¿Estás saboteando tu relación de pareja? 6 consejos para dejar de hacerlo

No solo la infidelidad acaba con el amor. Estas actitudes también pueden terminar un matrimonio.

Adriana Acosta Bujan

“Tengo mucho miedo de que mi relación no funcione”, “Seguro mi pareja está pensando en otra”, “Por qué no me dice que me ama”, estas y muchas frases más pueden estar bombardeando tu mente y haciéndote sentirte mal sin saber que están poniendo en peligro tu relación. Algunas veces no es necesario que la pareja sea infiel para que fracase un matrimonio, ya que el peso de las inseguridades, miedos, malas experiencias del pasado o dudas, son causas suficientes para sabotear una relación.

Algunas veces es casi imposible aceptar que uno mismo es el protagonista de que su relación no funcione, simplemente porque se cree estar en lo correcto, echando la culpa a la pareja de la propia infelicidad. Y es una realidad, llevamos cargando en nuestro interior tantos complejos, inseguridades y miedos, que no percibimos que estos sentimientos y emociones negativas pueden ser los causantes de un posible fracaso.

Piénsalo de esta manera: algunas veces explotas fácilmente cuando tu pareja hace algo que te molesta y tu primera reacción es actuar a la defensiva, de esa manera estás propiciando un conflicto innecesario que tal vez pueda dejar heridas profundas en el interior de ambos.

Respira profundo y desecha lo que no te sirve

“Vivir felices para siempre”, es una frase típica de las películas de Disney, que puede ser tan cierta tanto como tú te lo propongas.  La idea es que pienses que no solo el poder del amor hará que tu relación sea exitosa, sino que también existen otros aspectos que fortalecen un matrimonio, como el respeto, la confianza y la comunicación. Es por ello que si no trabajas en dejar tus miedos e inseguridades, será casi imposible brindarle a tu relación un equilibrio y estabilidad.

Pero, ¿Cómo se sabotea una relación?

1 Idealizando a la pareja

Algunas personas creen que su pareja es un tipo de superhéroe que les resolverá la vida en un instante. Incluso se piensa que el ser amado se encargará de vencer los miedos que tiene en su interior, que será la persona que los rescatará, sanará, aliviará y solucionará cada necesidad y problema que la vida les presente.

Advertisement

Se sabotea una relación cuando esperas que tu pareja se encargue de todo tu bienestar, sin que tú tomes la iniciativa por querer estar bien. Es como si no tuvieras el poder de decidir lo que te hace ser feliz y de tomar decisiones; ya que tus miedos te paralizan para que no puedas actuar por tu cuenta.

Piénsalo así: si dejas toda la carga a tu pareja para que tome las riendas de tu felicidad, entonces llegará un día que se él o ella se sienta cansado, perturbado y fracasado cuando vea que no ha logrado hacerte feliz, a pesar de todos los esfuerzos posibles.

2 Siendo posesivo

Cuando el amor hacia tu pareja lo conviertes en asfixiante y posesivo, estarás saboteando tu relación. Pensar que sin tu pareja no puedes vivir, que si algún día te abandonara o te fuera infiel, tú no podrás ser feliz, se le llama apego excesivo. Esto no solo te provocará sufrimiento desmedido sino que afectará tu relación indudablemente.

Este tipo de apego genera los celos posesivos, esos que le impiden a la pareja tener su propia libertad y privacidad. Tus inseguridades y baja autoestima jugarán con tu mente cada vez que tu pareja haga cualquier cosa.

3 Suponiendo lo que no es

Los hombres y las mujeres pensamos diferente, muchas veces suponemos que la pareja por lógica sabe qué pensamos, qué sentimos, qué queremos; y cuando no es capaz de cubrir con nuestras necesidades entonces se generan conflictos y peleas constantes. Recuerda que tu pareja no es adivina o es capaz de predecir el futuro, es por ello que deberás trabajar en la comunicación asertiva si no quieres sabotear tu relación.

Advertisement

Exprésate libremente y aprende a transmitir los mensajes de una manera clara y precisa para que tu pareja pueda ayudarte y apoyarte.

4 No asumiendo tus errores

Es muy fácil culpar a la pareja cuando las cosas no salen como se esperaba, es una salida fácil pero que generará peleas en la relación. Ahora bien, tal vez las decisiones las tomaron ambos pero eso no significa que la culpa recaiga solo en una persona; al contrario, asume parte tu responsabilidad y aprendan juntos de esas experiencias desagradables.  En este punto se trata de entender que pedir perdón y reconocer los errores fortalecerán tu relación.

Sé humilde y no culpes a tu pareja, será mejor encontrar soluciones a sus problemas como el equipo que son. Al final de cuentas, los dos tendrán que vencer cualquier dificultad que la vida les presente.

5 Dejando de observar las virtudes y fortalezas

Deja de poner demasiada atención en los fallos, defectos y debilidades de tu pareja, eso solo te provocará conflictos en tu relación. Será mejor enfocarse en las virtudes y fortalezas; recuerda todas las cosas que tiene él o ella y que alguna vez te enamoraron.

Comienza por valorar lo que tu pareja hace por ti, esos pequeños esfuerzos y detalles que lo hacen ser especial, único y maravilloso contigo. Piensa positivo y aleja los malos pensamientos que destruirán la admiración que sientes por tu pareja.

Advertisement

6 Descuidando al amor

Existen parejas que suelen sentirse tan seguras de su relación que descuidan algunos aspectos importantes que la fortalecen. Por ejemplo: dejan de motivarse, dejan de esforzarse, dejan de tener metas y sueños en conjunto, se descuidan física y emocionalmente; y entran en una rutina que no los hace sentirse plenos. Recuerda que el amor en el matrimonio es como una planta que debe regarse constantemente para que crezca; es por ello que todos los días deberán trabajar en cuidar y reavivar su amor.

Ahora ya lo sabes, deja de sabotear tu relación con esas actitudes y comportamientos que solo generarán conflictos. Ten en mente que deberás trabajar en sanar tu autoestima, seguridad y confianza para que no sea la causa de un posible fracaso en tu relación.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias