Una buena autoestima: el mayor atractivo de una mujer

Si te amas, los demás lo verán a millas de distancia.

Erika Patricia Otero

Una buena autoestima es fuente de relaciones estables y de todos los éxitos en la vida de una mujer. Sin embargo, cuesta ser dueña de una pues en ocasiones el amor propio se desgasta en la medida que sufres o fracasas.

Pese a ese desgaste surgido del dolor, también existen aspectos que puedes poner en práctica para fortalecer tu autoestima y cada día seas una mujer más segura de ti misma.

Como lo más importante es que lo logres y cada día seas más feliz, a continuación hallarás 7 aspectos que te harán una mujer fuerte y atractiva, no solo para ti, si no para los hombres que te rodean pues no dejarán de admirarte por tu preciado valor.

1. No creas en la “vida perfecta”

Con esto de las redes sociales es común que las personas se engañen al creer que sus conocidos tiene vidas perfectas; la realidad a veces es tremendamente opuesta.

Advertisement

Cuando crees la historia de la “vida perfecta” de alguien más, lo normal es que sientas presión por obtener eso que ellos tienen; pero ¿En realidad son tan felices como aparentan? Muchas veces no es así;  y si lo son, la verdad es que no sabes qué camino han tenido que recorrer para llegar a donde están ahora mismo.

Pueda que hayas planificado toda una serie de eventos y aventuras que querías alcanzar en tu vida, pero  ésta muchas veces suele tomar caminos diferentes a los que te habías propuesto; no malos, más bien buenos pero muy diferentes, con todo, estoy segura que eres feliz.

2. Cuida de ti

No es cuestión solo de cómo te ves y te ven los demás, es asunto de si te sientes bien contigo misma.

Una cosa es comprar ropa y accesorios caros una vez cada tanto; y otra es que dediques tu vida a ello. Tu apariencia es importante para que te sientas bien, pero no lo es todo si te sientes vacía.

Advertisement

Ahora bien, tu cuerpo es un templo y como tal debes cuidar lo que comes, cuanto y cómo te ejercitas. Todas y cada una de las decisiones que tomes sobre tu cuerpo recaerán en ti misma pasado un tiempo.

Así que lo mejor que puedes hacer por ti es tener conciencia de ti misma, esforzarte por tener un justo equilibrio tanto de cuerpo como de mente y de espíritu. No olvides “mente sana en cuerpo sano”.

3. Madura con dignidad

En esto de crecer y envejecer hay una gran y única verdad: “Debemos saber quemar etapas”. ¿Qué quiero decir con esto? Sencillo, hacer las cosas justo nuestra edad.

No vale la pena envejecer antes de tiempo y encerrarse en la amargura porque ya has pasado los 30; pero tampoco es justo contigo pretender tener 15 años y actuar como adolescente, así solo harás el ridículo.

Advertisement

Tu vida está pasando ahora. Vívela de manera sana, diviértete, ama, estudia, conoce y relájate; hazlo ahora y no dejes que otros factores dicten el ritmo y la calidad de tu vida.

4. En todos los aspectos sé honesta contigo misma

Conocerte a ti es uno de los mejores regalos que te puedes dar.  Saber de que lado flaqueas y en qué aspectos eres fuerte te pondrá más en control de tu persona.

No eres perfecta, por eso en la medida que te esfuerces por ser mejor, por cambiar eso que no te gusta de ti, podrás superar batallas que antes no podías. No olvides que las debilidades te harán fuerte

5. Desarrolla tus habilidades y conoce tus talentos

Advertisement

Todos tenemos habilidades y talentos, y por fortuna muy diferentes; por eso no tiene sentido sentirse mal porque no cantas como un ángel, si en su lugar tu cocinas como tal.

Algo que puedes hacer para descubrir tus capacidades es tomar una hoja de papel y escribir en ella todas tus virtudes, talentos y metas. Esto te ubicará en tus capacidades y dará un propósito a tus objetivos y dirección a tus sueños; de lo contrario, vas a desperdiciar todos los dones de los que la vida te ha dotado.

6. Aléjate de las personas tóxicas

La página la mente es maravillosa explica que aunque no puedas elegir las personas que te rodean tanto en tu trabajo, en tu estudio o tu misma familia, si puedes mantener una sana distancia entre ellas si no son muy agradables.

Algo que debes aprender a hacer es a escoger las personas que merecen tu amistad y tu tiempo; si alguien te hace sentir incomoda, no te merece y debes alejarte.

Advertisement

En caso que no puedas elegir, si puedes optar por aprender a relacionarte con ellas para evitar el mayor daño posible.

7. Eres una mujer madura, espacio para la presión social no existe

Aunque no lo creas, esto es algo que no solo sucede en la adolescencia. Siempre va a haber alguien que quiera forzarte a hacer algo que no deseas solo para ver hasta dónde eres capaz de llegar en beneficio de la relación o una amistad.

Eres dueña de tu vida y responsable de la misma; por eso, cuando decides tomar decisiones basadas en tus prioridades , principios y valores, el resultado es que te sentirás más satisfecha y segura de ti.

Como puedes ver todos los aspectos antes señalados gritan una sola cosa: RESPÉTATE. Si lo haces, inmediatamente empezarás a ser más feliz y más dueña de ti.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...