¿Vivir felices para siempre? Hay algunos aspectos que no deben olvidar

El amor eterno puede ser posible, pero deben esforzarse.

Erika Patricia Otero

Desde hace un tiempo es muy extraño encontrar una pareja que permanezca junta por más de 10 años. En épocas de nuestros abuelos, era habitual que ellos se esmeraran por estar juntos toda su vida; pero el asunto es que ambos ponían de su parte para lograr esa meta.

Ahora bien, no es que las parejas no puedan convivir juntas por largo tiempo, solo que se acostumbraron a elegir el camino fácil, y en el matrimonio jamás las cosas serán simples.

Bueno, tampoco se trata de estar al lado de alguien con el que de verdad es complejo vivir, pero mientras las cosas puedan mejorarse o cambiar ¿por qué no hacerlo?

Pues bien, una relación que no va tan bien puede cambiar y fortalecerse si se pone empeño; pero las cosas pueden ir bien desde el principio. En cualquiera de los dos casos lo que deberías hacer es implementar los siguientes aspectos a tu relación de pareja:

1 Trátense con honestidad

La honestidad es vital en cualquier relación humana, aún más cuando se trata de un matrimonio. Ser honesto implica no solo ser transparente en el trato, sino además decir las cosas como se sienten y piensan pero con prudencia y respeto hacia el otro.

Advertisement

Cuando una pareja desarrolla la capacidad para tratarse con honestidad, se les hace más fácil confiar en el otro y no hay engaño entre quienes se tratan de esa manera.

2 Muestren interés genuino por el otro

Nada más ofensivo es que estés hablando con tu cónyuge y que él o ella no presten atención o interés en lo que dices.

Pero si a esto le añades el toque de conquistar a diario, una flor o un mensaje, un beso, tratar con amabilidad y valorar lo que el otro hace por ti, pues entonces solo debes esforzarte por hacer de esto tantas veces como sea posible para mostrar a tu amor que en serio le importas.

3 Implementen la comprensión y la empatía

Llegar a ponerse en los zapatos del otro es vital para saber cómo se siente tu pareja. Es muy útil ser capaz de «sentir» lo que tu amor siente en una situación determinada, y responder con compasión ante el dolor o sufrimiento del otro, le hace saber que puede contar contigo.

4 Apóyense

El apoyo comienza con la empatía. No se puede apoyar a alguien por quien no sentimos interés y afecto. El apoyo es vital para que sepan que en momentos de dificultad, enfermedad y problemas pueden contar con el otro para encontrar solución a los problemas y salir adelante de cualquier situación difícil que se les presente.

Advertisement

5 Sean leales

La lealtad es un compendio de dos valores: honestidad y sinceridad. Ambos hacen que la persona dueños de ellos sean leales.

Una persona que es leal no engaña a la persona que ama y procura evitarle dolor emocional por efectos de un engaño; es decir, es fiel a pesar de la situación por la que estén viviendo.

6 Sean pacientes

Ser paciente es un poco complejo, porque sentir ansiedad ante los problemas maritales puede ocurrir en cualquier momento.

La paciencia es la capacidad de esperar, soportar y buscar con fe, sin desesperarse ni renegar, la solución de los problemas matrimoniales de convivencia o de cualquier tipo, que afecten la relación amorosa.

Cuando la pareja es capaz de enfrentarse a sus dificultades con paciencia, ven ocurrir verdaderos milagros en su relación. Esto, a su vez ,los fortalece y ambos se vuelven más capaces de luchar por mantenerse unidos.

Advertisement

7 Confíen en el otro

La confianza se gana con esfuerzo. Se hace más fácil confiar en el otro, cuando este se ha mostrado amable, leal y honesto ante su pareja.

Confiar les permite libertad, misma que es respetada porque se sabe que tienen en sus manos el amor, cuidado y protección del amor que el otro siente por ustedes.

8 Sean Bondadosos

Ser bueno es una condición natural de muchos seres humanos. La bondad va de la mano con el servicio. Cuando una pareja es bondadosa es capaz de sacrificarse por quien ama o aprecia y no le duele hacer esa entrega de su propia persona en beneficio de los demás. Además, la bondad va de la mano con un ánimo agradable y jovial que hace amena la convivencia diaria de la pareja.

9 Ámense

Parece ser algo obvio; sin embargo, amar es mucho más que mantener la llama de la pasión viva a diario. Amarse es un compendio de todos las anteriores puntos. Quien ama se sacrifica, es leal, sirve, comprende, entiende, da muestras de afecto, respeta, se esfuerza, es bueno y tiene fe en el otro.

Amar es un «toma y da» que surge sin esperar nada a cambio. Pero algo importante que la pareja debe tener en cuenta es que no debe esperar que el amor sea como el enamoramiento.

Advertisement

El amor, en la medida que pasa el tiempo se va transformando y moldeando a la situación de la pareja. ¡Claro! también hay deseo y atracción, pero no como al inicio de la relación, sino que aunque sigue estando presente, ya no es lo más básico, pues pasa a ser un complemento de la unión.

Esta es la gran diferencia entre los matrimonios de antaño con las relaciones maritales actuales. Estos aspectos eran los que hacían que, a pesar de los inconvenientes que se presentaran, las parejas  se esforzaban por estar unidos a favor de ellos y de sus hijos.

Te deseo lo mejor.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.