Cómo ser un padre maravilloso para tu hija: 5 recomendaciones infalibles y un secreto de oro

Estos son los secretos que todo padre debe saber para establecer una relación inquebrantable con su hija.

Emma E. Sánchez

Hace unos pocos días nació la primera hija de unos queridos amigos. Tras platicar un poco, Joaquín, el nuevo papá, nos compartió que se encontraba sumamente preocupado por no saber desarrollar una buena relación con su hija, pues su experiencia familiar ha sido muy mala. Su padre y su hermana mayor nunca pudieron llevarse bien y jamás lograron conectarse y tener una relación padre e hija.

Pasaron tantos años distanciados que ya no tienen la voluntad de relacionarse hoy en día. De ahí que  Joaquín ahora tema cometer los mismos errores de su padre, pues nunca tuvo un modelo positivo a seguir para continuarlo con su hijita.

Si tú te sientes igual o simplemente no sabes qué o cómo hacer para desarrollar una de las relaciones más valiosas de tu vida, aquí te ofrezco algunas muy buenas recomendaciones probadas por padres con hijas.

1 Involúcrate desde el embarazo

Está comprobado que los bebés en el vientre son capaces de distinguir la voz de padre, y al escucharla reaccionan a diferencia de otras personas. Así que no pierdas la oportunidad de iniciar esta maravillosa relación con tu hija.

Si desde el principio de su vida  te involucras en su crianza, podrás verla crecer y conocerla, saber sus gustos y establecer una relación duradera con tu pequeña niña.

Advertisement

2 No temas relacionarte con ella

Muchos padres, por alguna razón, piensan que es mucho más sencillo relacionarse con sus hijos varones que con una niña, y no hay nada más equivocado. Los padres son una gran influencia en la vida de las hijas. La relación con una hija es igual de divertida y activa que con un varón.

Quita de tu mente la idea que los hombres solo crían a los niños y las madres a sus hijas. Todas las niñas requieren de su padre. Los padres educan y forman en cosas que las madres no pueden hacer.

¿Te comparto un secreto? A veces las mamás podemos sentirnos un poco celosas de los papás porque las hijas siempre los amarán, y muchas veces serán mucho más apegadas a su padre que a nosotras; y eso, ¡está muy bien!

3 El deporte y las actividades físicas son la gran clave

Una  grandiosa manera de fortalecer la relación padre-hija es mediante actividades deportivas o físicas.

Las niñas requieren de desafíos físicos para forjar su carácter y fortalecer su autoestima. En ese sentido, quién mejor que su padre para auxiliarla, animarla y empoderarla.

Advertisement

Cuando tu hija sea pequeña anímala a salir a correr contigo, a practicar un deporte que puedan hacer juntos, y llegado el momento, cuando ella crezca y tome sus propias decisiones de todo tipo, conviértete en su gran admirador y su fan número 1. Los deportes son el gran vínculo cuando las hijas cruzan la adolescencia.

Asiste a sus partidos y ponte la camiseta con su número, apoya a su equipo y discutan juntos jugadas o vean partidos en TV donde puedan ser rivales o grandes compañeros. Esos momentos para tu hija serán joyas a lo largo de su vida.

4 Fortalece su seguridad

Nadie mejor que el padre puede lograr en su hija una autoestima fuerte.  Tu opinión para ella es de lo más importante en este universo. Piensa que tú, papá, serás el primer varón que le dirá con sinceridad que es hermosa, que es inteligente y que puede lograr todo aquello que se proponga en esta vida.

Cada vez que tú reconoces sus atributos en general, la estás ayudando a construir una perspectiva segura de sí misma. La opinión de mamá con respecto a su figura no tiene el mismo peso que la opinión de papá; para una hija, la visión de su padre es aquella que le servirá de brújula en su manera de relacionarse con otros varones a lo largo de su vida.

Aquí amerita una gran advertencia: Nunca, jamás, en ninguna circunstancia te burles de su cuerpo o su apariencia. Eso la destruye, y aunque no lo creas, estarás abriendo la puerta para que otros hombres la traten con desprecio.

Advertisement

5 Ten la libertad de mostrar tu lado sensible con ella

Quienes hemos criado hijas, 3 en el caso de mi esposo y mío, sabemos de esas divertidas tardes donde  papá queda peinado y maquillado por sus niñas, sabemos de las horas de baile vestido como princesa, y por supuesto de las lágrimas derramadas cuando un noviazgo concluyó.

Papá todo lo puede para su hija, y cuando él es capaz de mostrar su lado sensible, la comunicación entre ambos fluye con sinceridad y confianza total. Cuando una hija se acerca a su padre para confiarle asuntos personales es porque juntos han desarrollado una gran conexión emocional desde mucho tiempo atrás.

Una advertencia: No la juzgues, escúchala y evita criticar o hacer mofa de sus sentimientos o emociones.

El mejor secreto

Ahora te comparto el secreto mejor guardado para tener la mejor relación padre e hija:

Esmérate por amar a su madre, respetarla y tratarla como lo mejor que te ha sucedido en esta vida.

No hay mayor regalo que se le pueda hacer a una hija que la enseñanza y certeza de poder aspirar a un compañero de vida que la ame, cuide, respalde y trate como su padre trató a su madre. Tu hija jamás permitirá que alguien la trate menos de lo que haya aprendido contigo.

Advertisement

Dice un viejo adagio, que quien cría bien a una hija jamás sabrá de soledad. Si tienes la dicha de ser padre de una, eres inmensamente afortunado. ¡Disfruta de esta gran bendición en tu vida!

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Pedagoga, Directora de un centro escolar de educación básica, y asesora de formación familiar. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.