15 cosas que debes hacer antes de cumplir los 30 años

La vida hay que vivirla a pleno. ¿Cuáles de todos estos puntos ya has cumplido?

Fernanda Gonzalez Casafús

Nunca me planteé tanto el valor de la vida como ahora, que ya he pasado mis treinta y pico. En un abrir y cerrar de ojos la vida me encontró reunida junto a mi familia, como tanto deseé. Encontrándome en el primer tercio de mi vida, me siento satisfecha, aunque me faltan muchas cosas por hacer.

Los sueños y las metas a cumplir son aquel motor que nos impulsa día a día a pensar en grande, a salir a la calle y buscar eso que nos espera. Cuando somos muy jóvenes no pensamos demasiado, solo vamos y hacemos, actuamos.

Pero cuando de repente cumples 25, 26, 27, y los años se escurren como agua entre los dedos, comienzas a plantearte un montón de cosas ¿Qué hice hasta aquí? ¿Cuántas de todas las cosas que quise hacer logré?

Es bueno hacer una mirada introspectiva en algún momento de nuestras vidas, pues nos deja reflexionar acerca de nuestra capacidad y voluntad para lograr los cometidos. Para todo hay un tiempo en la vida. Y aunque ciertamente puedas casarte a los 50, subir por primera vez a un avión a los 60, o terminar una carrera a los 40, hay muchas cosas que se aprovechan mejor si se hacen en la etapa donde todos nuestros sentidos están bien despiertos.

No hay una regla que diga que hay ciertas cosas que debas hacer antes de los 30, y voy a ser redundante en decir que muchas de ellas puedes hacerlas en cualquier otra etapa de tu vida. Pero los 30 años es la etapa “media” de nuestra vida. No somos muy jóvenes, ni muy “viejos”. Tenemos esa mezcla de jovialidad y madurez que es excelente para aprovechar al máximo las mejores y más fuertes experiencias en la vida.

Advertisement

Esta es mi lista, y quiero compartirla contigo.

1 Viajar

Sin dudas es el consejo número uno. Viajar es un excelente plan en cualquier momento de la vida, claro. Pero cuando viajamos solos, o con amigos, antes de casarnos y tener hijos, las experiencias adquiridas serán sumamente enriquecedoras. De aventura, de lujo o de exploración, un viaje nos alimenta el alma, y nos hace ver el mundo de una manera distinta. Y esta es una poderosa herramienta para enfrentar la vida adulta.

2 Hacer muchos amigos, conocer gente nueva

Llegar a los 30 y contar con un buen puñado de amigos no tiene precio. La juventud es el mejor momento para conocer gente nueva, relacionarse y concretar relaciones que durarán por siempre. Podemos hacer amigos toda la vida, pero ciertamente si llegas a la treintena rodeado de amigos serás sumamente dichoso.

3 Aprender a cocinar

No siempre pensamos en aprender a cocinar cuando es mamá la que nos deleita con sus platillos llenos de sabor y cariño. Pero luego, te vas a vivir sola o solo y te encuentras con que tu comida gourmet de todos los días es salchichas con puré. No pierdas la oportunidad, y aprende a cocinar, ahora que tienes tiempo, ganas y optimismo.

Advertisement

4 Aprender los quehaceres del hogar

Punto fundamental si quieres mantener tu nuevo hogar en orden. Observa a quienes saben y aprende de ellos. Lo necesitarás para tu vida de familia. Seas hombre o mujer, no hay diferencia; saber hacer los quehaceres domésticos es algo que cualquier adulto debe aprender con rigurosidad.

5 Ir a un concierto

La adrenalina que se siente en un concierto es única. Experimentar esto de la mano de amigos será inolvidable, pues ahora tienes todo el tiempo y la disposición para hacerlo, así como para trasladarte y seguir a tu banda favorita.

6 Ahorrar dinero

Si no lo haces a tiempo, te arrepentirás. Claro que antes de los 30 vislumbras toda la vida por delante y se hace difícil pensar en el futuro. Sin embargo, es un buen momento para comenzar a hacer planes financieros.

7 Estudiar

Es sabido que el mejor momento para estudiar y terminar una carrera universitaria es cuando aún no tienes una familia a tu cargo. Ciertamente hay muchos padres y madres de familia que lo han logrado, pero es mucho más costoso. Por eso, antes de cumplir los 30, lo mejor es estudiar todo lo que puedas.

8 Tener un buen trabajo

No siempre es ley del azar. A veces tener un buen trabajo depende de uno, de la constancia y el esfuerzo que se pongan. Esmérate para conseguir aquel trabajo que te hará crecer profesional y económicamente, para poder disfrutar al máximo los siguientes lustros.

Advertisement

9 Conocerte en profundidad

Paradójicamente, a veces llegamos a nuestra vida adulta sin conocernos en profundidad. Hacerlo requiere de una mirada introspectiva y aceptación absolutas. Perdónate por los errores, acepta quien eres y construye con ello la persona que deseas ser.

10 Aprender a meditar

La meditación es una buena herramienta para afrontar el estrés de la vida adulta. Luego de los 30, cuando las responsabilidades aprietan, la meditación puede ser ese cable a tierra que necesitamos. Rodéate de buenos maestros o lee un buen libro acerca de la meditación y encontrarás la paz que muchas veces necesitas.

11 Experimentar el voluntariado

Ser voluntario por una buena causa es sencillamente enriquecedor. Nos abre nuevos caminos y nos da una nueva visión de las cosas. Un orfanato, un hogar de ancianos o hacer caridad con las personas de tu barrio, son experiencias que alimentarán tu espíritu y te llevarán a una madurez emocional increíble.

12 Hacer un deporte extremo

¡Anímate!, la sensación es fantástica. La juventud es la época en la vida en la que no tenemos miedo a nada y disfrutamos al máximo las experiencias extremas. Lo guardarás en en tu mente para recordarte cada vez que necesites lo valiente y osado que puedes ser.

Advertisement

13 Encontrar tu alma gemela

No necesariamente tiene que ser un amor romántico. Tu alma gemela puede ser aquella persona que tiene una misión en tu vida, y con quien te sientes muy a gusto. Aquella que te ayuda  a mejorar como persona, y con la que puedes contar.

14 Leer mucho

Leer nunca será tiempo perdido. Lee todo lo que puedas. Empápate de historias que llenen tu imaginación y alimenten tu sabiduría. Acumula conocimiento, pues luego no siempre tendrás tiempo de sentarte a leer una tarde entera bajo la sombra de un árbol. ¿Qué libro leerás hoy?

15 Tener hijos

Este es un punto muy personal. Ser padres jóvenes tiene muchas ventajas, y una de ellas es que cuentas con toda la jovialidad, paciencia y fuerzas para encargarte de lo que implica criar niños pequeños.

¿Qué otras cosas agregarías a tu lista?

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda es argentina y mamá de dos. Licenciada en Periodismo, especialista en Redacción Digital y Community Managment. Editora de contenidos y redactora en Familias.com. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.