7 temas de conversación prohibidos delante de los niños

Hay conversaciones que tienen los adultos que pueden ser mal interpretadas por los niños. Conoce cuáles deberías evitar.

Adriana Acosta Bujan

Los niños son muy inteligentes, elocuentes y perspicaces, nunca hay que menospreciar su capacidad de entendimiento, aunque sean pequeños. En ocasiones, los niños parecen ser pequeñas grabadoras andantes, repitiendo todo lo que escuchan en casa integrando en su vocabulario palabras que tal vez no comprendan lo que significa.

Las intenciones de comunicar todo lo que escuchan no es mala, al contrario, por ser seres sociales por naturaleza los pequeños comunican todo para relacionarse con los demás, de esa manera fortalecen sus vínculos.

Pero hay muchas cosas que un niño no debe escuchar. Puede suceder que tienes una conversación con tu pareja de carácter privado, que solo les compete a ustedes y por alguna razón, aunque tus hijos no estuvieron presentes, pero sí muy cerca, pudieron haber escuchado.

El problema es que los niños realizan interpretaciones subjetivas, es decir, ellos expresan con sus palabras lo que entendieron o incluso repiten las mismas frases que escucharon decir de su padres aunque no entiendan el contexto.

Esto puede ser muy vergonzoso para los padres, incluso puede generar malos entendidos con el entorno.

Advertisement

Oídos alertas

Tal vez puedas pensar que aunque tus hijos son pequeños no tendrás problemas para que ellos entiendan lo que están hablando los adultos, sin embargo, recuerda que su modo de aprendizaje es imitando, por lo que es algo de lo que tienes que tener cuidado.

Ahora bien, ¿Qué conversaciones son prohibidas delante de los niños?

1. Críticas

Como sabes, no es correcto hablar mal de otras personas y más si tienes alguna relación cercana. Criticar delate de los niños puede meterte en problemas graves. Recuerda el dicho popular “los niños y los borrachos siempre dicen la verdad”, así que habrá personas que crean fielmente lo que dicen los niños.

Aprende a respetar a todos para evitar decir cosas fuera de lugar, ya que estarás enseñando a tus hijos a que criticar es algo correcto y normal. En sus pequeñas mentes podrán hacerlo como algo natural y eso a la larga les acarreará problemas.

Ahora bien, si tienes que hablar de alguien que no te cae bien por millones de motivos, exprésate libremente pero no en presencia de los niños y asegúrate que no estén cerca.

Advertisement

2. Intimidad

Es común que estos temas tanto hombres como mujeres los platiquen con sus amigos, como una manera de expresar lo que sienten y poder aclarar dudas.

Sin embargo, tienes que tener en cuenta que a cierta edad los niños empiezan a interesarse por estos temas, incluso en los colegios se abordan con cierta complejidad.

Si los niños escuchan conversaciones de adultos sobre estos temas pueden confundirse, surgiendo malos entendidos y dudas por la mala interpretación y desinformación.

Por tal motivo, evita que escuchen conversaciones que no tienen nada que ver con su edad, algún día llegará el momento adecuado para que tú puedas hablar con tus hijos sobre estos temas.

3. Economía

La situación financiera es un tema común que tratan las parejas, pero no es conveniente que los niños lo escuchen. Si por algún motivo tu economía no está bien, los niños suelen preocuparse y pedir ayuda, provocando que una mala racha económica familiar se convierta en un tema popular, esto es vergonzoso.

Advertisement

La idea en este punto es evitar transmitirles a los niños preocupaciones de adultos, ya que pueden generar miedos e inseguridad, lo cual puede perjudicar su salud emocional.

4. Quejas

Hay personas que la mayor parte del día se la pasan quejándose de todo, si se ponchó una llanta, si hay mucho tránsito, si hace calor o frío, si el esposo no le llama, etc. Cuando los niños escuchan conversaciones de este tipo, es normal que ellos actúen y repitan lo que escucharon.

Los niños aprenderán que todo lo que les pasa ya sea bueno o malo deberán expresarlo, pues ellos aprenden imitando a los padres.

Está bien que te quejes de algo si no te gusta o te molesta, pero no lo hagas frecuentemente, trata de expresar siempre frases positivas para que tus hijos las repitan y no se formen una idea equivocada de la vida.

5. Las presiones laborales

Son contados los trabajos en los que no existen presiones por parte del jefe, lamentablemente los dueños siempre velarán por sus intereses. Por lo que es común que los empleados en algunos momentos se sientan presionados por la gran carga de trabajo y desmotivados.

Advertisement

Sin embargo, hablar de estos temas en presencia de los niños solo lo pueden confundir, ya que actuarán de la misma manera que tú en su colegio.

Tal vez quieras expresarte libremente sobre tus problemas laborales, pero hazlo de manera positiva, viendo hacia la meta final. “Constancia, perseverancia, esfuerzo” esas son las frases que tus hijos deberían escuchar.

6. Conversaciones sobre crianza

Un error común es hablar de los niños en presencia de ellos. Hay personas que hablan de más y suelen hacer comparaciones. Incluso tienen conversaciones sobre cómo deben aprender los niños o cómo deben ser criados, eso es un tema que solo les compete a los adultos.

Los niños al escuchar ese tipo de temas, suelen tener inseguridades, miedos y desconfianza; incluso la autoestima puede ser afectada, al sentirse que no están haciendo bien las cosas. Si son pequeños temerán perder el amor de mamá o papá si comenten equivocaciones.

7. Ilusiones

Santa Claus, los Reyes Magos, el ratón de los dientes y cualquier otra fantasía que los adultos inventan a sus hijos para mantener su ilusión, es un tema que solo debe platicarse entre mayores.

Advertisement

Es muy triste descubrir que esos personajes no son reales, por lo que se destruirá el corazón de los niños. Cuando lo creas pertinente, habla con tu hijo, pero que no lo tome de sorpresa o lo escuche al pasar, pues romperá su corazón.

Ser padres no es nada fácil y más cuando se trata de criar a los hijos. Sin embargo, debemos tener mucha precaución en lo que decimos y hacemos, ya que somos el ejemplo de nuestros hijos y su más importante manera de aprender.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias