Cómo decir “no” a los niños sin decirlo

Conoce distintas alternativas para reemplazar la palabra "no" y logra que tus hijos aprendan las consecuencias de sus acciones de manera sencilla.

Adriana Acosta Bujan

De manera automática, muchos padres estamos acostumbrados a decir “no” a nuestros hijos para protegerlos de cualquier peligro. La palabra “no” se vuelve parte de nuestro vocabulario habitual y una palabra fundamental en nuestro diario criar; es inevitable.

Pero, ¿cuántas veces tus hijos te hacen caso? Hasta parece que la educación se ha vuelto desafiante, porque la realidad es que el “no” para ellos ya no es una regla a seguir.

Es decir, los niños se acostumbran a escuchar tanto la palabra “no” hasta que suelen omitir en su razón que no existen verdaderos peligros, ya que al desobedecer a sus padres se darán cuenta que muchas veces ellos exageraban y no pasaba nada malo.

La palabra “no” se debería utilizar en ciertas ocasiones realmente importantes y en momentos únicos que creamos que las acciones que hacen nuestros hijos los pongan en peligro o dañen, para que realmente se tenga el efecto esperado.

Incluso podemos agregar que hablarles de manera negativa a nuestros hijos los perjudicarán en muchos aspectos de su vida, como por ejemplo el lado emocional.  Esto quiere decir que los hijos creerán que todo lo que hagan es malo, negativo y perjudicial, por lo que a la larga desarrollarán inseguridades y poca confianza en sí mismos al ser adultos.

Advertisement

“No, no, no”

Como se mencionó anteriormente, el “no” debería emplearse tan solo en casos especiales y no de manera habitual ante cualquier mínimo pedido de nuestros hijos. Entonces ¿cómo reemplazar esta palabra?

Según el psicólogo Martin Seligman, la manera en cómo podemos reemplazar la palabra “no” es utilizando la psicología positiva.

De acuerdo con sus estudios, el psicólogo afirma que enseñarles a los niños de esta manera será de utilidad para que aprendan a conectase con sus emociones, por lo que hallarán sentido a su vida mejorando sus relaciones con los demás.

Al enseñar con la psicología positiva estaremos asegurando que nuestros hijos aprenderán a ser líderes gestionando sus propias emociones, puesto que podrán identificar sus virtudes para resolver cualquier problema que se les presente.

Ahora bien, ¿Cuáles son las maneras positivas para evitar decir “no”?

Advertisement

1. “Es una idea genial”

Si tus hijos te han propuesto realizar cualquier cosa que los ponga en peligro o dañen, puedes decirles que es una idea genial y luego dar tus razones por las que deberían evitar hacerlo.

Por ejemplo: “Es una idea genial, pero deberíamos irnos del parque antes de que llueva”, “Es una idea genial, sin embargo tenemos otras cosas más importantes que hacer”, “Suena genial, pero deberías probar mejor hacer tal cosa”.

Conviértete en su guía y ejemplo, mostrándoles las maneras correctas o apropiadas para hacer las cosas, luego entonces platica con tus hijos sobre los peligros a los que pueden enfrentarse.

2. Muchas alternativas

Si lo que quieren tus hijos es experimentar el mundo que les rodea poniendo en peligro su bienestar, podrás optar reemplazar el “no” para darle algunas alternativas distintas. Por ejemplo: “Será más fácil si haces esto”, “Deberías experimentar con tal cosa”, “Es mejor hacer…”

Así evitarás decir “no” y les estarás brindando un mundo de soluciones y alternativas distintas más seguras.  Es importante darles explicaciones simples, claras y sencillas para que los motives a hacer lo que tú quieres.

Advertisement

3. Distracción

Dirige la atención de tus hijos para que realicen otras actividades que sean seguras. Por ejemplo: si tus hijos quieren trepar un árbol, asomarse por la ventana, prender la estufa entre otras, entonces será momento de distraerlos completamente haciendo que su atención se enfoque en otras cosas.

Existen muchas maneras sutiles de lograr que te hagan caso como decirles “¿Podrías dejar eso para después?, porque necesito tu ayuda”, “Me puedes ayudar a hacer…”, “Mira que divertido se ve tal cosa”, etcétera.

4. Explica con claridad

Nunca hay que mal interpretar la inteligencia de los niños y más porque los vemos que son inmaduros; recuerda que ellos siempre nos sorprenderán.

Es por ello que si hacen algo que creas no es apropiado será mejor explicarles las consecuencias y los peligros a los que se pueden enfrentar. Utiliza palabras sencillas, claras y sin rodeos; así tu mensaje será entendido y comprendido.

Puedes emplear algunos ejemplos cotidianos para que puedan familiarizarse con tus explicaciones y sus propias experiencias. También puedes incluir el buen humor cuando des tu punto de vista.

Advertisement

5.  Contraoferta

Es importante enseñarles a los niños a “ganar-ganar” para que sean líderes y tengan éxito en su futuro. Es por ello que es recomendable hacer una contraoferta para que ambas partes obtengan un beneficio. Una manera sencilla para lograrlo es cuestionando a tus hijos. ¿Qué es lo que tú ganas si lo dejas hacer tal cosa?

De esa forma guiarás la atención de tus hijos pensando en los beneficios que pueden adquirir ambos y así conducir a lo que realmente quieres que hagan. En este punto puedes incluir reglas y normas para evitar que se pongan en peligro.

6. Ayuda desmedida

Es fundamental que los padres estén al pendiente de lo que hacen sus hijos, sobre todo cuando son pequeños. Si quieres evitar decir “no” entonces ayúdalos a realizar sus cosas.

Por ejemplo: si quieres que la habitación este limpia y ordenada entonces dile que “le ayudarás”, si quieres que tus hijos hagan la tarea a la hora indicada, proporcionales un espacio para estudiar y concentrarse.

La idea es que lo que hagan tus hijos siempre sea guiado por ti, así aprenderán a comportarse y a hacer las cosas de manera correcta.

Advertisement

En conclusión, evita decir “no” cuando sea innecesario, así tus hijos podrán fortalecer su capacidad de entendimiento utilizando la psicología positiva.

Recuerda que el “no” solo se utilizará en ocasiones, para que aprendan a respetar las reglas y normas de convivencia, así como también las acciones que los ponen en riesgo.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias