El pensamiento positivo mejora tu salud, y puedes lograrlo con estos 5 ejercicios

Aleja los malos pensamientos y dale paso al cambio.

Fernanda Gonzalez Casafús

Pensar en positivo va mucho más allá de una cuestión de moda. Hoy cada vez más personas se convencen que pensar en positivo nos trae grandes beneficios a nivel físico y emocional. Y lo mejor, es que hay pequeñas actitudes que podemos poner en práctica para lograr un cambio provechoso en la vida.

Pensar en positivo mejora la salud

Una investigación del Departamento de Psicología de la Universidad de Michigan, estudió el impacto de los pensamientos positivos en el cerebro y descubrió cosas muy interesantes. Al parecer, cuando experimentamos emociones positivas, nos abrimos al cambio, mejoramos nuestras habilidades, y nos hacemos más resilientes.

Barbara Fredrickson, investigadora a cargo del estudio, plantea que las emociones negativas como el miedo, y los malos pensamientos, amenazan nuestra salud psíquica. Cuando un pensamiento negativo se apodera del cerebro, nos centramos tanto en él que no logramos ver todas las posibilidades positivas alrededor.

Por ejemplo, cuando te sientes frustrado, enojado y con miedo o desgano, tu cerebro se concentra tanto en ese sentimiento que no dará lugar a avanzar o a salió de ese “pozo emocional”. Mientras que, si te enfocas en todo lo positivo que te sucede, tu alegría podrá ganarle a todo lo malo que suceda, y siempre habrá lugar para dar un paso y superar las adversidades.

Cómo el pensamiento positivo afecta el cerebro

Cuando los sentimientos negativos te aquejan es usual que te sientas decaído, sin ánimos, y hasta te duela la cabeza o el estómago. Cuando te enfocas en las situaciones positivas tu visión de las metas se amplía y logras afrontar todo con mayor optimismo.

Advertisement

Ello abre un abanico de posibilidades en tu vida que traerá cambios positivos ligados al éxito personal y dejará de lado el estrés, mejorando visiblemente tu salud.

Entonces, si pensar en positivo es tan bueno para el cuerpo y el alma ¿Cómo lo logramos?

5 ejercicios para pensar en positivo

Muchas veces, por más que queramos mantener nuestro cerebro en modo positivo, es muy común que fallemos en el intento. Es difícil hacerlo también cuando estás atravesando alguna situación ardua, pero créeme que será el mejor momento para entrenar tu cerebro para pensar en positivo y aprovechar los beneficios de ello.

Primero, mantente firme en la convicción de querer mejorar tu vida, en afirmar tu voluntad de atraer el cambio positivo cada día. Luego, abraza la esperanza y la Fe de que puedes lograr lo que deseas. Pues no te olvides que sólo persiste quien resiste.

1  Cuida tus pensamientos

Éste es un ejercicio que vengo haciendo a diario. Solía ser muy negativa, y voy camino atrás con ello. Como ejercicio diario me he planteado cuidar mis pensamientos y escuchar la voz de mi conciencia.

Advertisement

Esto es, cuando un pensamiento negativo viene a mi mente lo alejo con otro positivo y una afirmación. Por ejemplo, cuando tuve miedo de perder el trabajo, las ideas negativas se apoderaban de mí. Entonces, rechacé aquellos pensamientos de forma reiterativa repitiendo “seguiré teniendo el empleo que tanto disfruto hacer”. Visualizar aquello negativo que anhelamos también es un excelente complemento.

2  Se agradecido

Hace poco escribí en un artículo acerca de la gratitud y cómo ésta es puente para atraer cosas positivas en la vida. Cuando agradecemos nos estamos dando la posibilidad de ser felices con lo que tenemos, de ver todo aquello bueno que nos rodea, y de mejorar las relaciones con los demás.

Agradecer por cada acto del otro, cada detalle y cada momento compartido. Agradecer a la vida y a Dios por aquella experiencia que te hizo crecer y poder plantarte hoy de otra manera. Dar las gracias nos mantiene positivos, y ello mejora claramente nuestra actitud ante la vida.

3  ¡Actívate!

Sal a caminar, practica el deporte que más te gusta, o simplemente ve y cultiva aquellas flores que tienes algo abandonadas en tu jardín. Termina aquello que tenías pendiente, o continúa tus estudios.

Todo lo que hagas para activarte te mantendrá en positivo, y con ganas de seguir adelante. Haz aquello que amas, o prueba aquello que hace tiempo tienes ganas de probar, como una clase de baile o un deporte extremo.No te quedes quieto, haz vibrar tu energía y notarás cómo te sentirás más alegre y con ganas de cumplir todas tus metas.

Advertisement

4  Aprende de las personas optimistas

Antes de criticar a quienes obran diferente, es mejor estudiar  por qué lo hacen. Muchas veces criticamos a quienes secretamente admiramos. Con esta premisa, intenta ver en las personas aquellas características que las hacen ser exitosas.

Notarás que las personas de éxito tienen algo en común: son optimistas. Emula a aquellas personas que andan por la vida viendo el vaso lleno. Empápate de libros de autoayuda si es necesario, y mantente enfocado en ver la vida de manera entusiasta.

5  Refúgiate en la Fe

La Fe será el refugio cuando te sientas perdido. La Fe y la esperanza son un halo de luz en las tinieblas. Es esa seguridad de sabernos a salvo cuando andamos a tientas. Por ello, refúgiate en tu credo para mantener una visión positiva de la vida.

Cuando sientas que la negatividad toma tus pensamientos, no dudes en apartar ese sentimiento a través de la oración. Sentirás un gran alivio y paz en el corazón.

Puedes agregar otros ejercicios propios a esta lista. Todo depende de tu voluntad de ver la vida con una mirada optimista y perseverante. Y si te lo propones, ¡lo conseguirás!

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina y mamá de dos. Licenciada en Periodismo, especialista en Redacción Digital y Community Manager. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.