9 señales de que tu perro es un animal feliz

"¡Ey amigo!, ¡Volviste! ¡Te extrañé tanto!" Tu perro mueve su cola y te llena de besos. Quiere demostrarte que es un perro feliz.

Erika Patricia Otero

Para quienes disfrutamos de las mascotas, un perro es la mejor compañía que se pueda tener después de llevarse bien con los miembros de su familia. Además de eso, tener un perro es la cosa más fácil y deliciosa que pueda pasarle a alguien solitario.

Como todo animal de compañía, los perros necesitan cuidados adecuados para garantizarle una buena calidad de vida. Tú sabes que el animalito se conforma con lo que puedas darle, pero sabes que la responsabilidad es grande; claro, si quieres tenerlo a tu lado por largos años de vida.

Yo tengo seis perros, es la primera vez en mi vida que tengo animales a cargo y que directamente me hago responsable de ellos.

Básicamente se llevan parte de mi sueldo y mi tiempo pues compro su alimento, les llevo al veterinario, los baño y limpio sus «gracias», les doy el alimento y juego con ellos. Puede no parecer mucho, pero en realidad resulta desgastante y demandante; aunque bien vale la pena.

Hacer feliz a un perro puede parecer una tarea fácil, y de verdad lo es si así lo quieres, pero hay dueños que no saben cómo hacerlo.

Advertisement

Pues bien, con esto presente te daré algunas indicaciones que podrán ayudarte a saber si lo que haces por tu mascota le hace un animalito feliz.

1 Observas que se divierte cuando le sacas a pasear

Es agradable sacar a una mascota que no tira de la correa con la que lo llevas sujeto. Huele todo y no se altera cuando ve a otros perros, y aunque se le acerquen a olerlo, no es agresivo, se olisquean, mueven su cola y cada cual sigue su camino.

Claro que mucho de ese comportamiento se debe al trato que su amigo humano le de en casa y al nivel de relajamiento de quien lo lleva a pasear.

2 Duerme tranquilamente

Aunque esto es relativo. Los perros sueñan al igual que nosotros e incluso chillan, ladran y patean dependiendo del «gato» que persigan en sueños. Pero si tu perro puede dormir largo rato sin mostrarse alterado más allá de los sueños que tenga, entonces tienes a un perro feliz.

3 Se acerca a ti para que lo acaricies

Si tu perro en definitiva no se siente confiado, necesitará paciencia y ayuda para tranquilizarse. Por lo general esto pasa cuando son perros de refugios rescatados, pero con el tiempo los cachorros comienzan a darse cuenta en quién pueden o no confiar. Cuando ya logran distinguirlo, van a acudir a ti para estar cerca echados a tus pies o para que les acaricies o juegues con ellos

Advertisement

4 Tiene buen apetito

Disfruta de lo que le des, ya sea comida casera, concentrado (pienso o finca y bocaditos). Un perro que se siente desanimado no comerá sus alimentos completos, aunque sean los más apetitosos posibles.

5 Cuando le acaricias te enseña la panza

Un perro confiado y feliz no dudará en mostrarte la panza, que es una de sus partes más vulnerables. Lo hace para que le rasques y le des arrumacos como diciendo :»¡Dale! ¡Rasca!, confío en ti«.

6 Está relajado la mayor parte del tiempo

A veces los perros corretean por la casa, saltan y miran por la ventana, o si llega alguien ladrara armando total algarabía; eso es normal, tampoco podemos pretender que parezcan porcelanas.

Muchos perros después de comer y estar satisfechos, se echan sin necesidad de dormir, solo a descansar plácidamente, disfrutan de la buena brisa o del sol de la tarde y notas que es feliz.

7 No es destructor

Los cachorros por lo general son dañinos, pero esa etapa dura poco tiempo. Sin embargo, si el perro destructor ya pasa los 2 años de edad, y lo hace cuando no estás en casa, te hará saber que sufre de ansiedad por separaciónEsto debe ser atendido por un entrenador y debes buscar consejos para que te ayude a lidiar con esa situación.

Advertisement

8 Juega

Muchos dueños suelen darles juguetes de goma, huesos de carnaza o ropas viejas para que ellos jueguen y pasen el rato. Los perro ancianos no suelen hacerlo tanto pues ellos disfrutan más de dormir o de estar tirados en el piso; pero los perros más jóvenes sí, y si tienen compañeros caninos, pues el juego perruno será una actividad diaria en casa.

9 Será efusivo cuando llegues a casa

Tengo seis, y sé de lo que hablo. A veces para evitar que me rasguñen tengo que recurrir a la ayuda de mi familia porque suelen ladrar mucho y saltar alrededor mío. Su cara es la expresión máxima de felicidad y es agradable sentir que alguien espera por ti y se alegra de verte.

Es bonito tener a un perro en tu vida y aún más cuando disfrutas de su compañía, lo amas y cuidas. Recuerda: tener un perro a la vez que es un placer es un lujo que solo los privilegiados puede darse; espero que tú seas uno de ellos.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.