Cuál es el atractivo de las mujeres mayores a ojos de los hombres jóvenes

Las mujeres mayores son como un buen vino: con los años se ponen más valiosas.

Erika Patricia Otero

Los matrimonios donde los hombres son mayores que las mujeres pocas veces son objeto de críticas; sin embargo, cuando la mujer es la mayor de la unión, las cosas cambian mucho. Aunque muchas son las parejas de ese tipo, no falta quien se escandalice ante ellas.

Uno de los mitos más populares es que un hombre joven busca a una mujer mayor con pretensiones económicas. La verdad es que ese es para algunos un buen motivo; sin embargo, muchos lo que buscan es madurez y experiencia. Una cosa es cierta: ambos buscan cosas que las personas de su edad no les ofrecen.

La pregunta del millón es, ¿qué es lo que atrae tanto a los hombres jóvenes de las mujeres mayores?.

Tienen estabilidad emocional

Las mujeres mayores ya pasaron la etapa de las inseguridades personales. Ellas saben lo que quieren y cómo lo quieren. Tampoco se prestan a hacer reclamos por celos. Por eso, si su compañero les es infiel, sin hacer ningún escándalo se alejan; ellas saben darse su lugar.

Además de esto, hablan de forma franca de los temas que les interesan o le preocupan. Es así como un hombre siempre sabe qué esperar de una relación con una mujer mayor.

Advertisement

Son maduras

Es posible que una mujer mayor tenga muchas experiencias y de todo tipo en su vida. Para ellos es mucho más fácil tener una relación con ellas porque antes que enseñar, aprenden cosas que les interesan.

No tienen afán

Seamos honestas, cuando se es joven lo que más interesa es tener una relación seria. A las jovencitas les llena de ilusión el momento de la gran propuesta. El asunto es que a una mujer mayor esto de comprometerse queda en un segundo plano. No es que no les interese tener a alguien estable en sus vidas; es que no viven en torno a esa expectativa, ni generan presión emocional en sus parejas.

Dueñas de una gran Confianza

Es raro que una mujer mayor sea insegura de su forma de ser o de su físico.

A una mujer mayor los golpes de la vida le enseñaron a ser fuerte y valiente. Saben que cada situación tiene 50/50 posibilidades de salir bien o mal y por eso su actitud siempre es la mejor.

Además, puede saber que aunque no tiene el cuerpo de cuando tenía 20 o 25 años; para el hombre que la ama ella es perfecta tal y como es. No vive de críticas o de apariencias, no necesita de lujos para llenar vacíos emocionales. Esto las hace atractivas porque garantiza a su pareja que él no va a tener que escucharla quejarse de sus imperfecciones.

Advertisement

Tienen los pies en la tierra

En todos los aspectos la mujer mayor sabe lo que quiere y sabe cómo conseguirlo. Ya no vive en un mundo idílico a la espera de la relación ideal. Añádele a esto que saben vivir el momento y la situación. Son capaces de resolver de manera eficaz los problemas de la vida sin hacer un drama.

Un hombre joven siente atracción por esto porque una mujer tan aterrizada les ayuda de ejemplo a organizar mejor su vida.

Son independientes

Las mujeres mayores son altamente autosuficientes en todos los aspectos. No necesitan que un hombre les diga que están hermosas y que pueden lograr lo que se propongan; ellas simplemente saben que pueden lograrlo y eso admiran ellos de sus parejas.

Además, una mujer mayor sabe cuándo, cómo y dónde forjarse su propio camino. Tienen la habilidad de saber cuándo dar la retirada o seguir adelante. Una mujer mayor no está a la espera de que un hombre la haga feliz a base de promesas; ellas son felices porque se forjan su propio destino.

Son solidarias

Es normal que se busque apoyo de la pareja cuando se pasa por una situación de crisis. Para los hombres es importante que su pareja los apoye y guíe; sin embargo, esto es algo que difícilmente van a conseguir en una mujer de su edad.

Advertisement

En cambio, una mujer mayor es sumamente sensata al momento de apoyar y tratar de ayudar a dar soluciones. Esto hace que se sientan confortados y seguros para hacerle frente a los problemas.

Son honestas y tienen la mente abierta

Las mujeres por lo regular tenemos la mala costumbre de no ir al grano cuando algo nos molesta. Sin embargo, la madurez ayuda a cambiar esto. Con los años llega la sabiduría y los deseos de no complicarse la vida. Es así que cuando se presenta un problema, es más fácil hablar claro y sin «rodeos»; eso agrada a los hombres que no tienen que adivinar lo que le incomoda a su pareja.

Además, las mujeres mayores no se complican la vida; antes bien, gustan de disfrutar la vida al lado de sus parejas. Se puede hablar de cualquier tema con ellas; además, no demandan la atención constante. Y como dice el dicho, «las mujeres mayores son como un buen vino: con los años se ponen más valiosas».

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.