7 técnicas eficaces para enseñar a tus hijos a controlar el enojo

Estas son las soluciones que te ayudarán a enseñar a tus hijos a controlar sus rabietas y encontrar una salida diferente a su enojo.

Adriana Acosta Bujan

Sentirse frustrado, triste, enojado, con ganas de llorar o gritar, son algunas emociones que la mayoría de los adultos hemos experimentado al sentirnos decepcionados cuando las cosas no salen como esperábamos. Por lógica, también los niños pequeños suelen sentirse de la misma manera.

La gran diferencia es que ellos por su corta edad e inmadurez, se les dificulta saber cómo actuar correctamente, lo que puede llevarlos a tener un aislamiento social o un bajo rendimiento escolar, ya que en algunos casos al explotar sus emociones negativas, suelen comportarse de manera violenta.

Por ejemplo: cuando un niño está jugando con otro y de repente se enoja porque quiere el mismo juguete, es posible que ataque al otro niño pegándole, hasta conseguir lo que desea.

¿Qué tienen que aprender los hijos sobre las emociones?

Todos tenemos emociones positivas y negativas, gracias a ello podemos expresar nuestros sentimientos para sentirnos mejor. Por lo tanto, es importante que no privemos a los niños de expresarlas, puesto que son una fortaleza que tenemos de manera innata y que nos ayudan a sobrevivir.

Sin embargo, lo que podemos enseñar a nuestros hijos es la manera correcta de sacar sus emociones negativas sin la necesidad de lastimar o herir a los demás, de esa forma evitaremos consecuencias.

Advertisement

Nuestros hijos deben aprender que todas las emociones son necesarias y que las necesitamos porque todas cumplen una función. Por ejemplo: cuando no sentimos miedo, ¿cómo sabríamos cuándo estamos ante un peligro?

Técnicas que debes saber

1 Viendo a mamá o papá

La manera más sencilla para enseñar a los niños a controlar las emociones negativas como el enfado, la rabia o la frustración es con el ejemplo que les damos, ya que los hijos aprenden imitando las acciones de sus padres.

Puedes aprovechar cualquier oportunidad en la cual te sientas enojada, la clave que marcará un buen aprendizaje es cuando sepas manejar tus propias emociones. Puedes verbalizar, diciendo que has perdido la calma, sin llegar a tener reacciones violentas, y al final pide disculpas.

2 Las emociones no se ligan a las reacciones

Es válido llorar o gritar, pero nunca golpear o maldecir. Otra técnica será enseñar a tus hijos, que las emociones no van ligadas a ciertos comportamientos impulsivos. Por ejemplo, si tu pequeño se siente enojado, es correcto expresarlo pero nunca desquitarse golpeando a los demás, puesto que con ese tipo de reacciones no le ayudará a resolver los problemas. Por lo tanto, hablar con tu hijo sobre las maneras distintas de cómo debe actuar, provocará que aprenda a entender sus sentimientos.

Me refiero al autocontrol; existen maneras de evitar comportamientos negativos como las conversaciones para llegar a acuerdos y soluciones, respirar e inhalar, reflexionar, entre otras.

Advertisement

3 Empatía

Son muchas las consecuencias que provocamos cuando actuamos de manera impulsiva al momento de enojarnos. Puede ser que lastimes a alguien cercano, o incluso que puedas a lastimarte tú mismo.

Por ello, es importante enseñar a tu hijo a ser más empático; por ejemplo, pregúntale que sentirá si alguien se enoja con él y éste le grita o lo golpea, o qué sentirá la otra persona. Puedes poner muchos ejemplos con la vida cotidiana, con el propósito de enseñar a tu hijo a entender y comprender a los demás.

4 Hábitos positivos

Se trata de mantener a tu hijo concentrado en actividades positivas, que lo alejen de experimentar emociones que lo hagan enojar o sentirse frustrado. Puedes intentar los deportes, la lectura, escuchar música, pintar o dibujar entre otras.

Recuerda que los niños cuando se enfrentan con conflictos que provocan el enojo, recurren al uso de agresión por lo que es importante animar a los hijos a reconocer las emociones negativas y ayudarles a expresarse a través de maneras positivas.

5 Hablar de las experiencias

Otra técnica eficaz se trata de alentar a los niños a hablar de las situaciones que producen el enojo, así podrán identificar esos momentos en los cuales experimentan, y entonces guiarlos en la manera en la que deben actuar. Puedes apoyarte con libros e historias que traten temas sobre el enojo, especialmente diseñados para niños; de esa forma, tu hijo aprenderá a controlar sus emociones.

Advertisement

6 Sin castigos, pero con consecuencias

Los niños cuando se enojan por lo regular hacen cualquier rabieta (gritan, pegan, patean) y en algunos casos los padres solemos reprenderlos y castigarlos; sin embargo, no es la mejor manera de enseñarlos a controlarse. Por ello, es importante que se marque una diferencia entre los castigos y las consecuencias de las acciones.

Enseña a tu hijo que toda acción sea buena o mala trae consigo consecuencias; por ejemplo: si cuando se enoja suele golpear a los demás, por lógica la consecuencia será que se quedará solo y nadie querrá jugar con él, incluso que provocará que las personas le tengan miedo.

7 Cariño y amor

La violencia llama a la violencia, eso decía mi abuela. Por lo tanto, es fundamental enseñar a tu hijo a que nunca deberá responder un enfado con otro enfado, puesto que el problema puede acrecentarse.

Así que lo más conveniente es tener calma y expresar amor; es valido sentir y expresar todas las emociones negativas que sientan,  pero al mismo tiempo deberán sentir que los amamos. No dejes de abrazarlos y expresar tus sentimientos.

Recuerda que si los niños actúan de manera impulsiva y violenta cuando se enojan, es porque esta es la manera en la que han sido educados, puesto que observan a los padres, compañeros del colegio o por influencia de los medios de comunicación.

Advertisement

Por lo tanto, es un gran reto para los padres enseñar con el ejemplo, así como controlar esas situaciones en las cuales exponemos a los hijos a sentirse enojados. Utiliza estas técnicas eficaces y verás que poco a poco tus hijos tendrán distintas maneras de reaccionar ante cualquier situación frustrante.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias