Expertos aseguran que existe la forma de engañar a tu cerebro para estar siempre de buen ánimo

Es algo que puedes hacer más a menudo para mejorar tu salud.

Fernanda Gonzalez Casafús

Estar de buen ánimo es algo que nos hace sentir física y mentalmente bien. No siempre es fácil mantenerse en positivo, y hasta es muy difícil ver el lado bueno de las cosas cuando has tenido un día terrible. Sin embargo, existe un truco probado por la ciencia para estar siempre de buen humor.

Imagina que has tenido un día fatal. Te sientes cansada y las cosas no están saliendo como quieres. En este estado, es muy difícil que algo cambie tu humor ¿Verdad? A veces la música, salir a correr, o escuchar la voz de tu madre, pueden ser beneficiosos para amainar tu mal humor; pero hay algo que debes hacer y que no falla.

Sonreír

¿Tan simple como eso? Sí, aunque en verdad la sonrisa es casi siempre la consecuencia de nuestro buen humor, expertos aseguran que también puede ser la causa.

Científicos del instituto Igea Brain aseveran que una sonrisa desencadena ciertos procesos químicos en el cerebro que hacen que nos pongamos inmediatamente de buen humor. La doctora Isha Gupta, neuróloga del Instituto, explica que una simple sonrisa libera dopamina y serotonina, lo que baja el estrés y aumenta la felicidad.

Es decir, que aunque no estés de buen ánimo, si comienzas a sonreír, engañarás a tu cerebro para que crea que sí lo estás, y terminarás por sentirte feliz y de buen ánimo. Vale la pena intentarlo. (¿Estás sonriendo, verdad?)

Advertisement

Forzar la sonrisa

Ahora que ya lo sabes, es momento de hacer la prueba. Cuando te sientas desanimado o de muy mal ánimo, sonríe. Claro que puede ser difícil, porque cuando nos sentimos enojados o frustrados, ¿A quién le da ganas de sonreír?

Sin embargo, déjame decirte que hice la prueba una semana entera, y funcionó a la perfección. Mi estado de ánimo no sólo mejoró, sino que me sentí mucho más feliz, entusiasta, positiva y más empática con quienes me rodeaban.

Además de este beneficio inmediato que nos otorga el hecho de sonreír, existen estudios que aseguran que cuando sonreímos el estrés disminuye significativamente. Y obviamente, quienes más sonríen, se toman la vida con calma, lo que conduce a la felicidad cotidiana y a una vida más larga.

Otros pequeños detalles que mejoran nuestro ánimo

Además de ir por la vida sonriendo hasta que te duelan los músculos faciales, hay otros pequeños detalles que puedes poner en práctica en tu vida cotidiana para estar siempre de buen humor.

Advertisement

 

1  Comer chocolate

Está científicamente comprobado que comer chocolate mejora nuestro estado de ánimo. Ese es el motivo por el cual tu barra preferida te hace sentir tan bien.

2  Escuchar música

Cuando veas el vaso “medio vacío”, coloca tu lista de música favorita. Verás cómo mejora tu ánimo en pocos minutos.

3  Andar en bicicleta

Nada como sentir la brisa en el rostro mientras pedaleamos.  Además, esta actividad oxigena el cerebro y nos permite pensar mejor.

Advertisement

4  Jugar con tu perro

Las mascotas son fieles compañeras. Tu perro, o tu gato, pueden ayudarte cuando has tenido un mal día. Ellos lo presienten y saben cómo ayudarte.

5  Aprender algo nuevo

Un curso de cocina, un deporte nuevo, o eso que siempre quisiste aprender. Pondrás tu cerebro a trabajar y a enfocarse en algo novedoso y útil.

6  Salir de compras

Cuando compras algo que te gusta eso te genera placer, tu cerebro segrega endorfinas. Es por ello que te sientes feliz; eso sí, no te gastes todos tus ahorros, pues el efecto será inverso.

7  Tomar un baño de espuma

Nada como un buen baño para calmarnos cuando todo parece haber ido mal. Luego, te sentirás fresca, renovada y más positiva.

Advertisement

8  Caminar descalzos por la hierba fresca

El placer del contacto con la naturaleza puede hacernos olvidar todo lo malo. Y es una buena forma de descargar a tierra todo nuestro mal humor del día.

9  Observar el amanecer

Cuando ves el amanecer algo en tí se despierta, que te darán ganas de hacer algo productivo ese día. “A quien madruga, Dios lo ayuda”, dice el refrán.

10  Caminar bajo la lluvia

Hacer eso que normalmente no hacemos, como caminar bajo la lluvia, y disfrutar de ello, es algo que puede levantar nuestro estado de ánimo.

11  Pasar más tiempo con tus amigas

Nada como una buena conversación con tus amigas para salir a flote No?

Advertisement

12  Llamar a tu mamá más seguido

Está comprobado que cuando hablas con tu madre por teléfono los niveles de cortisol disminuyen y tu estado de ánimo mejora.

13  Fijarte metas personales

Si te sientes estancada, probablemente eso te ponga de muy mal humor. Escribe en un papel tus metas personales, y cúmplelas.

14  Seguir tu ritual de belleza

Píntate las uñas, arregla tu cabello, vístete con ropa bonita. Las mujeres somos poderosas por naturaleza, pero cuando nos embellecemos, tenemos el mundo a nuestros pies.

15  Levantarte temprano

Puedes ser más proactiva si te levantas temprano y cumples con lo que tenías pensado hacer. Pues si no lo haces, te sentirás bastante desanimada.

Siente la gratitud 

Cada día es una oportunidad hermosa que merece ser vivida. Es comprensible que tengamos días malos, o días donde queramos olvidarnos del mundo. Es habitual que el desánimo se apodere de nosotros. Pero es necesario tener Fe de que puedes lograr lo que te propongas.

Advertisement

Sonríe. La vida es una sola. Tienes miles de oportunidades para lograr lo que quieres. Confía en Dios, reza cada día y agradece el hecho  de estar viva. Créeme que la gratitud será un gran paso para la felicidad (y para mejorar tu humor, ¡Claro!).

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda es argentina y mamá de dos. Licenciada en Periodismo, especialista en Redacción Digital y Community Managment. Editora de contenidos y redactora en Familias.com. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.