6 consejos claros y precisos para mejorar la comunicación familiar

Construye buenas relaciones familiares aplicando estos sencillos consejos en tu convivencia diaria.

Adriana Acosta Bujan

Tener una familia es una gran bendición, con ella aprendemos a amar, así como también hábitos, costumbres y valores. Es nuestro primer contacto social, el cual va definiendo nuestra personalidad, gustos y aficiones. La familia es la base fundamental que necesitamos para poder crecer, ya que es como un árbol con fuertes raíces que nos va brindando su apoyo de manera incondicional.

Todos los que tenemos una familia la amamos sin medida, cada miembro aporta grandes aprendizajes de vida, pues se convierten en nuestra guía permanente y apoyo para alcanzar nuestros sueños.  Y aunque muchas veces podríamos pensar que la convivencia es un campo de batalla constante por las diferentes ideologías, gustos e intereses, la realidad es que sin la familia la vida sería mucho más complicada.

Los padres siempre velaran por el bienestar de los hijos, y los hijos valorarán cada enseñanza transmitida por sus padres. Es un amor recíproco, donde todos se ayudan, confían, respetan y se aman. No importa si difieres en las ideologías de tu familia, puesto que al final de cuentas aprenderás a ser empático, a ser humilde y en muchos casos cederás para no alterar la armonía.

Un desafío familiar

La familia siempre será el soporte que se requiere para sentirnos protegidos, seguros y estables, puesto se convierte en el escudo que todos necesitamos para enfrentar cada adversidad que la vida nos presenta. Es por ello que debemos aprender a tener una sana convivencia con cada miembro, ya que todos formarán un equipo que luchará por los mismos intereses.

Ahora bien, ¿cómo mejorar la comunicación familiar, si todos son diferentes y tienen necesidades distintas? La respuesta recaerá siempre en los padres de familia, ya que ellos son los que crían a los hijos, transmitiendo el conocimiento en su desarrollo.

Advertisement

Para responder este cuestionamiento es importante considerar algunos consejos para hacer más sólidas las relaciones familiares como por ejemplo:

1 Aprender a escucharse

Es común que los padres estén acostumbrados a resolver los problemas familiares, puesto que son la autoridad. Sin embargo, muchas veces escuchando a los hijos podrán encontrar soluciones a sus agobios que tal vez no habían considerado. Como uno regla de convivencia familiar es importante que todos los miembros aprendan a escucharse entre sí y a respetar las ideas, sin juzgar u opinar.

Al escuchar se aprende a empatizar, argumentar y a tener mejor comunicación. Ten paciencia y pon atención a aquellas pláticas que tus hijos comparten contigo; tal vez, por momentos pienses que son banales pero deberás encontrar el trasfondo de cada conversación, así podrás conocer sus ideas, necesidades y pensamientos.

2  Evitar las comparaciones

A pesar de que todos somos diferentes, únicos y especiales; debe existir una igualdad entre cada miembro de la familia, me refiero a evitar las comparaciones que están fuera de lugar.

Recuerda que todos tienen distintas habilidades, intereses y necesidades; así que no podrás comparar unos con otros. Nadie es mejor que alguien, todos son buenos para algo y son indispensables para poder trabajar en equipo.

Advertisement

3 Que todos tengan una responsabilidad

Uno de los errores que cometen algunos padres es que subestiman las capacidades de sus hijos, por verlos pequeños, indefensos e inmaduros. Conforme van creciendo es lógico que se deleguen responsabilidades de acuerdo a la edad de cada hijo. Para mantener una sana convivencia familiar es indispensable que todos los miembros tengan responsabilidades dentro de casa y fuera; así aprenderán a valorar el esfuerzo de cada uno y aprenderán a contribuir a una mejor armonía.

En este punto se debe considerar las reglas, establecerlas y aplicar sanciones a aquellos miembros que no las cumplan. De esa manera la relación familiar podrá fortalecerse al respetarse unos con otros.

5  Pasar verdadero tiempo de calidad

Para mejorar la comunicación familiar es indispensable pasar tiempo de calidad con todos los miembros, convirtiéndolo en una rutina que no puede romperse. Tal vez, el trabajo pueda ser un obstáculo que te limite a la convivencia, sin embargo, es importante poner en primer lugar el tiempo familiar.

Recuerda que es el único momento del día donde todos podrán convivir, comunicarse y expresar sus ideas, sentimientos, emociones y necesidades. El tiempo que pases con tu familia nunca será mal invertido, al contrario, siempre traerá buenas recompensas.

5 Divertirse todo lo que puedan

Sin duda generar experiencias significativas en la memoria de cada uno de los miembros de la familia es indispensable para poder sentirse felices y plenos. La diversión es algo que se debe aplicar durante la convivencia. Es una herramienta que a todos los padres les facilitará para enseñar a los hijos a explorar sus habilidades y fortalezas. Como decía mi abuela “El mejor aprendizaje es cuando uno se divierte”.

Advertisement

6 Orar en familia

Practicar en familia alguna creencia religiosa será de gran ayuda para mejorar la comunicación. Se trata de reforzar los valores espirituales, de incrementar la fe, la humildad y la paciencia. Creer que tenemos la ayuda divina es algo que no debemos olvidar, que hará de tu familia ser personas resistentes, valientes y vencedoras.

Pon en práctica estos consejos y en poco tiempo observarás cómo la relación con tu familia se irá transformando para ser mejor cada día. Estos consejos te brindarán la estabilidad emocional que necesitan todos los miembros para tener armonía, motivarse y tomar buenas decisiones en la vida. ¡Sigue luchando por el bienestar de tu familia, es una gran bendición!

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias