Si de verdad le interesas, tendrá tiempo para ti

Tiempo, amor y cuidado, tres aspectos de las relaciones que te dejarán saber si él de verdad te ama.

Erika Patricia Otero

Ambos trabajabamos en el mismo lugar, eso hacía que como compañeros de trabajo estuviéramos juntos una buena parte del día; sin embargo, el tiempo que pasabamos como pareja fuera del trabajo era escaso. Pese a eso, siempre existía la posibilidad de vernos los fines de semana, pero él comenzó a poner excusas. Siempre tenía algo que hacer o algún amigo con el cual reunirse, y yo siempre estaba sola o quedaba en último lugar.

Además, su trato hacía mí se volvió hosco. Con honestidad, no hay veneno más efectivo para matar el amor que ese tipo de actitud. Admito que sufrí, para mí no fue fácil darme cuenta que él ya no me quería; aún así reuní toda la fuerza que me fue necesaria para alejarme de él, y lo hice.

Debo admitir que el fin de esa relación fue lo mejor que nos pudo ocurrir a los dos. Él ahora tiene la vida que se merece, y yo la paz mental y emocional que tanto necesitaba.

Yo soy un mundo diferente, y por muchas razones me fue muy satisfactorio dejarlo ir, pero ese puede no ser tu caso. Quizás tú aún lo amas y quieres luchar por tu relación; si es así, pues es justo que sepas reconocer los síntomas de que él está perdiendo el interes en ti y puedas luchar para recuperar su afecto.

Señales de que él está perdiendo interés en ti

Para hacer las cosas un poco más «prácticas», voy a explicar cada punto con un ejemplo sacado de mi propia experiencia.

Advertisement

1 Inventará excusas para no pasar tiempo contigo

Para su cumpleaños yo esperé que él quisiera pasar un rato conmigo ese día. Le había comprado un obsequio y por cuestiones de practicidad se lo entregué un día antes de la fecha. Cuando le pregunté si íbamos a pasar su cumpleaños juntos la respuesta es que ya había quedado con su una amiga para ir a un parque de atracciones. Por más que le  insistí en que dejara los planes con ella para otro día, se negó y me dejó plantada.

Esa no fue la única vez en que prefirió pasar tiempo con otras personas que conmigo. Siempre me hizo sentir que yo «no tenía una vida», solo por querer pasar tiempo con él.

2 No serás su prioridad

El primer ejemplo basta para dejar claro que yo no era y jamás fui su prioridad. Para él siempre había algo «más importante». Eso fue lo que más me hizo consciente de que él no era feliz conmigo y yo debía tener dignidad.

3 Las expresiones de afecto disminuyen

En un inicio, como en toda relación que está comenzando, él me invitaba a salir o me regalaba flores, me dejaba mensajes y otro tipo de cosas que de verdad me parecían muy bonitas. Con el tiempo los detalles dejaron de llegar, dejó de ser cariñoso y hasta amable conmigo.

4 Evitará tener discusiones contigo

Dicen que en cierta medida, las discusiones son sanas para una relación. Esto porque hacen que las parejas pongan «sobre la mesa» lo que les molesta, y les lleva a encontrar soluciones a los problemas y seguir adelante.

Advertisement

En mi caso, cuando había un problema, él simplemente se iba y me dejaba hablando sola; a un buen entendedor, pocas palabras. Y sí, en efecto sus acciones hablaban por él.

5 Se irritará por cualquier mínimo detalle

¡Uff! esto era el pan de cada día. Básicamente todo lo que hacía en el trabajo, yo lo hacía mal. Lo peor es que él era mi supervisor y no importaba cuánto me esforzara, siempre tenía un «pero»o algo que criticar, era horrible. Y ni se diga de la vida fuera del trabajo, era una locura.

6 Provocará que te enojes con él

Lo que finalmente llevó al fin de la relación fue su mal trato; mismo que según él yo provocaba por mi falta de esfuerzo en que las cosas mejoraran o mi falta de interés a amoldarme a su estilo de vida. Yo no soy una persona de tener mucha paciencia, así que las peleas no se hacían esperar y pues bueno, él se iba dejándome con la palabra en la boca.

7 Te rechazará

Este aspecto fue un tanto intermitente hasta que se hizo evidente. Rechazaba mi contacto, no quería que le abrazara o le tomara la mano, y pues fue simple, dejé de buscar su afecto.

¿Cómo revertir los efectos de esa pérdida de interés?

Puede ser que después de lo antes expuesto te digas : «¿Lo amo tanto para que después de tanta desidia quiera recuperar su cariño? Pues hay mujeres que dicen sí, se esfuerzan y lo logran. Y habemos otras menos perseverantes -como yo- que se cansan y se van.

Advertisement

Si tú eres de las primeras puedo decirte que hay formas de lograr ganar su interés de nuevo. Según Carrie Krawiec, terapeuta de parejas y familia de la Clínica Birmingham Maple en Troy, Michigan, la pareja debe tener tener claro qué es para ellos «tener tiempo de calidad mutuo». Ya definido esto, es muy importante que hagan de ese tiempo en pareja su prioridad.

Además de esto, Krawiec advierte que la pareja debe aprender a apreciar esos pequeños detalles y momentos amorosos que hacen que surja la pasión en ellos.

Otro punto importante, es que se busque la razón por la cual la pareja ya no desea pasar tiempo contigo. Sin embargo, es importante que también se sepan dar espacio y no ahogar al otro con la presencia para que tengan cosas diferentes de qué hablar al final del día.

La experta afirma que es importante para la pareja dar la cara a las discusiones o charlas pacíficas para ver el punto de vista del otro. Eso les ayudará a encontrar soluciones que les beneficien.

Para finalizar,me queda decir que todos esos casos pueden y van a funcionar muy bien si aún hay amor y deseo en ambas partes de la pareja. Como es claro, también se debe ser sensato cuando ya no hay afecto y se está «nadando solo contra la marea».

Advertisement

Hay que aprender a tener amor propio y dignidad. Si puedes luchar por tu relación y crees que todo va a dar frutos, no dejes de intentarlo, pero si por el contrario las cosas van de mal en peor, es mejor que te ames a ti misma y lo dejes ir, por tu propio bien.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.