Qué es y qué NO es un matrimonio

Más allá que promesas, el matrimonio es trabajo en equipo.

Erika Patricia Otero

Hace años compartí vivienda con 5 chicas; todas ellas hermanas y con una meta en común: “casarse y ser felices para siempre”. Sí, sé que suena muy a cuento de hadas, pero ese era el pensamiento de ellas. Poco a poco, en el transcurso de un año, dos de ellas consiguieron pareja estable y concretaron un compromiso que le siguió matrimonio; sin embargo, una de ellas tuvo algunos inconvenientes con su pareja por el modo de pensar de ella respecto a la unión marital.

Ella era joven, aun así tenía un pensamiento retrógrado. Veía su matrimonio como una especie de “contrato de dependencia mutua”; es decir, si su esposo quería ir a ver un partido de fútbol, ella debía ir con él y si ella no podía acompañarlo, él entonces no tenía razón para ir.

En una ocasión, antes que se casaran- aunque ya era claro que lo harían- , él estaba mirando unos vídeos graciosos en youtube, y (como éramos amigos) me llamó para que los viera y me riera un poco; no tardé en acercarme al computador que se hallaba en la sala a vista de todos los que estábamos ahí, para que ella comenzara a reclamarle la razón por la cual me había llamado a mí y no a ella.

Estaba enfurecida, pero yo lo estaba aun más, aun así logré guardar la calma y le dije: “¡deja la paranoia!, si quisiera algo con él, en primera no los hubiera presentado, y segundo, no estarías con él”.

Después de un tiempo perdí contacto con ellos. Por un tercero supe que por las concepciones raras que ella tenía de un matrimonio casi se divorcian, pero lograron superar el bache y ahora mismo tienen dos hijos y casi seis años de casados.

Advertisement

El error de ella, muchas mujeres y hombres lo cometen

Te preguntarás “¿qué error? si todos tenemos derecho y obligación de cuidar nuestro matrimonio; pues te diré: sí y no”.

El matrimonio es la unión de dos personas que ciertamente se aman y tienen propósitos y metas en común; sin embargo, ambos siguen existiendo como individuos y cada uno tiene derecho a seguir creciendo como tal.

Un matrimonio consiste en dos PERSONAS independientes, con voluntades propias y basado en la confianza que apuntan en la misma dirección. El asunto, es que muy pocos entienden ésto de manera sencilla y muchas veces tienen que estar al borde del divorcio para darse cuenta de la serie de errores repetitivos en los que caen por los falsos mitos que a lo largo de la historia se han planteado en torno a la unión matrimonial.

Entonces ¿Qué o cómo es estar casado?

Lo responderé de la siguiente manera:

Un matrimonio ES:

NO ahogarse con la presencia del otro, ni hostigarse constantemente con demandas de atención.

Advertisement

COMPARTIR momentos juntos y respetar los silencios y espacio del otro.

CRECER y APOYARSE en las metas y sueños tanto individuales como comunes.

APRENDER del otro para fortalecer la relación y a las personas que lo forman.

Además de ENCONTRAR la manera que mejor les funcione para resolver sus conflictos antes que comiencen a llegar los hijos.

ALENTAR al otro cuando ha fracasado y apoyarlo en sus propósitos pues los logros o caídas de uno les pertenecen a los dos.

Advertisement

El matrimonio JAMÁS se tratará de:

ADIVINAR lo que quieres o deseas. Tu compañero de vida jamás podrá hacerlo por más que lo desee.

Tu pareja tampoco debe COMPLACERTE o ni cumplir tus EXPECTATIVAS todo el tiempo.

En su lugar, lo que pueden hacer es  preguntar qué quiere o qué le pasa a tu esposo o esposa; si mejoran su comunicación y expresan de manera clara lo que anhelan del otro y llegan a un consenso, la comprensión será la tabla de salvación para el amor que ya se tienen.

Un matrimonio tampoco es MANIPULACIÓN y menos usar a los hijos como una tabla de salvación. Si lo hacen, éste va a estar condenado al fracaso: ningún hijo ata a una persona que ya no desea estar con alguien que le hace la vida imposible, y los niños no merecen sufrir por los errores de los padres.

Las bases del matrimonio son constancia, perseverancia, comunicación y confianza. Un matrimonio jamás será por entero perfecto y de eso se trata, de aprender a amarse con cualidades y defectos superando los problemas diarios de la vida en pareja.

Advertisement

No te agobies ni sufras, si debes hacer cambios, ¡hazlos!, si debes hablar con tu cónyuge por que algo no anda bien entre ustedes ¡no pierdas tiempo! Siempre que quieras puedes salvar tu relación y cumplir la meta de “ser felices hasta la eternidad”.

 

Toma un momento para compartir ...