¿Dónde radica el poder de una mujer empoderada?

El poder de ser feliz vive en ti.

Erika Patricia Otero

Tengo que decir algo; estoy completamente agradecida por los cambios que la sociedad ha dado en los últimos tiempos y con los cuales nos hemos visto muy beneficiadas.

Entre esos grandes cambios tenemos el hecho de que hoy es mucho más fácil ser mujer; sé cómo suena, pero si tienes la fortuna de ser una, sabes a lo que me refiero. Digo que es más fácil ser mujer hoy en día, porque ya no tenemos miedo a ser juzgadas por cosas tipo; no haberte casado antes de los 30, trabajar fuera de casa o tener una carrera profesional.

Pero adicional a lo anterior, también es bueno saber que no seremos señaladas por tener sueños y por la lucha por alcanzarlos. También es bonito saber que, si contamos con una pareja a nuestro lado, él puede llegar a apoyarnos para lograrlos y salir adelante.

El asunto es que el temor a decidir por nuestra cuenta propia ya no es un sueño inalcanzable, sino una realidad tangible que cada día toma más y más vigencia.

Advertisement
View this post on Instagram

Es la primera mujer que asume el cargo de economista jefe en el Fondo Monetario Internacional. La crisis de los noventa en su natal India, que llevó al país asiático a pedir un rescate financiero internacional, motivó a Gita Gopinath a concentrar sus estudios de economía en finanzas internacionales y macroeconomía, graduándose de un Máster en Economía de la Universidad de Delhi y luego obtener un PhD en la Universidad de Princeton, donde se graduó en 2001. Con un currículo académico impecable y extenso a sus 46 años, Gita ha sido consejera de varias instituciones financieras como el Banco Federal de Nueva York y la Reserva Federal de Boston. Además ha seguido trabajando con su país de origen como consejera del Ministerio de Finanzas en temas del G-20 y como asesora económica del Estado de Kerala. Desde hace diez años Gita es miembro del Programa de Investigación del International Growth Centre, una red global de investigadores que promueven el crecimiento sostenible en países en desarrollo, donde asesoran sobre políticas tomando la demanda como base, y en investigaciones de avanzada. Gita también ha tenido una destacada carrera editorial como co-directora de la revista American Economic Review, editora de Review of Economic Studies y como autora de 40 artículos con temas como deuda, política monetaria, análisis de crisis financieras y mercados en países emergentes. Actualmente es profesora de Estudios Internacionales y Economía en Harvard y asumirá su nuevo cargo en el FMI a final de año, cuando Maurice Obstfeld deje el puesto y donde Gita será la primera mujer que asumirá el desafío de dirigir un equipo clave para la investigación económica global, creando informe de proyecciones semestrales y las recomendaciones para los gobiernos respecto a las correcciones que deben hacer en sus economías para modificar sus problemas. #mujeresbacanas #gitagopinath

A post shared by Mujeres Bacanas (@mujeresbacanas) on

Un largo proceso de cambio

Pero esto no ha sido algo de unos pocos años; la mujer ha luchado por tener un lugar en el mundo notorio en todos los ámbitos desde finales de 1890; y esta lucha ha costado mucho. Sin embargo, ya no hay miedo a ser vistas como personas egoístas porque deseamos algo más allá de lo que la sociedad espera de nosotras: matrimonio, hogar funcional e hijos.

Advertisement

No me mal entiendas, querer casarse, tener un hogar y familia convencional tampoco está nada mal; lo que quiero decir es que además de todo el “paquete tradicional”, también tienes derecho a querer cosas que te hagan feliz sin que eso implique sacrificarte. Desde luego, debes ser una excelente administradora de tu tiempo y espacio.

El asunto es que si eliges unir tu vida a alguien y luchar por “ser feliz para siempre” ambas cosas son TÚ DECISIÓN; y no hay nada que nos haga más felices que el hecho de saber que somos dueñas de nuestras propias vidas.

Mi historia personal

Después de terminar mi carrera, yo solo quería  trabajar y, -si se daba la oportunidad- conocer a alguien con quien formar una familia.

Sin embargo el tiempo pasaba y esa persona no llegaba; mis opciones laborales eran escasas y encima de todo esto, acabe trabajando en algo por completamente opuesto a lo que había estudiado. No era que mi vida fuera un fiasco, pero feliz y realizada no me sentía.

Para empeorar las cosas, algunos familiares y conocidos comenzaron a hacer comentarios que me herían mucho. Decían cosas como: “y ¿para cuando te vas a casar?, “¿Te está dejando el tren?” “Y los hijos, ¿para cuando?”.

Advertisement

Esas simples expresiones hoy no me afectan, pero antes me lastimaban mucho. Un día me canse y les respondí: “No voy a casarme con el primero que aparezca por miedo a la soledad o por urgencia de conseguir marido. Hijos no tengo porque no tengo una económica estable para darle lo que merece; y por último cuándo, cómo o por qué me he casado es asunto mío”.

Ese día surgió un cambio en mí, me di cuenta que tenía poder, en mí había la capacidad para elegir lo que quería y hacer respetar mi vida, y desde entonces es lo que hago; y para ser franca mi vida a dado un cambio radical para bien.

¿Cómo ser una mujer empoderada?

No es nada complejo, solo debes estar segura de lo que quieres y permanecer abierta a los cambios. No debes, por ningún motivo, ceder al control o la manipulación de los demás.

View this post on Instagram

Advertisement

Cuando se habla de la escritora ruso-germana Lou Andreas-Salomé, se enumera a los hombres que cayeron en trance con ella, ofreciendo amor y matrimonio o teniendo amistades de compenetración intelectual: Nietzsche, Freud, Rée y Rilke. Lo cierto es que antes que musa, Lou fue un espíritu libre, inquieta de pensamiento y autora de una decena de libros, y la única mujer admitida en el Círculo Psicoanalítico de Viena a principios del sigo XX. Andreas-Salomé nació en San Petersburgo, hija de un militar. Fue la única mujer entre seis hermanos y siendo adolescente comenzó a instruirse. Su padre murió y su madre la acompañó hasta Zurich –donde la universidad sí admitía mujeres-, donde estudió Teología. Luego se trasladó a Roma, donde conoció al escritor Paul Rée y al amigo de este, Friedrich Nietzsche. Ambos se enamoraron de la joven, la que insistió que no se casaría con ninguno de los dos, sino que prefería establecer una comunidad intelectual. Eventualmente Lou, libre en cuanto a amores, sí se casó por conveniencia con el académico Friedrich Carl Andres; pero el matrimonio nunca se consumó. Tuvo también una relación por años con el poeta Rainer Maria Rilke, varios años menor de la que sobreviven bellas cartas. Lou Andreas Salomé escribió poemas –como el que sirvió de inspiración para el Himno a la vida de Nietzsche-, ensayos y libros; era una trabajadora y pensadora incansable. Era también una mujer independiente gracias a la fama de sus escritos. Escribió un libro sobre su amigo Nietzsche tras la muerte de este, o un estudio sobre las mujeres en la obra de Ibsen. A principios del siglo XX conoció a Sigmund Freud y se convirtió en amiga y discípula; fue admitida en el Círculo de psicoanalistas de Viena y desde 1915 que ella misma atendió a pacientes en su consulta en Gotinga, en Alemania, donde vivía. También fue una mujer pionera en escribir sobre la sexualidad y el narcisismo femeninos desde la mirada psicoanalítica. Lou Andreas-Salomé murió a los 76 años por una falla renal. Hoy hay películas, novelas y hasta una ópera inspiradas en su vida; también calles e institutos de sicoanálisis. #mujeresbacanas #louandreassalome

A post shared by Mujeres Bacanas (@mujeresbacanas) on

  • Busca la felicidad como algo que depende de ti y no de un tercero.
  • Lucha por alcanzar tus metas y sueños sin importar qué sean, pero siempre sin lastimar a otros.
  • Respétate y respeta a los demás poniendo límites sanos para que no te se aprovechen de ti.
  • Sé siempre honesta contigo y con los demás.
  • No temas el “qué dirán”; siempre habrá alguien que no esté de acuerdo con tus elecciones, el punto es no permitir que las opiniones ajenas frenen tu actuar.
  • La única manera de distinguir el amor, de sus falsas monedas, es logrando amarte a ti misma.

Si buscas amor debes saber que hay muchas versiones del mismo:

  • Está el amor de pareja que así como puede llegar en algún momento de tu vida, puede tampoco jamás ser encontrado.
  • También puedes hallar el amor cuando sirves a una causa justa, cuando cuidas a los más pequeños y necesitados que tú.
  • Y desde luego no menos importante es el amor por ti misma; vital si lo que deseas es tener seguridad en todo lo que deseas conseguir para tu vida.

Ser una mujer empoderada no te hace mejor ni superior a los demás, solo te da el PODER de tener el control de tu vida, de manejarla y administrarla según tu voluntad, pero recuerda siempre hacer uso de esa libertad y voluntad de la mejor manera posible para que luego no te arrepientas.

Advertisement

Sé feliz.

Toma un momento para compartir ...