7 creencias familiares que te limitan y no te dejan ser feliz

Existen muchas creencias que pueden obstaculizar tu felicidad, conócelas y cambia tu manera de actuar.

Adriana Acosta Bujan

Desde que somos niños nuestra familia nos ayuda a formar una parte de nuestra propia esencia, identidad y personalidad a través de sus palabras, consejos, opiniones y educación. Ellos nos enseñan cómo es el mundo para poder conquistar nuestros sueños.

Con sus palabras y acciones la familia nos enseña diversas creencias que son propias de cada hogar. Cada familia tiene sus propias costumbres y tradiciones que son heredadas de generación en generación, muchas veces estas creencias integran nuestra propia perspectiva que tenemos de la vida.

Es por ello que a veces seguimos esas creencias como si fueran un mandato, una ley de oro que no se puede romper, pues si lo hacemos nos sentiremos culpables. Sin embargo, no todas las enseñanzas de vida son las mejores para nosotros, algunas pueden causarnos mucho daño de manera inconsciente.

Explicado en pocas palabras, no siempre debemos confiar en lo que nos han hecho creer, porque no siempre las enseñanzas se pueden aplicar a nuestra forma de ser, simplemente porque somos diferentes, únicos y tenemos distintas maneras de pensar.

Palabras que marcan la vida

¿Cuáles son las creencias más comunes que enseña la familia y que pueden limitarnos o impedir ser felices?

Advertisement

1. “Todos los hombres son iguales”

Algunas personas creen verdaderamente esta afirmación, por ejemplo, dando por hecho que los hombres siempre serán infieles. Si una persona crece con esta afirmación la mayor parte de su vida, es lógico que inconscientemente la considerará como verdadera.

Esta creencia debería ser reflexionada y analizada, puesto que si una mujer lo cree, entonces será probable que se le dificulte relacionarse amorosamente con los hombres, ya que tendrá dudas, inseguridades y miedos; siempre estará alerta, sentirá celos y no dejará que su pareja tenga su propio espacio.

2. “No te fíes”

Fiarse se refiere a no confiar. Es importante siempre estar alertas y no confiar demasiado en las personas, sin embargo, fiarse o no, depende del contexto o de la situación que se esté experimentando.  

Si una persona evita confiar en los demás entonces se le dificultará llegar a sus metas por sí sola, por lo regular actuará siempre a la defensiva y de manera egoísta, será poco empática.

3. “Eso es solo cosa de hombres”

Seguramente estarás de acuerdo que existen algunas actividades que requieren fuerza física y por ello son catalogadas para que los hombres las realicen.

Advertisement

Sin embargo, las mujeres también tienen la capacidad de hacer las mismas cosas que ellos, sin importar la complexión que tengan, pues muchas veces no se requiere de fuerza sino de compromiso, perseverancia, dedicación y ganas.

Si una persona cree en esta premisa de que tal o cual cosa es solo para hombres, entonces estará limitándose en descubrir en ella misma sus capacidades, habilidades y destrezas. Siempre dudará de ella, por lo que evitará hacer cosas para conquistar sus sueños.

4. “El amor es sacrificio”

Amar no significa sacrificar, al contrario, significa dar sin esperar recibir nada a cambio. Una persona no puede decir que ama a otra si piensa que ha sacrificado muchas cosas por estar con el amor de su vida.

Si haces demasiados sacrificios para agradar a los demás, entonces nunca serás feliz, porque dejarás de pensar en ti misma, incluso abandonarás tus propios sueños por seguir los de otros. 

Es por ello que te recomiendo eliminar la palabra “sacrificio” de tu mente, analiza lo que haces y observa siempre las recompensas positivas más que el lado negativo de las cosas.

Advertisement

 5. “A los hijos jamás se les abandona”

Estoy de acuerdo con esa creencia, sin embargo, hay personas que no dejan a sus hijos madurar, ser independientes y autosuficientes, siempre están ordenando sus vidas, interviniendo en sus decisiones y futuro.

Es por tal motivo es importante reflexionar sobre esta creencia y no llevarla a los límites. Al contrario, siempre los padres deben estar para los hijos, pero aceptando que también crecerán y que algún día formarán sus propias familias.

Se debe amar a los hijos de manera incondicional, pero de ninguna manera obstaculizando su propia felicidad. Al final, ellos tomarán sus propias decisiones y aprenderán que cada acción buena o mala tiene una consecuencia.

6. “Si te la hizo una vez, también te lo hará otra”

Por lo común esta creencia se refiere a las infidelidades, cuando una persona es infiel a su ser amado y este es descubierto, entonces será mejor no perdonarlo, de lo contrario se sufrirá nuevamente.  

Recuerda que cada persona tiene una perspectiva distinta del amor, y que no sería conveniente que esa creencia limite tu felicidad de amar incondicionalmente.

Advertisement

Al final de cuentas, tú sabrás si perdonas o no a tu pareja, ya que tú conoces su historia de vida y nadie tiene porque juzgarte por las decisiones que llegues a tomar.

7. “La vida es muy difícil”

Sin duda la vida está llena de adversidades. Sin embargo, cada dificultad ganada será un aprendizaje de vida. No sería justo para ti creer en esa afirmación, puesto que te limitarás a conquistar tus sueños.

Recuerda que a pesar de estar en la oscuridad siempre hay una luz al final del túnel, no siempre la vida es difícil, también tiene su lado maravilloso e increíble. Piénsalo de esta manera y reflexiona ¿Difícil para quién?

Ahora bien, tú puedes reprogramar tu mente y lograr que esas creencias no sean limitantes para encontrar tu felicidad. Recuerda tomar lo positivo y continua tomando tus propias decisiones sin importar lo que los demás opinen.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias