¿Sabes lidiar con los momentos de soledad?

La soledad puede abrirte oportunidades de bienestar que vas a poder aprovechar cuando estás en sociedad.

Erika Patricia Otero

«Si te sientes en soledad cuando estás solo, estás en mala compañía».

Jean-Paul Sartre

La soledad puede ser una bendición o una maldición, depende del lente con el que se mire. Para quienes aprecian los momentos solos, es una oportunidad para conocerse mejor. Sin embargo, para las personas que no disfrutan de estar solos, la soledad es un castigo que les agobia. Dicho de otra manera, el significado de la soledad depende mucho de lo persona que la experimenta, no del evento en sí.

Ahora bien, la soledad es una situación a la que uno se somete voluntariamente cuando está joven. Por supuesto, no a todos los jóvenes les gusta estar solos, muchos prefieren estar rodeados de amigos y tener una vida social activa. Hay excepciones, desde luego, pero es una elección propia.

Las cosas pueden llegar a cambiar mucho en los años dorados. Aunque muchos abuelos tienen el placer de disfrutar de la compañía de su familia, a algunos otros los abandonan y la misma familia los aísla. En estos casos, la soledad no es algo que se elige, de verdad que es muy triste que algo así suceda cuando los abuelos dieron tanto por los suyos.

Advertisement

Errores que se cometen cuando se huye de la soledad

Uno de los tantos errores que se comenten al escapar de esta es entrar en relaciones dañinas. Es muy común este tipo de fallas, sobre todo en personas que no saben sacarle provecho.

No solo se trata de relaciones amorosas que terminan siendo abusivas que se mantienen por temor a quedarse solos. También están las malas amistades, que terminan siendo muy malas influencias.

La soledad mal encarada puede llevar al consumo de psicoactivos, alcohol y comida chatarra. También hay casos en los que las personas que no pueden lidiar con la esta terminan volviéndose acumuladores compulsivos.

Solución

El truco para escapar de todos esos obstáculos que dañan tu bienestar, es aprender a vivir con la soledad.

Lo primero es saber que para bien o para mal todos tendremos que hacerle frente alguna vez en nuestras vidas. Por mucho que no se disfrute de ella, es una situación que se enfrenta al momento de la muerte de alguien, un cambio de residencia, un divorcio, etc.

Advertisement

Mientras más rápido se acepte esa situación que puede o no ser momentánea, más rápido se superará.

Cuando la soledad es un problema

Para algunas personas es más simple hacer amigos que para otras; sin embargo, el problema de la soledad es que pasa desapercibida. Otro de los grandes problemas que implica la soledad es que puede hacerse una costumbre.

Como seres sociales que somos, es importante relacionarnos con los demás; sin embargo, hay quienes se acostumbran tanto a ella que terminan como ermitaños.

Puede que a la larga o no, la vida te haga sentir que necesitas a alguien para compartir momentos. Es entonces cuando vas a querer cambiar lo que no hiciste, tener un amigo o un amor. Por supuesto, esto depende de cada persona.

Beneficios de la soledad

Como siempre trato de ver el lado amable de las situaciones que ofrece la vida, la soledad no es la excepción.

Advertisement

En estar a solas hay grandes recompensas, muchas que para las personas que no la valoran pasan desapercibidos. Por ejemplo:

Estar solo te permite reiniciar tu actividad cerebral

En un mundo donde constantemente estamos bombardeados por información, el agotamiento mental se hace latente. Puede ser que al final de un día de trabajo no sientas la carga; aun así, si llevas el mismo ritmo por toda una semana, al final de la misma vas a sentirte a punto de colapsar.

Estar solo un fin de semana te permite recargar baterías físicas y mentales. Con eso, vas a poder estar más atento y «conectado» para enfrentarte a una nueva semana de retos.

Te ayuda a mejorar la concentración y la productividad

Esto es algo de lo que puedo dar fe. Si yo quiero tener una semana de productividad en mis escritos, yo tengo que estar sola. La soledad me da la tranquilidad del silencio, con lo cual me puedo concentrar más, y doy un mejor rendimiento.

Estar solo te da la oportunidad de reencontrarte contigo mismo

Estar en grupo te hace influenciable; es decir, es posible que termines actuando como lo harían los demás; o incluso, cómo esperan ellos que te comportes, lo que es peor.

Advertisement

Los momentos de soledad te ayudan a reencontrar tu identidad, a tener claridad sobre tus metas y propósitos en la vida. También te ayuda a profundizar en tus pensamientos y a reflexionar sobre las cosas que te importan, e incluso te ayuda a replantearte las cosas que puedes o no hacer en busca de tu progreso y bienestar.

Puede ser de ayuda para mejorar tus relaciones personales

Cuando pasas tiempo a solas, te da una mejor comprensión de lo que sientes por las personas que te rodean. Por si fuera poco, también te ayuda a reflexionar acerca de las personas que te ayudan a ser mejor y quienes no.

La soledad te ayuda a que tus relaciones sean más sanas y duraderas. La razón es que quien está a gusto solo, está preparado para compartir su vida con alguien.

Solo me resta decirte que la soledad no es tan mala como parece. Cuando aprendes a mantener un balance entre los momentos de compañía y los justos momentos de soledad, vas a convertirte en alguien poderoso que tendrá capacidad para controlar su vida de formas que no te imaginas.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.