7 Lecciones que nos deja el coronavirus

El coronavirus vino para quedarse, aprende a adaptarte y a ver las cosas positivas de esta terrible enfermedad.

Adriana Acosta Bujan

La mayoría creemos que pronto llegará aquel día en que todo vuelva a la normalidad, donde podamos salir sin preocuparnos por contagiarnos, donde podamos reunirnos con nuestros seres queridos; llegará aquel día tan anhelado el cual podamos realizar nuestras actividades cotidianas. Sin embargo, como dice mi abuela “Lamentablemente esta enfermedad del coronavirus vino para quedarse”; por lo menos hasta que se encuentre una cura.

El COVID-9 por desgracia no solo se ha llevado la vida de millones de seres humanos; esta enfermedad nos ha obligado a cambiar radicalmente nuestra manera de vivir, de comportarnos y de pensar. Hoy por hoy, estamos enfrentando un reto mundial del cual tenemos que aprender a adaptarnos para salir triunfantes.

Muchas consecuencias fatales podemos enumerar que ha dejado el coronavirus: la enfermedad y muerte, el desempleo y la inestabilidad económica, problemas psicológicos, violencia intrafamiliar, estrés, por mencionar unos cuantos. A pesar de lo terrible que puede ser el virus, tenemos que aprender a ver las cosas positivas; de lo contrario, nuestra vida estaría rodeada de sufrimiento, dolor y angustia.

Una luz al final del túnel

Así como la mayoría de las personas, llegué a creer que el virus nunca llegaría a tocar a mi familia; hace unas semanas experimenté la peor angustia de mi vida, ya que mi hijo tenía la sospecha de haberse contagiado en su lugar de trabajo. Los síntomas parecían agrandarse y los días para realizarse la prueba fueron tormentosos. Por fortuna, y gracias a Dios, los resultados fueron negativos.

Esta terrible experiencia me dejó pensando que nadie está exento a contagiarse y que debemos tomar con seriedad las medidas de salud que los medios de comunicación, así como el gobierno de cada país nos han recomendado. ¡Vaya, no tomar a la ligera la enfermedad!

Advertisement

Te recomiendo leer: Los 6 mitos sobre el coronavirus que no debes creer

Pensar positivo ante el caos

Debemos tomar conciencia de lo terrible que es el coronavirus; sin embargo, tenemos que evitar sumergirnos en pensamientos negativos, ya que no lograremos remediar nada. Es por ello que será importante reflexionar sobre estas lecciones que nos ayudarán a valorar nuestra vida, puesto que serán una herramienta valiosa para adaptarnos y motivarnos para seguir enfrentando la situación.

1 La vida es corta

Muchas veces dejamos de hacer cosas y las aplazamos para un mañana. Sin temor a equivocarme, la mayoría tenemos planes a futuro, pero hoy por hoy y más que nunca, debemos de pensar que la vida es corta y que tenemos que aprovecharla al máximo. Es decir, tratar de sentirnos felices con lo que tenemos valorando el presente.

Disfruta de la compañía de tu familia y de quedarte en casa para convivir con ellos, valora el tiempo que tienes para hacer las cosas que tal vez dejaste sin terminar. Es tiempo de reconciliarse, de perdonar, de ayudar, de empatizar, de ser mejores personas cada día.

2 Los trabajos son temporales

Si bien es muy importante cuidar la fuente de ingreso económico para tener una vida cómoda y estable, si eres de aquellos que han perdido su trabajo por causa del coronavirus, deberás aprender que esta es una nueva oportunidad para encontrar esas fortalezas y habilidades que tienes en tu interior y así ponerlas en marcha. Deja los miedos y atrévete a experimentar distintas maneras de auto emplearte, tal vez te resulte más productivo y redituable.

3 Tu salud es la riqueza

Muchas veces dejamos la salud a un lado con tal de cumplir con nuestras obligaciones y responsabilidades; pero ahora deberás comprender que tu salud es lo más importante y que debes cuidarla, ya que sin ella no podrás alcanzar tus sueños y metas.

Advertisement

¡Tienes salud!, es una gran riqueza que muchos anhelan. Por ello, cuídala y toma con seriedad y respeto las recomendaciones de salud que has aprendido a lo largo de la cuarentena.

4 Aprecia a quienes tienes a tu lado

Como dicen por ahí, los verdaderos amigos se cuentan con los dedos de las manos. Y es así, ya que la familia y los amigos son esenciales para sentirnos bien. En estos tiempos de aislamiento aprende a valorar la compañía de esas personas que están contigo; valora esas charlas, esos consejos, las críticas constructivas y las opiniones. Es tiempo de descubrir y de conocer lo maravillosos que son ellos, así como de aprender cada momento nuevas lecciones de vida.

5 Aprovecha el tiempo libre

Seguramente, antes de la cuarentena por causa del coronavirus, anhelabas tener un tiempo libre para descansar y para hacer las cosas que tenías pendientes; ahora tienes la oportunidad de reencontrarte a ti misma, de aprovechar el tiempo para sentirte feliz, de consentirte y de consentir a los tuyos, de cuidarte y cuidarlos, incluso de estar más al pendiente de las cosas que pasan a tu alrededor. Es tiempo de crear, inventar, descubrir, divertirse, explorar y de sentirte plena.

6 Eres invencible

Ahora descubrirás que nada te derrota, que tienes una motivación para seguir adelante, que tu familia y tu vida son lo más valioso que tienes. A pesar de las cosas terribles que puedes experimentar, de una alguna manera inexplicable sacarás las fuerzas para recuperarte y continuar. No hay más que ser invencible, de tener fortaleza mental y espiritual. Es tiempo de aprender a confiar en ti, de tomar decisiones, de quererte y de alejar el miedo.

7 El amor rompe distancias

A pesar del aislamiento y de no poder tener contacto personal con nuestros seres queridos y amigos, ahora aprenderás que el amor y la verdadera amistad se pueden dar a distancia. Es ahora cuando valorarás una videollamada o un mensaje por medio de las redes sociales. Incluso, aprenderás más de tecnología para poder estar presente en cualquier momento para acompañar a tus seres queridos.

Advertisement

El coronovirus ha venido a cambiar nuestra manera de vivir y de relacionarnos con los demás. Por ello, debemos adaptarnos a los cambios y aprovechar esas oportunidades al máximo. Es decir, tratar de ser felices valorando lo que tenemos, sacando nuestra fuerza y capacidad interior para salir victoriosos. ¡Eres más fuerte de lo que pensabas!

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias