La imagen de nuestros padres influye a la hora de elegir pareja

No es causalidad que tu pareja se parezca a tus padres, es un patrón que todos seguimos.

Adriana Acosta Bujan

Cuando estamos enamorados la razón se nubla, creemos que la persona que hemos elegido es perfecta llena de virtudes y fortalezas, puesto que ha conquistado nuestro corazón. Pero con el paso de los años y de convivencia, poco a poco vamos encontrando esos defectos que no habíamos visto a primera instancia.

Tarde o temprano, después de un tiempo de relación, se identifican ciertos aspectos en el comportamiento de la pareja que resultan ser muy familiares y conocidos; es como si en algunos momentos, dentro de la relación matrimonial estuvieran los padres.

Piénsalo así, cuando tu pareja te dice alguna cosa que te decían tus padres, o que cuando tu pareja tienen una similar manera de actuar o comportarse, muy parecida a la de tu papá o mamá. Esto no es casualidad; ya que por lo general, todos seleccionamos a la pareja siguiendo patrones y creencias que tenemos arraigadas desde la infancia, es decir, las elegimos porque las hemos idealizado.

Entonces, si tuviste una buena relación con tus padres o no, es probable que tu pareja tenga algunas características que tienen ellos, ya que las personas tienden a buscar una pareja que se parezca a los progenitores de manera inconsciente.

Pero, ¿eso es malo?

Rocío Hernández, directora de As Buena Vida, dijo que la imagen de los padres es determinante en la elección de pareja, pues al elegirla vamos buscando esa persona que cumpla con las creencias y la única verdad que hemos aprendido durante la infancia, sea buena o mala.

Advertisement

Por tal razón, debemos estar alertas y enfocarnos en las cosas positivas que aprendimos durante la niñez, para que en la vida adulta y en el matrimonio evitemos sufrir a lado de una persona que tiene los mismos defectos que nuestros progenitores. Pero si te encuentras en la etapa en que ya la elegiste, entonces deberás concentrarte en las virtudes de tu pareja y dejar de preocuparte por cambiarla, ya que sería un esfuerzo inútil.

¿Cómo influye?

La educación que se recibe durante la niñez es la base sólida que nos ayuda a elegir una pareja; sin embargo, si tuviste una infancia llena de amor o no, eso no será motivo suficiente para responsabilizar a los padres cuando nos equivocamos al seleccionar un compañero, ya que todos somos diferentes. Con ello me refiero a que por más que tu pareja tenga algunos aspectos similares a los de tus padres, él o ella son únicos y tienen su propia esencia.

Ahora bien, todos buscamos una pareja que sea nuestro complemento, que nos ayude de cierta manera a cubrir con nuestras necesidades y nos impulse para alcanzar los sueños. Entonces, si viviste con unos padres amorosos buscarás que tu pareja sea una imitación de la relación que tuvieron tus padres, es decir amorosa; pero si experimentaste en tu niñez una mala relación con tus padres, por lógica trataras de elegir a una pareja que sea todo lo contrario a ellos.

Sea tu experiencia buena o mala durante tu niñez, por lo general las mujeres tratamos de elegir a una pareja con algunos rasgos o características comunes como por ejemplo:

1 Que tenga una vida familiar

En ambas situaciones mencionadas anteriormente, las mujeres nos enfocamos en buscar a una pareja que tenga una vida familiar unida. Es decir, que él mantenga una buena relación con sus padres, hermanos y seres queridos, ya que eso puede garantizarnos que para él la familia es una de las cosas más importantes.

Advertisement

2 Que sea trabajador

Si en tu niñez tus padres trabajaban y se esforzaban al máximo para cubrir tus necesidades, o pasaba todo lo contrario, en cualquiera de las dos situaciones las mujeres generalmente buscarán hombres que sean capaces de tomar buenas decisiones, independientes, responsables y trabajadores. Ya que esos aspectos garantizan seguridad y protección, características que muchas personas desean obtener de su pareja.

3 Que sepa tratar con respeto

Si tuviste una infancia llena de amor y pudiste observar cómo tu papá trataba a tu mamá con ese amor y dulzura inigualable, entonces seguramente busques a alguien que se comporte de una manera similar.

En el caso contrario, si no experimentaste ese amor y respeto entre tus padres, probablemente también busques a un hombre que sepa tratar bien a una mujer. Sin embargo, a veces, inconscientemente, sueles encontrar lo contrario, justamente por las huellas negativas de tu infancia.

4 Que tenga valores

Si tus padres siempre se esforzaron por enseñarte los valores morales como la humildad, el respeto y el amor, entonces buscarás que tu pareja tenga esos valores fundamentales que hacen ser a las personas confiables. Por esa razón, tu matrimonio y relación tendrá honestidad, lealtad y fidelidad.

Pero en el caso contrario, si tu pareja carece de valores, entonces es probable que su comportamiento hacia ti sea egoísta y hasta narcisista. Por lo tanto, al elegir a una pareja debemos evitar por completo una persona así, puesto que solo se garantiza sufrimiento a su lado.

Advertisement

5 Que tenga un equilibrio emocional

Si el equilibrio emocional de tus padres era cuestionable, es lógico que al elegir una pareja te enfoques en observar sus reacciones y actitudes ante distintas situaciones y contextos, ya que todos necesitamos estar con una persona estable emocionalmente.

En conclusión, todos los aprendizajes y la vida familiar que experimentamos durante la infancia son aspectos determinantes para elegir una pareja. Ya sean buenas o malas tus experiencias, siempre buscarás imitar la buena relación de tus padres o evitar continuar con los patrones negativos que te destruyeron por completo tu autoestima, seguridad y confianza.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias