6 claves de la psicología que cambiarán tu vida

Descubre cómo tu vida se transforma por completo cuando usas algunos trucos mentales para lograr una felicidad genuina.

Adriana Acosta Bujan

La mayoría de las personas somos un tanto complicadas, buscamos la felicidad como si esta fuera eterna, y lamentablemente cuando tenemos un episodio feliz no lo percibimos. En nosotros está la clave para dejarnos de lamentar por todo, para así disfrutar la vida presente; como decía mi padre “La vida solo se vive una vez». Debemos poner mucha atención en esas situaciones maravillosas y significativas que realmente valen la pena.

Puede ser que te encuentres atravesando algún tipo de adversidad, enfermedad o cualquier problema que sea muy difícil, sin embargo, deberás aprender a actuar a tu favor, pensar positivo y no dejarte caer a la primera, ya que todo, absolutamente todo lo que nos sucede pasa por alguna razón, que tarde o temprano comprenderás.

Quejarte, no te lleva a nada bueno

Es aceptable en cierto modo que una persona se queje por cualquier motivo, ya que es una forma de desahogarse en ese momento; sin embargo, el problema surge cuando la queja es constante al grado de afectar gravemente la salud física y emocional, así como las relaciones con los demás.

Si eres una persona que se queja frecuentemente, lo único que estarás reflejando es que tienes una vida insatisfactoria, conflictiva, poco adaptativa, con pensamientos negativos, manipuladora y egocéntrica; por lógica serás una persona de la cual todos desearán alejarse inmediatamente.  Lo peor es que con la queja no encontrarás soluciones a tus aflicciones.

Por tal motivo, aquí de dejo algunos consejos eficaces que provocarán cambiar tus pensamientos, disfrutar los momentos felices y hacer que los lamentos se transformen en algo positivo.

Advertisement

1 Seguridad inmediata

Lo que lleva a fijar nuestros pensamientos a lo negativo es la inseguridad al futuro incierto, puesto que el miedo a los resultados esperados nos paraliza por completo. Por tal razón, es fundamental aprender cómo obtener seguridad de inmediato; por fortuna existen algunos trucos sobre el lenguaje corporal que pueden ayudarte. Por ejemplo: ocupar tanto espacio como sea posible con los brazos y piernas, así podrás sentir el poder que explayas ante los demás.

2 No te quedes estancado

Muchas veces dejamos de actuar por miedo al qué dirán, dejamos de llamar a esa persona que extrañamos, dejamos que otros decidan por nosotros, sacrificamos mucho solo por agradar a alguien. En pocas palabras, dejamos de sentirnos felices y ser como somos por obedecer las reglas sociales.

Si quieres ser feliz y cambiar tu vida, deberás olvidarte por un momento de los demás y pensar un poco más en ti, en lo que te gusta, en lo que quieres, en tus metas, sueños, objetivos; si te la pasas haciendo las cosas que no te agradan, serás muy desdichado.

Así que toma el valor para opinar, para expresarte y actuar conforme lo dicte tu corazón y razón, toma las riendas de tu vida y decisiones afrontando las consecuencias de tus actos con sabiduría y aprendizaje. Por ejemplo: si quieres llamar a alguien, hazlo, si quieres reunirte con una persona, invítala, si tienes dudas, pregunta o si no te gusta algo, dilo; pero nunca te quedes sin actuar a favor de tu bienestar.

3 Pasa la bolita

Casi todos somos empáticos, nos afligimos fácilmente por los problemas ajenos y más cuando se trata de nuestra familia, seres queridos o amigos cercanos; sin embargo, los problemas que no nos corresponden debemos aprender a desecharlos de nuestras vidas, si deseamos ser felices.

Advertisement

No me refiero a que dejes de ser empático y dejes de ayudar a otros, puesto que tus experiencias de vida y conocimientos pueden ayudar a los demás a sentirse mejor; el punto es que no lleves a casa o en tu ser esos problemas, al contrario, tómalos como aprendizajes y siéntete agradecido con lo que tienes aprendiendo a valorar las cosas.

4 Sé un imán de buena vibra

Sonríe todo el tiempo, sé amable y respetuoso, esas son las claves para atraer a los demás, ya que todos desearán estar a tu lado por tu excelente vibra y actitud. Para ello, necesitas confianza en ti, dejando de lamentarte y preocuparte por un instante de los problemas que te afligen, disfrutando el presente. Vive “el aquí y ahora”. Recuerda que una sonrisa cambiará tu manera de ver las cosas y provocará que tengas un mejor estado de ánimo.

5 Di “no”

Decir un “no” es muy complicado, ya que la mayoría de las veces pensamos que estamos obligados emocionalmente a satisfacer a los demás; de no hacerlo defraudaremos la amistad por completo y seremos los causantes de generar un grave problema. Como dice Walter Riso: aprender a decir “no” en algunas situaciones te hará ser más asertivo, sobre todo cuando no tengas ganas de hacerlo o este favor que te piden pueda perjudicarte.

6 No busques la felicidad de manera obsesiva 

Evita por completo buscar la felicidad en todos lados como si fuera algo esencial para vivir, ya que como lo dije anteriormente, puede hacer que te pierdas esos momentos significativos. Recuerda que la felicidad son momentos que decides vivir.

Vive cada día como si fuera el último, abraza y besa a tu familia, quiérete a ti misma, valora y agradece lo que tienes. En muchas ocasiones cuando dejamos de buscar ese alguien o cualquier cosa que pensemos nos hará felices, llegará sin que menos lo esperes.

Advertisement

La felicidad está en tus pensamientos, en tus actitudes y manera de ver la vida; evita quejarte por todo y enfócate en lo que realmente en tu presente. Busca soluciones a tus conflictos y penas, tomando tus propias decisiones y eligiendo el camino que deseas andar; guarda los miedos e inseguridades en el cajón del olvido, de esa manera serás más fuerte e invencible que nunca.  Recuerda ¡La felicidad se encuentra en ti!

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias