7 síntomas silenciosos de que alguien está lidiando con una fuerte depresión

Tú puedes ser de gran ayuda para un ser querido con depresión, solo debes estar atento.

Erika Patricia Otero

Mucho es lo que se dice de la depresión; sin embargo, es un tema que aunque parece que es del dominio de todo el mundo, la realidad es otra.

¿Depresión o tristeza?

Son 2 cosas muy diferentes.

La tristeza es un estado de ánimo en el cual expresamos dolor por una pérdida o carencia de algo. Cuando estamos tristes solemos sentirnos desanimados, pesimistas y a veces lloramos para aliviar ese sentir que genera tanta pena. Pese a la sintomatología similar a la de la depresión, la principal diferencia es que ésta es pasajera.

Hay 2 tipos de depresión

Cuando la tristeza por esa carencia o evento desafortunado se vuelve crónica, puede desencadenar una depresión exógena (reactiva). Ésta es causada por eventos externos, como ser: muerte de un ser querido, ruina, pérdida del trabajo, entre otros. Si la persona no puede superarla de manera adecuada, lo recomendable es buscar ayuda profesional.

También hay una depresión endógena; es decir, causada por la predisposición biológica, donde los neurotransmisores que controlan las emociones y disminuyen el estrés no son regulados por el cerebro de manera adecuada. Así, el cuerpo y estado mental se ven alterados por afecciones físicas como emocionales.

Advertisement

7 Síntomas silenciosos de depresión

La sintomatología de la depresión clínica puede ser variada. Estos síntomas en cuestión son los que pasan más desapercibidos y a los que más debes poner atención para dar ayuda inmediata.

Fingen emociones

Las personas que sufren depresión no quieren admitir que están enfermas; por ello muchas veces fingen sentirse bien y tener el control de sus vidas.

Mienten para no tener que lidiar con la recriminación y evitar que se involucren de más en un tema que para ellos resulta doloroso.

Alejamiento de actividades cotidianas

Cuando una persona elige alejarse de su trabajo o sus estudios debes estar atento, pues es un signo de depresión. Sucede que la enfermedad consume toda la energía y reduce el interés de la persona a esas actividades. Esto no ocurre de la noche a la mañana, sino paulatinamente con la esperanza de que nadie note su ausencia.

El dolor y sufrimiento se hacen tan grandes que se le hace difícil a la persona lidiar con sus emociones; por lo tanto, se aleja de lo que antes le interesaba

Advertisement

Adicción al trabajo

Así como puede volverse inactivo, la persona deprimida puede recurrir a trabajar en exceso para encubrir su enfermedad. El trabajo en esta ocasión se vuelve una especie de «tabla de salvación» que los distrae de su dolor.

Desgano

Acompañada a su vez de pesimismo y desesperanza, el desgano es común porque el afectado no siente deseos de hacer nada.

A este cúmulo de «cansancio» le sumamos que no duerme como debería, que los pensamientos de angustia y la ansiedad le asechan, y el cuerpo le pesa, pues es más que natural que la persona no sienta ni tenga deseos de levantarse de la cama. Esto lentamente hace que la persona se aleje de sus amistades y familiares, pues de verdad que no siente fuerzas para nada.

Problemas de alimentación

Algunas personas deprimidas comen en exceso, otras por el contrario, pueden dejar de comer. Así, mientras los primeros engordan sin control pues se refugian en la comida para lidiar con el dolor, otros «castigan» su cuerpo sometiéndolo a la falta de comida.

Por eso, si notas que un conocido o ser querido sube o baja mucho de peso en determinado lapso de tiempo, entre otros síntomas, puede estar sufriendo depresión.

Advertisement

Cambio en los hábitos de sueño

Algunos profesionales de la salud dicen que hay un fuerte vínculo entre el insomnio y la depresión. Para ellos, una persona con problemas para dormir tiene más probabilidades de padecer depresión que una que tiene una buena higiene del sueño.

Abuso de sustancias

Para lidiar con el dolor y el sufrimiento que refiere una depresión puede ocurrir que la persona se «refugie» en el consumo de sustancias, ya se trata de alucinógenos y psicoactivos  como de bebidas alcohólicas.

Estas sustancias le dan la falsa ilusión de control, además que les ayudan a escapar de sus emociones conflictivas y de su realidad.

NOTA

Aunque estos síntomas pueden ser evidentes en una persona que sea diagnosticada con depresión, la realidad es que muchos de éstos pueden incluso pasar desapercibidos para las personas con las cuales el afectado se relaciona. Es entonces cuando más se debe estar atento y ayudar, si es que es necesario para evitar que el enfermo cometa suicidio.

Además, es muy importante tener presente que estos 7 síntomas deben ir complementados con muchos más que implican una depresión y que esta solo debe ser diagnosticada por un experto que pueda ofrecer la ayuda que el afectado necesite.

Advertisement

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, dependiendo de la edad de la persona involucrada los síntomas generales pueden ser:

-Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces

-Exceso de sueño

-Sentimientos de inutilidad, odio por su persona y culpa

-Problemas de memoria y concentración

Advertisement

-Movimientos lentos o rápidos

-Inactividad y retraimiento de las actividades usuales

-Sentimientos de desesperanza y abandono

-Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio

-Pérdida de placer en actividades que suelen hacerlo feliz, incluso la actividad sexual

Advertisement

¿Cómo puedes ser de ayuda?

Aunque la persona enferma no quiera ningún tipo de ayuda, la realidad es que la necesita. Si tú puedes ofrecérsela, lo que puedes hacer es hablar con su familiar más cercano para que conversen, y entre los dos busquen la ayuda que requiere para ser tratado por un profesional en psiquiatría.

Tú no te lances a juzgar ni a hacer presión, o solo aumentarás el estado de estrés y ansiedad al que ya está sometido por la enfermedad.

Ayudar a alguien deprimido no es fácil, pero te aseguro que la persona al salir de su crisis verá las cosas de otra manera y te estará muy agradecido por tu oportuna intervención.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.