Ayuno intermitente, el plan estrella de los famosos para bajar de peso

Este plan no es para cualquiera, pero promete maravillosos resultados ¿Qué dicen los expertos?

Fernanda Gonzalez Casafús

Si nunca has escuchado hablar del ayuno intermitente, relájate, ponte cómodo y lee este artículo donde podrás sacarte todas tus dudas. Si estás buscando bajar de peso y ya no sabes más qué probar, esta podría ser una buena opción, pero siempre y cuando consultes antes con tu médico.

Hace un tiempo vengo escuchando del ayuno intermitente. Sabía que se trataba básicamente de dejar de comer en determinadas horas del día. Pensaba que era una locura, que jamás podría hacerlo. Sin embargo, nunca es bueno enjuiciar algo antes de tiempo.

Qué es el ayuno intermitente

El ayuno intermitente es un protocolo que ha ganado popularidad y se suele utilizar

principalmente para bajar de peso y perder grasa, aunque sus beneficios van mucho más allá. 

El ayuno intermitente no es una dieta como tal, sino un periodo de tiempo donde se restringe la ingesta de alimentos durante unas horas; por eso se llama intermitente. Este protocolo se puede combinar con cualquier tipo de dieta que estés realizando: Mediterránea, paleo, cetogénica, vegana, etc.

Advertisement

Lo que hace el cuerpo en este periodo de tiempo es alimentarse de las reservas energéticas que hay en él.

¿Cuáles son sus beneficios?

Además de perder grasa y bajar kilos y centímetros, el ayuno intermitente retrasa el envejecimiento, mejora, previene enfermedades, previene la diabetes tipo II, refuerza el sistema inmune, previene el daño a los tejidos y órganos, y ayuda en la lucha contra el cáncer.  Incluso, de acuerdo a Clínica Mayo, el ayuno intermitente puede prevenir enfermedades del corazón

Aunque los beneficios son muchos, no todos están de acuerdo con esta práctica, pues puede llegar a esconder trastornos de alimentación. Hacerlo de forma responsable es la clave, y siempre supervisado por un médico. 

El plan favorito de muchos famosos 

Son muchas las personalidades famosas que han elegido probar con este tipo de plan alimenticio, logrando grandes beneficios. Entre ellas: Tania Llasera, Jennifer Aniston, Elsa Pataky, Kourtney Kardashian, Reese Witherspoon​, Chris Hemsworth o Hugh Jackman.

Tal vez a partir de ello fue que esta forma de alimentarse se ha vuelto más popular, pues los resultados fueron sorprendentes para cada uno de ellos.

Advertisement

¿Cómo llevarla a cabo?

Existen dos tipos de ayuno intermitente:

Ayunar todos los días y comer en una ventana de 4-8 horas. A este protocolo se lo conoce como 20/4 o 16/8. Es decir, ayunas 20 horas y comes en una ventana de 4 horas. O ayunas 16 horas y comes es una ventana de 8 horas.

La otra forma es ayunar solo los fines de semana y realizar 1 sola comida de 600-800 kcal (una el sábado y otra el domingo, y entre semana comer normal). Aunque esta opción puede llegar a ser más lenta para perder peso.

Si quieres empezar a practicar ayuno intermitente, es recomendable comenzar con un protocolo 12/12 e ir aumentando gradualmente las horas. Hay personas que se animan a los ayunos prolongados de más de 24 horas, pero para ello hay que ser todo un profesional del ayuno.

Con el correr de los días, se hará cada vez más fácil mantener el ayuno y no sentirás la ansiedad de los primeros días. Lo importante es tener en cuenta que debemos mantenernos bien hidratados mientras ayunamos y que, una vez terminado el ayuno, debemos nutrir nuestro cuerpo con alimentos sanos.

Advertisement

Mi experiencia

Cuando comencé con el ayuno intermitente pensé que sería muy difícil, pero con 10 kg arriba, estaba dispuesta a intentarlo. Me asesoré, investigué y me uní a un grupo de ayuda. Además, me bajé una app para un acompañamiento más acertado.

Elegí el protocolo 16/8. Ayunaba 16 horas y comía en una ventana de 8 horas. Es importante destacar que no seguí ninguna dieta específica, pero sí comencé a cuidarme con las comidas, reduje porciones y me mantuve a raya con los procesados y carbohidratos, que son mi debilidad.

En las primeras 2 semanas logré bajar 3 kilos, y seguí bajando. Pero más allá de eso, comencé a sentirme liviana, de mejor ánimo y muy energizada. Mis trucos fueron: tomar mucha agua durante el ayuno, y al comenzar a comer, nunca comer de golpe sino “abrir ventana” comiendo unas nueces, para ir acostumbrando el estómago. 

Hoy, lo sigo practicando como modo de vida y elijo alimentos que me hagan sentir bien, pero no me impongo duras restricciones. Es decir, si un fin de semana salimos con mi familia, como una porción de pizza sin culpa (cuando antes comía 3 o 4), o me tomo un helado.

Lo interesante del ayuno intermitente es que me permitió tener vida social, y sentirme bien conmigo misma.

Advertisement

Elegir lo que va con cada uno

Antes de comenzar a realizar el ayuno intermitente, investiga más acerca de este método y asesórate con profesionales. Este tipo de plan alimenticio está contraindicado para quienes tengan un peso muy bajo, diabetes tipo 1, insuficiencia hepática o renal, o que están en periodo de convalecencia; y por supuesto durante el embarazo y lactancia. Por ello, siempre consulta a tu médico antes de comenzar.

Elige lo que te haga sentir bien y, sobre todo, que la meta no sea solo bajar de peso sino introducir un cambio en tu vida que te haga sentir mejor por dentro y por fuera. Tú lo vales.

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda es Licenciada en Periodismo, especialista en Redacción Digital y Community Managment. Editora de contenidos y redactora en Familias.com. Nacida en Argentina y mamá de dos, ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.