareja va mal? Mira si puedes solucionar el problema, de lo contrario es mejor pasar la página y seguir adelante.

Los pequeños cambio también ayudan. Cambia de casa o apartamento si vives de renta, y si es tu casa propia, píntala de colores más vivos, mueve los muebles, regala lo que no necesitas.

También funciona que consideres hacerte un cambio de «look»: un corte de cabello, quizás algo de color, vestir con colores más vivos y dejar de lado el negro, que va a ayudarte a cambiar tu energía.

Advertisement

3 Pide ayuda a alguien de confianza

Habla con alguien si te sientes muy agobiado. A veces solo necesitas que alguien te escuche para sentirte libre de las cargas anímicas que te ahogan.

4 Rodéate de personas con una buena actitud

Una actitud positiva es contagiosa y te dan ganas de cambiar para lograr ese mismo estado de paz que tiene las personas que te rodean.

Cuando hablas con alguien que se esfuerza por «ver el vaso medio lleno», en lugar «de medio vacío» tú de a poco empezarás a ver que son muchas más las cosas que tienes por agradecer que lo que te falta para ser feliz.

5 Esfuérzate en no quejarte

Quejarte te enfoca en lo que crees que te hace falta. Cuándo lo único que haces es quejarte porque (por ejemplo) está lloviendo, porque debes madrugar para ir a trabajar, porque de nuevo vas a comer frijoles, no te estás dando cuenta que la lluvia refresca la tierra, que tienes un empleo cuando otras personas no y que por fortuna tienes algo que comer mientras otras personas ni eso tienen.

Cuando comprendes que eres muy bendecido, comienzas a agradecer y a sonreír; has descubierto que con lo que tienes puedes ser feliz, y eso no es ser conformista.

Advertisement

6 Servir a los demás

Dar de ti a quienes requieren ayuda no solo te hace una mejor persona, te colma de alegría porque sabes que estás cumpliendo con parte del papel que viniste a desempeñar en la vida.

Empieza con el agradecimiento y ve escalando es cada paso que te propongo; te aseguro que aunque tu vida siga siendo igual en apariencia, el cambio está forjándose en ti.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.