Es ciencia: tener un perro en casa te hace más feliz

Un perro cambia tu vida, y siempre para bien. Los expertos explican los 7 beneficios asegurados de tener un perro en casa.

Erika Patricia Otero

Nada como tener un perro como animal de compañía. Un perro hará por cosas que solo su lealtad y amor por ti pueden explicar. Tener un perro es garantía de compañía, cariño, protección, a cambio solo de un poco de atención y cariño.

Los perros son nobles y cero rencorosos; su nivel de inteligencia es el suficiente para llevar a cabo tareas como detectar armas y drogas, vigilancia y protección y para ser animales de apoyo y servicio a personas con algún padecimiento médico, entre otras.

De todas maneras, tengan o no entrenamiento, los perros mejoran la vida de una persona al 100%, y te demostraré cómo lo hacen.

1 Tu perro ayudará a tener una vida más longeva y saludable

Esto aplica especialmente si eres una persona soltera o de un anciano. Ocurre que los perros te hacen alguien más activo, por ello reducirá los riesgos cardiovasculares y otros problemas de salud. Además, te ayudará a ser alguien más sociable, mejorará tu estado de ánimo y no te sentirás solo.

Advertisement

Para aquello adultos mayores que sufren depresión, tener un perro cambia su vida radicalmente. Un estudio del 2018 concluyó que adoptar una mascota reduce mucho los episodios depresivos en ellos; incluso, los pacientes que son resistentes a los medicamentos antidepresivos o a la terapia psicológica reportaron una enorme mejoría en la salud emocional.

2 Te relaja y satisface

Es muy normal que tu perro se acerque a ti cuando estás sentado viendo tele para que le acaricies; pero también lo hacen cuando estás triste o preocupada. Además, también suelen mirarte con mucha dulzura, esto hace que cualquier persona se sienta tranquilo y bien.

Me pasa que a veces lloro viendo una película o por un problema y uno de mis perros siempre lo nota y se acerca para que lo acaricie, lo hago y eso siempre logra tranquilizarme.

Algo que también noto es que desde que mis perros están conmigo en las noches, duermo mucho mejor. Sí, a veces son ruidosos, pero ya no tengo tanto insomnio ni parálisis de sueño, y eso sí que es un alivio.

Advertisement

3 Si tus hijos crecen con un perro van a desarrollar más defensas contra alergias, eczema y asma

No lo estoy inventando, lo dicen varios estudios. El equipo de Kei E. Fujimura, de la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos, encontró que los niños que conviven con perros son menos propensos a desarrollar alergias, asma y enfermedades de la piel.

Además de esto, también ayuda a los niños a ser más sociables, activos, y con ello tus hijos gozarán de mejor salud y estado de ánimo.

4 No tendrás muchos problemas médicos

Un estudio llevado a cabo en 2015 en nombre de la Human Animal Bond Research Initiative (HABRI) ha llevado a cabo una serie de estudios que tratan de averiguar cómo la influencia de los perros en la vida de personas con diferentes tipos de padecimientos (espectro autista, demencia, alergias, envejecimiento, salud mental en general) mejora.

Ellos hallaron que quienes tienen perro ahorran cerca de $ 11.7 mil millones de dólares al año en costos de atención médica debido a ellos. El Director Ejecutivo de HABRI, Steven Feldman, explicó: «Pensando en las cosas necesarias para mantener su salud, tener una mascota es una de ellas».

Advertisement

5 Los niños con perros sufren menos ansiedad

Dado que los perros son tan apacibles, transmiten esa sensación de que «todo está bien», y tus hijos no son ajenos a esto.  Un estudio del 2015 que incluía 643 niños de edades entre los 6 y 7 años, llegó a concluir, al comparar niños que tenían perros y niños que no, que un 12%  de los niños con perros sufrían de posibles casos de ansiedad en comparación con el 21 % de aquellos que no tenían mascota.

6 Tener un perrito hace que ganes muchos amigos

Vas por la calle o en un parque paseando con tu perro y es natural que las personas se acerquen a darte charla. A veces, con suerte, si llegan a frecuentar los mismos lugares, puedes llegar a hacer muchos amigos, incluso con personas que tienen otro tipo de animales de compañía.

Una encuesta aplicada a  2.700 personas en tres de las principales ciudades de los Estados Unidos y Perth, Australia, encontraron que tener un perro se asocia significativamente con altos niveles de «capital social».

Tener capital social es entendido como las relaciones entre personas que viven y trabajan juntas. Este tipo de relaciones hacen que la sociedad funcione de manera efectiva.

Advertisement

7 Que tus hijos tengan responsabilidades con una mascota hace que aprenda grandes lecciones de vida

Sabemos que tener un perro no es solo estar dispuesto a recibir todo lo que pueden dar. Tener un perro está cargado de responsabilidades. Por esto, cuando permites que tus hijos participen de el cuidado del perro, que los alimente, saque a pasear y esté con ellos jugando (claro que depende de la edad), hace que tus niños aprendan mucho de valores y principios.

Así, tus hijos aprenderán a ser -como señalé antes- a ser responsables, compasivos, a tener una buena autoestima dado que el animal confía en ellos y los ve como parte de su manada; incluso aprenderá sobre la pérdida de un ser querido.

Esto último puede llegar a ser muy doloroso para el niño, pero le ayudará a comprender la muerte y aprenderá a procesar el dolor de la pérdida de su mascota, así como a valorar a quien se ama.

Tener mascotas es maravilloso. En lo personal, adoro y prefiero los perros, pero cualquiera sea el animal de compañía de tu preferencia, cambiará tu vida y la de tu familia siempre para bien.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.